domingo, 6 de julio de 2008

Duda metódica

- ¡Puto Bocazas! – le dije a mi loro, llamado Puto Bocazas en honor a su verborrea – Esta encuesta dice que los extremeños son los más satisfechos con su trabajo.
- ¿Cómo? ¿Hay gente que está trabajando y está satisfecha? ¡Esto es una contradicción en los términos, Troglo! ¿Están chiflados esos extremeños?
- Supongo que lo normal. Pero tienes razón, resulta un poco raro eso de que estén trabajando y estén satisfechos. Yo estoy satisfecho cuando no trabajo.
- ¿Y quienes son los menos satisfechos?
- Los madrileños, por lo visto.
- ¡Hum! Aquí se plantea un dilema filosófico. ¿Son más sabios los madrileños, por reconocer que trabajar es un coñazo? ¿O lo son los extremeños, que son felices a pesar de currar? Esto requiere la opinión de un experto. Llama a Kafka.
- ¡Kafkaa! ¡KAAFKAAA!
- ¡La madre que os parió! ¿Qué pasa ahora? – dice Kafka, que estaba sobando y que parece un escarabajo enorme - ¿No sabéis que cada vez que me despierto estoy convertido en un monstruoso insecto? ¡Grrr, a mí me gustaría veros así!
- Calla ya, plasta – le digo – Qué te pasas el día sobando, y además no haces más que roncar, coño.
- ¡Yo no ronco! Lo que pasa es que hago ruido con las alas, como los grillos.
- Bueno, ¡basta de rollos! – salta Puto Bocazas – A ver, tenemos una duda metódica. Aquí dice que los extremeños son los más satisfechos con su trabajo, y los madrileños los menos. ¿Quién está más chiflado, los extremeños por gustarles trabajar, o los madrileños por trabajar encima a disgusto?
- Difícil cuestión, pardiez – dice Kafka – Comprendo que uno pueda estar más o menos satisfecho con su vida sexual, pero con el trabajo me cuadra menos. ¿La encuesta quiere decir “más satisfecho” o “menos jodio”?
- Aquí dice “más satisfecho”, pero yo creo que, leyendo entre líneas es “menos jodio” – dice el loro.
- Pues entonces, vale. – suelta Kafka-.Es como si yo te pregunto de qué manera estarás más satisfecho, con una pierna rota o con las dos. Dirás que con una, pero eso no significa que te guste. Así que, por la propiedad transitiva, madrileños y extremeños están igual de chiflados. Problema resuelto. ¿Me puedo volver al sobre?
- Oye, ¿y por qué no te vas a tu casa, hablando de todo un poco? – le digo yo.
- ¡Puf! Es una historia muy larga, mañana te la cuento.

Hay que ver qué jeta tienen los escritores checos, macho. Y esto de las encuestas es un cachondeo, a mí nunca me preguntan nada. Aunque es verdad que no soy extremeño.

30 comentarios:

Mr Blogger dijo...

Pero eso es hasta cierto punto como decir que los trabajadores negros de la norteamérica profunda del siglo XIX estaban más satisfechos con su trabajo si les dejaban cantar...

Mr Blogger dijo...

Me refiero a los esclavos, y a las raíces de la música negra... aunque supongo que fallo con las fechas, como siempre.

Troglo Jones dijo...

Así es la cosa, Mr.Blogger, el ejemplo me vale perfectamente. De todas formas, trabajadores y esclavos son palabras sinagogas.

Las fechas yo creo que están bien, aunque empezara la cosa antes. La guerra civil americana no empezó hasta 1861.

Saludos.

soybecaria dijo...

Pues yo me considero muy satisfecha/poco jodida con mi actual trabajo ¡y soy madrileña! Ay, diox mío, que ya me he vuelto a cargar otra estadística. ¡Que no, que me sueltes, que yo no he apretado el botón rojo ése que había al lado del ordenador que procesaba los datos de la encuesta!

¿Será que soy medio extremeña por parte de madre? Uf, esto no lo arregla ni Kafka.

Ralph dijo...

