miércoles, 9 de junio de 2010

Confesión

Debo confesar que soy un plagiador. Todas las estupideces que escribo se las copio a Gilípides de Río, un escritor del siglo XXV. Incluida ésta que estáis leyendo ahora mismo. Esto es muy original, aunque parezca que no. Se me ocurrió cuando me di cuenta de que a los escritores del pasado ya los había copiado todo el mundo, estaba la cosa demasiado trillada. Y entonces, eureka, lo vi claro, coño, el futuro, el futuro es un filón. A esos todavía no les ha copiado nadie. Y no te pueden denunciar, porque todavía no han nacido. Así que me dije, manos a la obra, y todo eso. La verdad es que, ya puestos, podía haber escogido un escritor un poco menos penoso, pero es que los buenos usan palabras largas y raras, y eso me fatiga mucho al copiar.


Ya veis, sin embargo, que la cosa no es tan sencilla. Como sabe que le copiaré cualquier cosa, porque soy muy vago para ponerme a buscar, Gilípides ha escrito esta “Confesión” para que la copie y así hacerme confesar. Eso me pasa por copión. No puedo evitarlo.

8 comentarios:

la stessa ma altra dijo...

y qué le puedo decir yo, que soy una ladrona confesa...

jesus dijo...

ni asi logras epatar. ya lo sabia. lo que pasa es que te he tomado cariño y miro para otro lado (concretamente al escote de la rubia de las tetas grandes).

Ralph dijo...

Es lo que tiene, esta gente a pesar de no haber nacido tienen una mala leche, debe ser por la crisis que le estamos dejando je je je. Saludos.

Armando dijo...

Buen detalle el de tus dedos,4+4 dicen mucho de tu destreza, Troglo. De haber sido un piano hubiera pensado en una portada de Eldar. Como decían los copistas del monasterio, "dedos que trabajan y cansan todo el cuerpo. si alguno se lleva este post, que lo pague con la muerte, que se fría en una sartén, que lo ataquen la epilepsia y las fiebres; que lo descoyunten en la rueda y lo cuelguen.

Saludos

ESTHER dijo...

oye, chaval, a veces escribes cosas muy raras. ja ja ja ja pues no sé qué comentar. Muy mal por copiar a Gilípidez de Río. No hay nada como ser uno mismo, ya te lo decían Simone de Beauvoir y Jean-Paul Sartre. Construir tu propio yo. je je je je


saludos y besos.

Dr. Krapp dijo...

Optimista que eres. El futuro será un tebeo, un comic y se perderá el negro sobre blanco que quedará reservada para las teclas del piano.
Gilipides de Río es un sabio chamán de la Grecia antigua, viejos tiempos de la Acracia, que le gustaba hacer textos futuristas y dar el pego.

Hector Aguilera S. dijo...

Pero Troglo, tu no necesitas copiarle a nadie, con tu imaginación, tu creatividad, con la infaltable ayuda de Puto Bocazas y unas cubatas,eres capaz de contarnos cualquier historia, mejores que la del Gilipolla ese. (perdón Gilipides)
Un cordial saludo

Troglo Jones dijo...

Saludos per tutti:

Myriam, qué me dices, quién lo iba a pensar. ¿Has pensado en dedicarte a la banca? Es el futuro.

Jesús, ¿qué rubia dices? Esas cosas se avisan. Cuidado, Gilípides puede acusarte de cómplice.

Ralph, no la van a pagar ni en diez eras terciarias, je, je. Yo creo que nos van a borrar de la historia, y asunto arreglado. El siglo XX y XXI, como si no hubieran existido, y a otra cosa. Son un fraude de ley.

Armando, eso del CTRL C, X y V es el arpegio que mejor dominamos, je, je. Mira que eran brutos los copistas, y eso que eran frailes.

Esther, sois vosotros los que leeis cosas raras, no yo que las escribo. O, en todo caso, las escribirá Gilípides. Lo malo de construir tu propio yo es que te salga torcido, je, je.

¿Un cómic, Doc? Lo dudo, el cómic se extinguirá tanto como el libro. Y quizá también el piano, porque no hace chunda. Um, así que Gilípides es del pasado y finge ser del futuro. Luego al final, me ha estado plagiando él desde el pasado para que luego yo me creyera que le plagiaba en el futuro. Entonces, ¿me he plagiado a mí mismo? Eso sí que es ser cutre.

Gracias, Héctor. ¿Por qué será que las musas siempre se esconden en el fondo de un cubata? Ya que me lo recuerdas, voy a ver si pesco alguna, je, je.

Abrazos a todos.