miércoles, 19 de marzo de 2008

Los garrafonautas

Bueno, pues sí, esto es lo que estoy viendo ahora mismo. Cualquiera que tenga un poco de cultura general sabrá que eso de arriba es Lincoln, Nebraska, en 1942. ¿Que qué pinto en Lincoln, Nebraska en 1942? Bueno, alguno ya habrá sospechado que he sufrido un desplazamiento espaciotemporal. Ya sabéis que cuando te tomas entre 60 y 70 cubatas de garrafa, sufres un desplazamiento que puedes aparecer en cualquier lugar y en cualquier época. Pero ahora lo hemos perfeccionado.

Veréis, mi loro, Puto Bocazas, ha inventado una máquina que ha bautizado como Garrafoneitor. Consiste en una especie de silla de peluquero, donde se coloca al garrafonauta, que en este caso soy yo. Se le aplica un tubo a la boca, que le dispara 60 cubatas de garrafón en 0,3 segundos, ni uno más ni uno menos, provocando el desplazamiento. Pero la cosa va más allá. Para fijar el lugar, Puto Bocazas ha descubierto que basta con escribir las coordenadas en un papel e introducírtelo por la oreja izquierda. Para fijar la fecha, resulta que basta con coger un calendario del año en cuestión, en este caso 1942, y metértelo por la oreja derecha. Es un poco incómodo, pero funciona.

¿Y por qué Lincoln, Nebraska, 1942? Bueno, ya sabéis que estamos buscando la manera de dominar el universo. Y hemos descubierto que los indios crow, que andaban por aquí, tenían una hierba alucinógena, que llamaban Peyote Bustamante, y que sólo crecía en el sobaco del coyote del jefe de la tribu. Lo que pasa es que, si te tomas esta hierba, te conviertes inmediatamente en una oveja. Bueno, no te conviertes de verdad, es una alucinación, pero a ti te lo parece, y los demás también te parecen ovejas. Así que planeamos echar esta hierba en los depósitos de agua, y cuando la gente se convierta en ovejas, tendrán que venir desesperados a que les demos el antídoto, porque ser una oveja es aburridísimo, por lo visto. El antídoto consiste en arrearles un cachiporrazo en plena cresta, pero tiene que ser con la fuerza justa, porque si no, se quedan oveja para siempre. Para esto, Puto Bocazas ha diseñado el Cachiporreitor, sistema que atiza cachiporrazos en la cresta con los kilopondios necesarios para sacarte del trance. Esto deja a la humanidad en nuestras manos, porque podemos convertiros en ovejas a voluntad, y sólo nosotros podemos desovejaros. Así que tendréis que ser nuestros esclavos y todo eso.

El plan no está mal, pero el Puto Bocazas todo lo ve muy fácil. “Pues cuando llegues a Linconln, Nebraska” – me dice – “buscas un hechicero crow jubilado y le sacas a leches el secreto del Peyote Bustamante”. ¡Nos ha jodido! Ahora ponte a buscar hechiceros crow. ¿Cómo lo haríais? Yo me he metido en un bar, he pedido las Páginas Amarilllas, y he buscado “Asociación de Jubilados y Pensionistas de los Hechiceros Crow”, he apuntado la dirección, y me voy para allá. ¿A qué nunca se os hubiera ocurrido? Por eso yo voy a dominar el universo, y vosotros no.

La Asociación es un lugar bastante deprimente, donde hay un montón de hechiceros crow viejísimos jugando al dominó. Y allí al fondo hay uno sentado en una mecedora, con pinta de tener 200 años y sonrisa de listillo. Sospechoso. Así que me acerco, y con la sutileza y poder de persuasión que me caracteriza le digo:

- ¡Dame ahora mismo el Peyote Bustamante, cabroncete! – y al tiempo le agarro salvajemente del pescuezo, estrangulándole un poco.
- ¡Arrrghhh! – dice él.
- ¡Que me lo des! – y aprieto más. Y, a resultas del apretón, expulsa a presión por la oreja un tubito de cristal que contiene unas hierbas. ¡Lo tengo! ¿Cuánto hará que lo tenía escondido ahí?