Tengo la solución al problema, seguro que a todos los extremeños que le preguntaron eran funcionarios, mientras que a los madrileños que les preguntaron eran todos victimas de un contrato temporal.

Troglo Jones dijo...

¿Es esto posible, Becaria? ¿Estás satisfecha con tu curro siendo madrileña y becaria? Lo tuyo es un caso clínico, se me acaba de desmayar el loro. A ver si nos mandas un jamón extremeño para que se le pase.

No sé, Ralph, yo creo que es mejor un contrato temporal, porque por lo menos sabes que se va a acabar. Fíjate lo siniestras que son las palabras "contrato indefinido". "Indefinido", tío. Es como decir "cadena perpetua", o "por lo siglos de los siglos". Está usted aquí para siempre. En fin, como decía aquel, el trabajo es una castración de la capacidad.

Saludos varios.

Mamen dijo...

A Becaria le gusta trabajar sea donde sea Troglo. Es una chica de las que no hay.

Oye la próxima vez que veáis a Kafka dile que seguro seguro ya me leo su "Metamorfosis", que la tengo en el ordenador hace años y aun no la he cogido.

Por cierto, que las encuestas no valen absolutamente para nada, te lo digo yo que me han hecho unas cuantas, es que te obligan a responder cosas tan absurdas que tienes que escoger Sí o Sí, y no hay más webos. Con lo cual el resultado es totalmente falso. Yo creo que te van guiando para que te salga lo que a ellos les da la gana.

Besos!

soybecaria dijo...

Eso no es verdad, Mamen. Este es el primer trabajo que tengo en el que estoy bien. Como para no, si apenas trabajo, me dejan irme a casa antes de la hora y puedo hacer lo que me dé la gana (leer blogs, llamar por teléfono, mirar el correo, leer la prensa...). Y mira que he pasado por trabajos (siete, si no me equivoco).

A mí también me han hecho alguna encuesta. Como en algunas preguntas no sabía de qué iba la cosa, la mujer que me encuestaba marcó al azar las opciones que le parecieron. Anda, que no podrían haber puesto un NS/NC.

Troglo, lo del jamón lo veo un poco complicado, porque en la zona donde está el pueblo de mi madre no hacen jamones. Allí son más de criar ovejas.

Mamen dijo...

Bueno, pero eres muy aplicada y es lo que cuenta ;-)

Por Dios un jamón!! Con el hambre que tengo!

Saludines!

Troglo Jones dijo...

Mamen, a ver si leemos, que ese libro te lo mandaron en 1º de BUP.

El tema encuestas me lo conozco un poco desde dentro. Entre las chaladuras del que la diseña, los desmanes del que la pasa, el pasotismo del que la contesta, las chapuzas del que la codifica, y las prisas del que saca los resultados finales, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

Becaria, entonces no es que te guste tu trabajo, es que no trabajas nada. Qué cachonda. ¿Y has pasado por siete trabajos a tu tierna edad? Algo no me cuadra. Y las ovejas también dan jamones, pero hay que motivarlas un poco.

Abrazos a las dos.

ESTHER dijo...

Hola super troglo! Muy buena historieta, como siempre. Y la ilustración muy conseguida. Genial toda la aparición de Kafka. O sea que lo tienes en casa durmiendo todo el día. ja ja ja ja Qué ideas tienes más buenas. Lo bueno de tener a Kafka en tu propia casa es que le puedes hacer consultas varias. Por ejemplo, cómo ve él la bajada de precio de los pisos. Estoy totalmente de acuerdo en tu filosofía del trabajo, en eso estamos de acuerdo. Ya lo sabes. ja ja ja

Un abrazo fuerte.

Troglo Jones dijo...

Hola, Esther:

La verdad que a Kafka le da igual lo del precio de los pisos, porque es un gorrón y siempre está en casa de los demás.

Yo evito currar como la peste, pero el curro me persigue. Por otro lado, necesito pasta, que hoy me he dejado un presupuesto en discos, je, je. Ya te contaré para darte envidia.

Otro abrazo.

ESTHER dijo...

