lunes, 10 de marzo de 2008

Lunes

¡Bueno, bueno! La de cosas que hay que contar. Pues resulta que, pero espera un momento, el teclado del ordenador de esta oficina tiene un aspecto comodísimo. Solo voy a apoyar la cabeza un momentito

ajgh08oaihopiuwhghajjgalkjglkjdljvlkajlkgjlkkjahlñhbfljhvlñjahouhgreoyfopuwahobhoiauuophvdoñjawlkdfpilujaoñuhboiwrghopihawpi`brjhopakkhr`pouipoa+igkpo+aj+pwrijupoiagwjpejfpoawebpib pni bvpibriojb+pn pi awejgpo+wiro+awop+iaajksjkfljal zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz!!!!

¿Eh? ¿Uh? ¡Oooouuuuaaaah! (bostezako). Bueno, parece que me he quedado un poco traspuesto y, por supuesto, se me ha olvidado lo que quería contar. Una cosa que quería advertiros es que os paséis por El Corte Inglés, porque han puesto mogollón de discos de jazz a 6,95. Están, por ejemplo, de Lee Morgan, "The Sidewinder" y "The Rumproller", el "Open Sesame" de Freddie Hubbard, "Soul Station" de Hank Mobley, varios de Blakey con los Messengers, Horace Silver, Ornette Coleman, el "Outward Bound" de Eric Dolphy, un par de Donald Byrd, el fenomenal "Brilliant Corners" de Thelonius. La verdad que hay muchos. No digáis que no os avisé.


Este fin de semana también he visto un reportaje que se llama "Jesus Camp", un poco coñazo, pero escalofriante al respecto de fundamentalismos cristianos. Vaya tela.


Y, a riesgo de que me llaméis frikazo, he revisitado también este fin de semana una película que me encanta, “La sal de la tierra” (1954), del legendario Herbert Biberman, uno de los “Diez de Hollywood” que fue entrullado por el senador McCarthy por rojeras y por negarse a contestar las preguntas del Comité de Actividades Antiamericanas. Ni corto ni perezoso, con la Caza de Brujas aún en marcha, se piró a Nuevo Méjico y, con la financiación del Sindicato Minero y con actores que eran en su mayoría mineros reales y algunos profesionales incluidos en la Lista Negra, hizo una película sobre lucha obrera que sacó los colores al mundo. Por supuesto, le jodieron todo lo posible para que no pudiera hacerla. Llegando a que la actriz principal, la mejicana Rosaura Revueltas, fue deportada, y entró clandestinamente en los Estados Unidos para rodar las tomas que faltaban.

Lo que más me gusta de la película es la valentía a la hora de tratar todos los temas, parece increíble que esté hecha hace más de cincuenta años. Es una película que habla de dignidad. Un amigo mío diría que es una película “de cojones”. Pero no. Es de “cojones”, pero sobre todo de “ovarios”. Porque se enfrenta a un fantasma al que pocos osaban, a algo que solía pasarse por alto cuando se hablaba de igualdad: el machismo descomunal. Mucha dignidad al luchar para que no se te discrimine por tu raza o por tu clase pero,¿has mirado en tu casa? ¿Te atreves a pedir dignidad para ti y se la niegas a tu mujer? En fin, lo mejor es verla.

¡Qué cosas! Esta es una película cuyo estreno se prohibió en Estados Unidos (estuvo prohibida hasta 1965). Y, hoy, una copia está en el Archivo Nacional de la Biblioteca del Congreso, como una de las 100 películas de la historia que merecen ser preservadas para la posteridad. ¡Cosas veredes, amigo McCarthy!


Ya sé que debo una historia de los mandarines, a ver si mañana la puedo subir.


Oye, y enhorabuena por la victoria de Rajotero. ¿O era Zapajoy? ¡Qué duda!

8 comentarios:

millass dijo...

Je, je. Además de recomendar y no perder ripio, terminas con ironía.

Troglo Jones dijo...

Saludos, Millass. ¿Te acabas de levantar, je, je?

Oye, me has mandado una cosa pero no soy capaz de ver la imagen. Descríbemela, por lo menos.

Un abrazo.

una vez más, la ignorante Mamen dijo...

Hummmmm....¿La sal de la tierra?. Parece interesante. Voy a apuntar.

Feliz lunes post-electoral señor Troglo.

Troglo Jones dijo...

¿Por qué te llamas ignorante? ¡Muy mal!

Es una peli muy interesante. A veces pienso que no hemos avanzado mucho desde entonces.

El único consuelo es que ya ha acabado la campaña. Feliz día para ti también, Mamen.

Félix dijo...

El señor Jones tiene razón. Hay cosas que no han cambiado demasiado(salvo si escuchas a los políticos de turno, que sólo ven solidaridades e igualdades por las calles) y en cuanto a McCarthy, creo que es de los que si levantaran la cabeza seguirían viendo las cosas del mismo color, de los que no asimilan el correr (en positivo) de los tiempos. Bueno, qué vamos a decir de él, uno menos.

Gracias por el soplo del Corte Inglés. Es un sitio donde odio comprar discos porque los ponen a precios tremendos, pero haremos un esfuerzo.

Thanx again. Salutti.

Troglo Jones dijo...

Saludos, Félix:

Sí, algunos nunca escarmientan, aquí tengo unos cuantos. Y se morirán creyendo que tienen toda la razón siempre.

Luego dicen que la peña no compra discos. Como es cultura, son baratos.

Un abrazo.

millass dijo...

Nada Troglo, son cosas del gmail lo de que no se vea la foto del Miles Davis. Nada nuevo para tí porque ya habías visto el post.
Por cierto, gracias por tu comentario. Te contesté.

Estoy en casa de un amigo leyendo el post de ... Camarillo. Le encontré con cara de empanada poselectoral y le dije: ¡Anda, anda! Apaga la tele que tu lo que necesistas es reirte un poco. Creo que hoy soñará con el Janfri Bogar y no con Zapajoy.

Troglo Jones dijo...

Ah, bueno, el careto de Miles ya lo tengo visto. De nada, es un placer pasarse por tu blog.

Dile a tu amigo que, si vuelve a soñar con Zapajoy, lo mejor son 60 ó 70 cubatas de garrafón en vena.

Un abrazo.