martes, 23 de agosto de 2011

Músicas del mundo


- Puto Bocazas – le dije a mi loro, el deslenguado Puto Bocazas - ¿qué es ese aparatejo que tienes ahí?
- Troglo, como tenía 10 minutos antes de la siesta de las 12 de la mañana, he inventado una burrada de las mías: el DMM.
- ¿Ein?
- Son las siglas de Digeridor de Mierdas Musicales, pero DMM queda como más comercial. En esencia lo que hace el cacharro es que cuando le metes cualquier disco, por mierdoso que sea, le hace automáticamente un arreglo que lo hace agradable al oído humano y loruno.
- ¿Podría uno escuchar a Julio Iglesias, entonces?
- Hasta a Enrique Iglesias, Troglo, je, je. ¿Te das cuenta? Ya no tendrás que ser un marginado social, un raro que sólo tiene discos de jazz o de clásica. Podrás tener discos de Bisbal, que sonará como latin jazz, o de Shakira, que sonará como Shakira Vaughan, je, je.
- Eso es demasiado bueno para ser verdad, Puto Bocazas. Con Shakira no puede ni Duke Ellington. Vamos a probarlo, que lo creeré cuando lo oiga.
- Vamos con la prueba de fuego, Troglo. Voy a ponerle este disco de Paulina Rubio. Pásame las pinzas, que no lo quiero tocar, a ver si va a ser contagioso. Bueno, ya está. Vamos a darle a ver que sale.
- ¡Puto Bocazas, si suena como el Fary cantando una jota!
- ¡Grrr! ¿Qué le pasa a este cacharro? ¡Le ha metido un arreglo de flamenco-fusión! Lo controlaré manualmente. A ver, voy a meterle violines a punta pala...
- ¡Para ya, parece la abeja Maya cantando con una orquesta zingara! A eso le falta barroco, Puto Bocazas, métele barroco.
- ¡Y dale con el barroco! ¡Para ti a todo le falta barroco, Troglo, venga a echarle barroco a todo! ¡Si te parece le pongo un clavicordio! Voy a meterle un arreglo jevimetalero, a ver si así....
- ¡Virgen Santa, Puto Bocazas!
- ¡Joder, si suena como si Ozzy Osbourne se hubiera puesto de parto! ¡Pásame el Arreglador Supremo, corre!
- ¿Te refieres a este mazo enorme?
- ¡Trae acá! ¡Muere, monstruo!

¡CATACROOC!

- ¡Uf, qué descanso!
- En fin, Troglo, el fracaso es la madre de la ciencia. La moraleja es que hemos aprendido que hay cosas que no tienen arreglo posible. Así que tendremos que seguir siendo unos marginales, je, je. Y, por cierto, en este post todavía no nos hemos tomado ningún cubata, así que dale al invento.
- Amén, Puto Bocazas.


8 comentarios:

kuto dijo...

Bueno... Seamos positivos. Era una gran idea, pero con el fallo del invento, los finolis de oído o los que tenemos el oído sensible, podemos usar directamente el martillo del Putobocazas sobre los cuerpos del delito.

Un abrazo jazzero amigo Troglo

Félix Amador Gálvez dijo...

Voto por el Arreglador Supremo, y eso que me considero tolerante con los que quieren arruinar sus vidas gastando sus pocos minutos en m...... musicales.

Dr. Krapp dijo...

Me gusta la idea del Arreglador Supremo en todo caso si tenéis problemas para reconstruir el aparato os podéis pasar por alguno de esos Festivales de (Ex)Jazz que proliferan como mosquitos en verano y veréis como con un saxo, una voz susurrante y un bajo eléctrico a lo Jaco, cualquier cosa es posible y encima bendecido por el fervor del público que no quiere coñazos.

Armando dijo...

Si hasta Enrique Guzmán se tapa los oídos de entrada, Troglo, que futuro podía tener ese adefesio del PB. Eso sí, me gusta el !CATACROOC¡ del arreglador; por ahí podría empezar algo nuevo, dándole con fe a manera de gong, un barrococoboposnovonord o quien sabe que, pero con un poco de waca, por supuesto.

Saludos

Troglo Jones dijo...

Saludos, amigos:

Kuto, el martillo es un instrumento de baja tecnología, pero nunca falla, je, je. Otro abrazo.

Félix, lo malo es que algunos quieren que tú los gastes también, llevando el cacharro sin ponerse los auriculares o con la radio del coche a tope y las ventanillas abiertas. A esos, arreglador supremo en la cresta.

Doc, lo de los festivales sí que es un "arreglo", y es que hay que tener unas tragaderas inmensas para aceptar que algunas de las programaciones se parecen ni remotamente al jazz. Las etiquetas no pueden ser inamovibles, pero hay cosas que ya son ridículas.

Armando, no sabía que conocías al hombre de los oídos, je, je. Sí, debería dedicarse a arreglos de percusión con el arreglador y la cabeza de algun@s.

Abrazotes variados.

Hector Aguilera S. dijo...

Estoy muy de acuerdo con el comentario de Dr.Krapp. Por lo menos la experiencia que he tenido de los Festivales de Jazz en Chile, la mayorìa de las veces uno escucha bandas que tocan todo, menos jazz.
Saludos

Troglo Jones dijo...

Saludos, Héctor. Parece que, por desgracia, sucede en todas partes. Parece que desda Jean Michel Jarré a Kool and the Gang, pasando por Chambao, todo es jazz o así. Yo ya me esperó que cuando anuncien un ciclo de música de cámara me aparezcan el Mariachi Premier de Méjico.

Abrazos.

Ralph dijo...

El arreglador supremo ese, sólo sirve para aparatos o se puede aplicar a cabezas mal amuebladas también??? ;)