Tanta pasta te has dejado!!!!! Qué bestia! Ya tienes música para todo el verano. je je Ahora ya no te quedará dinero para invitarme a comer en el marroquí. je je Han quedado discos buenos? O te los has llevado todos tu? Qué gamberro que eres. Seguro que me has dejado uno malo de de fusion o soul je je je

Besote.

Troglo Jones dijo...

Tampoco ha sido para tanto la cosa, je, je. Aún quedan, porque muchos hay varias copias. Había cosas interesantes. Eso sí, me están entrando ganas de ir otra vez, porque alguno me he quedado con las ganas. De fusión y tal, hay mogollón.

Avísame si vas...para ir yo un poco antes, je, je.

Besos.

ESTHER dijo...

Qué morro que tienes! Ya sabes que yo fusión nooo.

Podríamos ir mañana y así tu me recomiendas porque yo le compré 5 discos muy buenos "por casualidad". Necesito a un asesor. Hablamos por si podemos ir mañana sobre las 13h o así.

Dile a tu amigo Kafka que deje de dormir la mona y que haga algo práctico.

Sebastián dijo...

Quien trabaja, se traba y se aja. Partiendo de esa base, creo que 'hay gente pa tó': hay quien dice que trabaja porque cobra un sueldo; hay quien lo convierte todo en trabajo, incluso no hacer nada; hay quien se siente esclavo trabajando y hay quien se siente esclavo no trabajando; hay quien mata por trabajar y hay quien trabaja matando... ¡Es todo muy kafkiano, Sr. Troglo...! ¿De dónde somos en realidad? ¿De qué truculento truco formamos parte? ¿Deberíamos eliminar el verbo trabajar del diccionario?

¡Para que luego diga que a Vd. nunca le hacen preguntas!

Si ya lo dice la canción: salud, dinero y amor. El trabajo no se menciona para nada.

¡Feliz y Próspero Verano!

soybecaria dijo...

Hombre, a las ovejas déjalas que den leche, que salen unos quesos muy ricos. Cada uno que haga lo que sepa (los cerdos que den lomos, jamones y cochinillos para asar y las ovejas que den leche para quesos y lana para hacer calcetines de los que pican).

Pues sí, siete trabajos. El secreto es que, como en todos te pagan una mierda, a veces tienes que tener dos a la vez. Si no te lo crees, te los enumero: empaquetadora en la campaña de navidad 2004, empaquetadora en la campaña de navidad 2005, maquetadora de revistas, cajera-reponedora, becaria de radio, becaria de un medio muuu grande y el trabajo de ahora (que también es un medio grande). La sustitución no la he contado, porque no llegó a dos semanas, pero si la contamos son 8.

Troglo Jones dijo...

Esther, Kafka es muy vago, como todas las personas inteligentes. A ver esa asesoría.

Sebastián, qué bien hablas. Pues sí, hay que ser iconoclasta, y preguntarse cosas. ¿Y por qué hay que trabajar, me pregunto yo? Es como la maldición de Malinche. Feliz Verano.

Becaria, si las motivas lo suficiente, seguro que dan jamones. Si lo sabré yo, que soy de recursos humanos. Aunque, como dicen algunos con cierto sentido común, "puedes enseñar a trepar a un pavo, pero casi mejor si contratas una ardilla".

Muchos curros, sí. Algunos entiendo son eventuales, y compatibles con estudios y eso. Bueno, eso te da perspectiva, al final has hecho muchas cosas. Yo creo que los curriculum complicados dan mucho juego.

Abrazos.

Félix dijo...

A ver. Yo sólo estoy feliz en mi trabajo cuando estoy de vacaciones. ¿Que nadie se lo cree?

Becaria, si te han criado con jamón de oveja, se explica el extraño funcionamiento de tu mente y, por cierto, Trogo, si no te cuadra lo de la edad es porque esta pequeña Becaria es más vieja que Matusalem y COnchita Bautista juntos y ha colgado en el blog la foto de cuando estudiaba en el "insti". Pero tienes razón en que lo de currar da perspectiva, aunque luego la pierdas al contestar las encuestas.

Bueno, que mejor dejadlo. Sebastián se ha puesto filosófico y aquí hace demasiado calor para pensar.