Así que agarro el tubito y salgo por pies. El problema es que parece que he causado cierto revuelo, y me van persiguiendo todos los hechiceros que, aunque son viejos, corren lo suyo. Mientras corro, me zampo el Pildorrafón, una pastilla que ha inventado Puto Bocazas de 60 cubatas de garrafa concentrados, y que te devuelve al punto espaciotemporal de partida. Y cuando me la acabo de tragar, uno de los vejetes me lanza un hacha de guerra, y si no me agacho, me cepilla. Lo malo que al agacharme se me cae el tubo y…

¡Flop! Estoy en casa. Y tengo al lado a Puto Bocazas, que todo ansioso me dice:

- ¿Lo tienes? ¿Lo tienes? ¿Lo tienes?
- Bueno, casi, lo tenía…
- ¡Joder, Troglo! ¡No me jodas! ¡No me digas que lo has perdido!
- Es que se me cayó en el último momento.
- ¡La hostia, qué oportunidad perdida! ¡Nunca serás nada en la vida, so patán, ya lo decía tu madre! ¡Ponte un momento en el Cachiporreitor, que quiero probar una cosa! ¡Grrrrr! ¡Grrrr!
- ¡Bueno, bueno, que no era tan fácil, coño! ¡A ti habría que haberte visto mientras me tiraban hachas de guerra cuando cruzaba el puente!
- ¿El puente? ¿Me estás diciendo que el Peyote Bustamante se te cayó al río?
- Pues creo que sí.
- ¡Ay, qué sospecha más mala tengo! ¡Lo mismo esa agua la usaron para beber! ¡Saca esos billetes de dólar que tienes guardados de recuerdo, corre!
- ¡Ya voy! ¿Pero qué te pasa? Aquí están. ¡Uy, coño! ¡Si en vez de la cara de Washington hay la de una oveja! ¡Y pone “One Ovejólar”!
- ¡La madre que te trajo, Troglo, eres un manazas! ¡Has cambiado la historia! Ahora seguro que ha desaparecido el jazz, porque las ovejas ya me dirás que jazz van a hacer.
- Bueno, Manolo Garcia…
- ¿Otra vez el chistecito de Manolo García? ¡Rayos! ¿Ves? ¡Están desapareciendo todos los discos!
- ¡Horror! ¿Y no tiene arreglo?
- Claro que tiene, porque tu imbecilidad es un factor que he calculado en mis ecuaciones. Sólo tengo que pulsar el “Reset” del Garrafoneitor, y ya está.
- ¿Con resetear el Garrafoneitor se deshace lo hecho? ¡Anda, es verdad, vuelve a salir George Washington! ¡Y los discos están volviendo! ¡Uf, qué alivio!
- ¡Grrr! ¡Otro plan a tomar por culo! A ver ahora que nos inventamos para conquistar el universo.
- Tranqui, Puto Bocazas, no pasa nada, ya inventaremos otra cosa. Venga, relájate.
- ¡Ya, ya, qué fácil es decirlo, con lo que he currado! ¿Pero qué…? ¡Ay, ja, ja, ja, no me hagas cosquillas!
- Vengaaaa. ¿Quieres que te cante “Night and day” suavecito, que sé que te gusta?
- ¡Je, je! ¡No, Troglo, que ya sabes lo tonto que me pongo con esa canción!
- ♪♪ Night and daayyyyy,…youu are the onnnee….♪♪
- ¡Prrrrrrrrrrrrtttttttttt! ¡Mmmmmmmmmm!

PD: Y es que, en el fondo, es un tierno. Por cierto, la foto es de John Vachon, está libre de restricciones de derechos de autor y, sí, es Lincoln, Nebraska, en 1942.
Feliz Semana Santa a everybody. Seguiremos perpetrando disparates.

15 comentarios:

Erradizo dijo...

¡jojojojo, que me troncho!. Que gran historia señor Troglo, pero no me joda, tenga cuidado con esos desplazamientos no nos haga desaparecer el Jazz. El botón de reset no es una excusa ¡imagínese que lo hubiera programado yo!, estaríamos perdidos...

Afortunadamente Puto Bocazas es un genio comparable a Cerebro, de Pinky y Cerebro, aquellos que querían conquistar todas las noches el mundo.

Hágame caso y la próxima vez que pueda traiga un poco de ese Lophophora williamsii (peyote), si lo vende tendrá una buena fuente de inversión para subvencionar la conquista del universo. Yo se lo compro.

Abrazos

Mamen dijo...

Jajaja, buenísimo. Me he reído un rato, sobre todo con lo de Manolo García. Pobre Manolín, claro, como ya es una oveja de por sí pues no hay problema en que sus discos desaparezcan ¿no?. Es usted un bisssho muy malooooo señor Troglo.
P. Bocazas cada vez me recuerda más a Ku-ñao, algo tiene ¿eh? Son ambos unos dominantes.
Pues nada, pasadlo bien estos días. Yo ya estoy en casita, jejeje.

Mamen dijo...

