sábado, 14 de noviembre de 2009

La fuga


La puerta del despacho del doctor se abrió de golpe. Un celador, desencajado y sin aliento, casi se desplomó en el interior.


- ¡Doctor, doctor,...aggff, aggff!

- ¡Grómez! Pero, ¿qué le pasa, hombre de dios? ¿Es que viene corriendo? ¡Respire, hombre, respire!

- Doctor, aggfff, ¡cof, cof! Vengo corriendo porque....doctor,...¡Es terrible!

- ¡Vamos, Grómez! – dijo el doctor con autoridad - ¡Serénese, caramba! ¡Más presencia de ánimo! ¡Cálmese de una vez y dígame qué le pasa!

- ¡No lo entiende, doctor! ¡Se ha escapado!

- ¿Qué dice? ¿Quién se ha escapado....? – el doctor dejó la frase en suspenso, y empezó a tener una terrible corazonada - ¿No será....? ¡Dígame que no, Grómez!

- ¡Sí, doctor! Cuando abrimos su celda esta noche para darle su cena, ¡estaba vacía!


El doctor se puso pálido como un fantasma. Se levantó de su silla y empezó a andar por el despacho, presa de ansiedad.


- Grómez, ¿han registrado bien la celda? ¿Está seguro?

- ¡La hemos registrado cuatro veces, doctor! ¡Ni rastro!

- ¿Cuánto hace de todo esto, Grómez?

- Unos veinte minutos, doctor....

- ¿Veinte minutos? ¿Está usted loco, Grómez? ¿Sabe usted la distancia que puede haber recorrido en veinte minutos? ¡Podría estar en cualquier parte!

- ¡Vine lo más rápido posible, doctor!

- ¡Maldita sea! ¡Dé la alarma, de inmediato! ¡Esto es una catástrofe!

- Doctor,...

- ¡Calle! ¿No se da cuenta de que es capaz de cualquier cosa? ¡Reúna ahora mismo a todo el personal! ¡Ahora mismo! Que formen grupos de a tres, cojan linternas y vayan armados. ¡Que nadie haga idioteces, no quiero que nadie se separe de sus compañeros ni un segundo, bajo ningún concepto! Tenemos que batir todos los contornos. ¡Podría estar ya en la China! ¡Tenemos que encontrarle, cueste lo que cueste! ¡Corra!


El doctor y Grómez salieron corriendo del despacho. Empezaron a oírse voces, gritos y ruidos de pies corriendo por todo el recinto. Según pasaban los minutos, las voces se iban alejando, hasta que el lugar quedó en silencio. En ese momento, la puerta del cuarto de baño del despacho del doctor se abrió poco a poco.


¡Ñeeeeec!


Con grandes precauciones, una cabeza se asomó por la puerta. Miró a un lado, miró a otro y, tras asegurarse de que no había nadie, dijo:


- ¡Je, je, je, je!


Con cauteloso silencio, pero con endiablada velocidad, corrió, pegado a las paredes, amparándose en las sombras. El lugar estaba desierto. Alcanzó lo que buscaba, la puerta acorazada en la que se leía: “Pabellón de alta peligrosidad”. Dijo:


- ¡Je, je, je, je!


Dio dos golpes en la puerta acorazada. A los pocos segundos, dos golpes le respondieron desde el otro lado. Entonces, sacó una ganzúa, y tardó menos de un minuto en descerrajar la puerta. La abrió de un tirón, ¡Neeeec!, y un tropel de sombras la atravesó. Una de ellas dijo:


- ¿Lo veis? ¡Ya os dije que Puto Bocazas nos sacaría de aquí!

- ¡A callar! – dijo Puto Bocazas - ¡Y a correr!


Y es que el fugitivo era el malvado loro Puto Bocazas, y el lugar, el “Instituto Mulkeiji Para Loros Criminales y Chiflados”. Puto Bocazas y su banda de loros corrieron al tejado y salieron volando a escape, en dirección contraria a las linternas de los batidores. Pocos kilómetros después, se posaron en un bar donde ponían garrafón en el extrarradio de la ciudad.


- ¡Je, je, je, je! – dijo el loro Puto Bocazas - ¡Ja, ja, ja! ¡Jo, jo, jo! – dijo después, trasegando un enorme cubata - ¡Al fin libre, de nuevo! ¿Creían que podrían librarse de mí? ¡Ahora sí que la voy a armar! ¡Hermanos, cojamos los instrumentos y toquemos una canción que insufle el miedo en los corazones!


Y los loros tocaron con Puto Bocazas al frente cantando y dándole al trombón pero, como estaban bastante chiflados y trompas, más parecía una canción de cachondeo que de terror. Pero, eso sí, un cachondeo inquietante. Aunque hay que reconocerles que suenan igualito que la vieja banda de Kid Ory.