A los que se vayan de vacaciones, feliz desconexión. A todos y de todas formas, permanezcan en sintonía.

soybecaria dijo...

Hombre, Félix, que no soy la Asun de Camera Café precisamente. Investigando por el blog de mr. blogger se puede saber en qué año nací. Sólo te diré que soy post-naranjito.

Troglo Jones dijo...

Salud, Félix. Es lo que tiene el curro, eres feliz cuando sales. La estrategia es como ponerte unos zapatos que te están pequeños porque luego te da gustito quitártelos.

¿Post-Naranjito? Madre mía, qué criatura. Y a ver si tomas una referencia menos espantosa, Becaria, ese bicho era un engendro.

Feliz verano.

Mamen dijo...

A mí más que Naranjito me hubiese gustado una oliva para mascota del Mundial 82. Ejem...¿de qué hablábamos? Ah sí, doy fe de que becaria no es como Asun, es más bien como la rubia potente.

A mi no me mandaron a Kafka en el colegio, me mandaron a Dostoievski, libro que me terminé hace poquito y que empecé allá como hace 20 años. Es que las monjas eran muy raras...

Félix dijo...

¿He oído "rubia potente"?

Estaba un poco dormido y..... Mamen, da gusto tener amigas como tú, que avisas cuando pasa una becariarubiapotente.

Pero ¿aquí no estábamos hablando de ser felices en el trabajo?

soybecaria dijo...

Pero si yo no soy rubia. Ni siquiera soy alta.

Troglo, yo tampoco tuve que leer a Kafka en el instituto pero me lo endiñaron en primero de carrera, junto a Proust (no llegué a pasar del primer capítulo, era agotador leer a ese señor), Kundera (que me produjo angustia existencial), Saramago y otros siete libros más. Es muy divertido intentar leerse diez libros de ese calibre a los 18 años en 4 meses.

En el instituto me mandaron los libros obligatorios de selectividad. Y poco más, porque mi profesora de literatura era prácticamente inculta (le tuve que explicar quién era Maruja Torres). Ni siquiera nos mandó leer La Regenta, que es lo que se leía en los institutos cuando yo iba.

Si la referencia a Naranjito no te gusta, cambiamos. Nací el mismo año que Lewis Hamilton, Cristiano Ronaldo, Keira Knightley, Lily Allen y Lukas Podolski. La diferencia es que a ellos les va de puta madre y yo sigo siendo becaria. Bueno, Lily Allen es alcohólica y sale con el pelirrojo de Harry Potter, no le va tan bien.

Félix dijo...

Becaria, yo tampoco llego a lo que gana Lewis Hamilton sin merecérselo, pero no te compares con Lilly Allen, que un novio así no se lo deseo ni a mi jefa.

Por otro lado, confío en que hayas leído algo que no fuera obligatorio.

De todas formas, ¿a quién le gustan las rubias?

soybecaria dijo...

Sí, he leído miles de cosas que no eran obligatorias. Por supuesto, no me refiero a blogs, aunque hay por ahí algunas novelas-blog que enganchan (¿verdad, Mamen?).

Mr Blogger dijo...

¿Y qué tienen de malo las rubias? Mientras sean buenas chicas, da igual que sean rubias, morenas, castañas, pelirojas o que tengan el pelo violeta, me parece a mi...

Mamen dijo...

Enganchadísima, tanto que ya veo sombras negras por los pasillos yo también. Lo juro. Me empiezo a preocupar.

Vaaaale, confieso, becaria no es rubiaaaa! Es más bien como...la otra que tiene muy mala leche y no sé cómo se llama. Yo soy más bien como Mari Carmen, que para eso hace honor a mi nombre.

soybecaria dijo...

¿Como la Cañi? No, mujer, que a la Cañi le falta un verano. Weno, pensándolo bien tenéis algunas cosas en común. Por ejemplo, el nombre y que las dos tenéis gato.

Sebastián dijo...

Feliz verano, amigo.

¿Y Kafka? ¿No se va de vacaciones?

¡Salud y hasta septiembre!