¡Ah! La foto muy bonita, me encantan esos coches antiguos.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Sr.Erradizo, es lo que tienen los frikazos tecnológicos y consultoriles, que siempre meten la pata. Menos mal que tengo al loro. Cuando traiga un alijo de peyote, le aviso.

Hola, Mamen. Sí, Puto Bocazas debe tener algo de mandarín, sobre todo cuando se pone amarillento de ira. Voy a dejar a Manolo, que le pitan los oidos. Yo estoy en la oficina, grrrr, pero para lo que hago...

Para los interesados, ahí va un enlace con fotos en color de los 40: http://www.flickr.com/photos/library_of_congress/sets/72157603671370361/

Besos.

ecidonchajazz dijo...

Hola troglo,

Garrafoneitor, peyote bustamante, cachiporreitor, kilopondios, pildorrafón, ovejas?, uhm uhm, qué interesante. Lo anoto todo.

La foto es fantástica.

bss

Troglo Jones dijo...

Hola, amiga Esther:

¿Significa esto que vas a iniciar por tu cuenta la conquista del universo? Tendrás que ponerte a la cola, nosotros estábamos antes.

A ver si un día recupero alguna foto del Caribe y os la enseño.

Besos.

ecidonchajazz dijo...

hola troglo, has visto que Millass Blog Jazz nos ha dedicado un post? Échale un vistazo, te va a gustar.

bss

Mr Blogger dijo...

¡Buenaaaas! Tengo la teoría de que si sustituyes los 60 cubatas por dosis adecuadas de cualquier combinado alcoholico puedes llegar a obtener el mismo efecto pero en dimensiones paralelas. Es decir, que se puede conquistar varios mundos en dimensiones diferentes con distintas versiones del garrafoneitor. El problema es que al ser otras dimensiones, lo que operes en ellas no afecta a la dimensión actual, pero tener un mundo paralelo conquistado por ti también tiene su aquello...

Troglo Jones dijo...

Hola:

Esther, gracias por el soplo, ya he visto el post y me ha gustado mucho. Le he dejado un comentario. Oye, y dale unos consejos de fotografía a Sebastián, de Sopa de Hielo, que yo creo que hace las fotos con carboncillo.

Mr.Blogger, pues eso hay que probarlo. A ver si encuentro otra dimensión donde no haya consultores ni mandarines, aunque sea mezclando licor 43 con gaseosa. Esta noche habló con P.B.

Abrazos diversos.

ecidonchajazz dijo...

hola troglo, qué risa acabo de ver las fotos de sebastián, qué gracioso comentario le has hecho al respecto, eres un cachondo. Así valoras más mis fotos je je je y te das cuenta que no es fácil.

+++++bssssssss

Troglo Jones dijo...

Je, je, espero que no se mosquee por vacilarle un poco.

Me consta que no es fácil, Esther, y ya lo creo que las valoro. Ahora, con las cámaras digitales, es difícil que una foto te salga muy mal, pero hablo de las fotos de la boda de tu primo, o las que haces en el viaje a Brazatortas. Lo tuyo es otra liga, ya es arte.

Besos.

ecidonchajazz dijo...

No creas que con las nuevas cámaras digitales se hacen mejores fotos.... pero bueno..

Oye, no estarás pensando en hacerte editor, ahora que cambias de profesión?

bssss

Troglo Jones dijo...

Je, je, no, de momento no soy editor, aunque no te creas que me disgusta. De todas formas, hay que buscar la forma de que publiques un libro con las fotos. Así que a pensar todos.

No, si con las cámaras no digo que se hacen mejores fotos, sino que para los inútiles como yo son mucho más fáciles, ya no te salen las fotos movidas, ni nada.

Bueno, vamos a cerrar el kiosko por hoy. No sé si podré conectarme hasta el lunes, aunque intentaré. Feliz Semana Santa, una vez más.

Sebastián dijo...

Dile a tu loro que el Garrafoneitor ya estaba inventado. ¿Cómo si no iba yo a hacer las fotos que hago? ¿O es que Puto Bocazas me dió un cachiporrazo?

Tienes razón: mis fotos son carboncillos; pero es que mi máquina va a vapor.

¡Ya me pasaré más tranquilamente por aquí para ponerte a sopa!

¡Feliz Semana Santa, Boris Vian de los Blogs!

Troglo Jones dijo...

Hombre, Sebastián:

Pues se acabó la Semana Santa. Iba a escribir hasta una historia para buscar una explicación racional a lo de las fotos, ya veremos, je, je. Todo se andará.

Encantado de que me vaciles un rato cuando tengas tiempo. Gracias por lo de Boris Vian.