Puto Bocazas está libre otra vez. El fin del mundo está próximo.



12 comentarios:

ESTHER dijo...

jaaaaa ja ja ja je je jo jo j jujuju Qué buena historia, Troglo, lo he pasado super bien leyéndola. Ya me parecía que el barrio está más revuelto que de costumbre, y es que anda puto bocazas por ahí. La que va a armar esta noche con la panda de músicos terribles y el whisky de garrafa. Oye, ahora que lo oigo cantar... lo hace bastante bien, eh? Y es que puto bocazas mola mucho es un pillín de mucho cuidado.

Por cierto, por qué motivo estaba encerrado? Y cómo ha conseguido escapar de la celda si estaba cerrada? Ahí te he pillado.

Besos!!!

artal dijo...

¿hace que que los encuentro dentro de nada en el garito al que voy?. hay barra, humo y noche de blues. fijo. a ver si se paga unos tragos y no los deja en mi cuenta :-)

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Je, je, Esther, es que Puto Bocazas imita cualquier voz. Ten cuidado no te den una serenata los loros garrafoneros.

Cualquiera de los desmanes que ha organizado es suficiente para que a Puto Bocazas le caiga la perpetua. En cuanto a cómo escapó, no puede decírtelo porque es secreto profesional, pero ha leído muchos libros de misterio de esos del "crimen en la habitación cerrada".

Artal, pues no te extrañe, querencia a la barra sí que tienen. Si encima hay blues, las probabilidades aumentan. Eso sí, nunca he visto pagar a Puto Bocazas, y para esto no creo que haya una primera vez.

Abrazos.

Ralph dijo...

Siento no poder creerte Troglo pero es que eso del fin del mundo está muy usado ya, es como "La cuesta de Enero" je je je

Troglo Jones dijo...

Ralph, entonces no creas tampoco en la cuesta de enero. Así te pegará el estacazo igual, pero no te preocupas mientras tanto, je, je.

Salud.

solojazz dijo...

Ya me parecía sospechosa la ausencia del Puto Bocazas. Por criminal no creo que lo encerraran en ese instituto de nombre raro, pero a lo mejor por sus chifladuras hizo amistad con el Doc. y ve la que le jugó. Si lo vuelven a capturar (no lo creo) que lo pongan a lubricar esas puertas que crispan. Se le da bien al pillo esa cancioncita con dejo napolitano. A estas horas ya deben estar tocando el rock de la carcel.

Salud

Sebastián dijo...

Qué emocionante. Es como un remake de "Alguien voló sobre el nido del cuco" y "Papillon" juntas. Espero que dejen a Puto Bocazas a sus anchas una larga temporada. Tal vez se acabe el mundo antes de tiempo, pero la vida será más emocionante... e imprevisible.

Escóndalo, cuídelo, Mr Jones. Es preferible tenerlo de aliado.

Un abrazo.

Mr Blogger dijo...

la versión loro de prison break...

Dr.Krapp dijo...

Para mi que Puto Bocazas es un loro ególatra y amante de darle al pico. Es más, seguro que esta historia se la ha inventado él mismo para darle vidilla a su leyenda.
¿Qué carajo hace un loro corriendo por un pasillo y como va a manejar una ganzúa él mismo sin un Igor jorobado que le ayude en ese trance?
Ojo, mis palabras no son producto de cierto corporativismo doctoral.

Mamen dijo...

Hombre! P Bocazas en acción. Ya era hora! Hacía mucho!!! ;-)

Troglo Jones dijo...

Muy buenas:

Andamos de gira mandarínica, así que la cosa de actualizar la tenía más cruda.

Armando, yo no conozco loro más criminal que éste. Hay que reconocerle que se lo pasa bien en cualquier sitio, eso sí. Pero las tareas de bricolaje las deja para otros, porque es muy vago.

Sebastián, no hay que exagerar, je, je. Te lo mandaré una temporada, para que lo escondas en una tumbadora mientras lo buscan. Pero luego no te quejes.

Mister, lo cierto es que no he visto nunca eso, je, je. ¿Salen loros? Opino que todas las series de televisión deberían estar protagonizadas por loros. Lo exijo. Y los telediarios presentados por loros. Todo loros. No sé cómo todavia no se les ha ocurrido. ¿O sí?

Bueno, Doc, sin duda le gusta darle al pico, su nombre lo indica. Difícil separar leyenda de realidad. Me temo que a veces la realidad es peor todavia. Y no se fie, los loros tienen garras ágiles. Abren hasta cajas fuertes. Por cierto, no sabía que había trabajado en el Instituto.

Mamen, lo han tenido a buen recaudo una temporada, pero era demasiado bueno para ser verdad. Su venganza será terrible.

Abrazos a todos.

Félix dijo...

Ya había notado yo cierta conmoción en la Fuerza.....