martes, 26 de enero de 2010

La increible y alucinante historia de las hazañas del general Custer en el río Orinoco

- Joder, Puto Bocazas, - le dije a mi loro, Puto Bocazas - no se me ocurre nada para poner en el blog.

- Pues improvisa algo.

- Sí, ya, ¿el qué?

- Pues no sé.

- Pues eso.

- Si salgo yo en la historia, a lo mejor sale algo.

- Pues ya estás saliendo.

- Pues tampoco se me ocurre nada.

- Pues sí que estamos bien.

- Ya sé. ¿Te he contado cuando el general Custer cruzó el Orinoco a nado para pedirme en matrimonio?

- No me suena.

- Pues así fue.

- ¿Y eso es todo? ¿Esa es la historia?

- ¿Qué más quieres? ¿Te parece poco cruzar el Orinoco a nado? ¡Pues haberlo cruzado tú!

- ¿Qué hacías tú en el Orinoco? ¿Por qué estaba allí el general Custer? ¿Llevaba la cabellera puesta? ¿Cómo va nadie a pedir en matrimonio a un loro? ¿Por qué no fue a caballo? Y lo más importante, ¿le diste el “sí, quiero”, Puto Bocazas?

- ¿Pero esto es un post o una novela por entregas? Un post es una cosa cortita, hombre. Con eso vale. Hala, me voy a poner un cubata.

- A mí ponme cuatro.

10 comentarios:

ESTHER dijo...

Pues no se hable más, a mi ponme otro cubata o dos.

Vaya con el general Custer, cómo pretendía casarse con tu loro? Qué animal! g g g Me gusta que digas que las entradas de los blogs deben ser cortas, estoy de acuerdo. Algunos post empiezan a parecerse a la Wikipedia o la Blogipedia. Mejor corto que largo, menos es más.

Uhmmmm! Qué rico mi cubata. Sois dos expertos, eh?

Un beso!

Troglo Jones dijo...

Jelou, Esther. Parece que el general era un tanto zoofílico, je, je. A veces las entradas salen más cortas o más largas, es verdad que el formato las pide más bien cortas. Pero a veces es imposible, je, je.

Cuidado con esos cubatas, que los carga el loro.

Besos.

Miazuldemar dijo...

¿Los loros están en época de apareamiento?

artal dijo...

es que hay que distinguir entre un chupito o la botella. cada momento pide una dosis

Armando dijo...

El pequeño pero longevo loro Arturo (vivió 161 años, más de la mitad de ellos rascando la larga y blonda cabellera de Custer) parece que contó muchas intimidades de su amo, pero todavía no hay blog que las publique, Troglo.

Saludos

Dr.Krapp dijo...

El miedo al blog en blanco nos retrotrae a paisajes heroicos y extraños y en todo caso cuando falla lo demás siempre nos queda la Wikipedia.

Troglo Jones dijo...

Saludos a todos. Uf, ya sé que vengo con retraso. Vaya semanita, pero más vale tarde que nunca.

Mamen, los loros siempre. ¿Por qué lo preguntas, je, je?

Artal, tienes toda la razón. Es que para casarse con el general Custer hay que estar muy perjudicao.

Armando, ¿qué me dices? ¿El general Custer era bígamo de loros? ¿Se dirá bígamo cuando se trata de loros? ¿Se dirá lorígamo? En cualquier caso, es un delito penado en treinta estados de la unión.

Doc, la verdad que a veces en la Wikipedia te encuentras historias con tanta base como esta, je, je. ¡Ay, si la hubiera pillado yo cuando hacía el bachillerato del mandarinato!

Abrazos per tutti.

Mr Blogger dijo...

El pobre puto bocazas es viudo... eso explica que le de tanto a los cubatas... (porque empezaría a beber cuando se casó y no ha parado, claro)

Troglo Jones dijo...

¿Y quién te dice que se casó, Mister? O a lo mejor se divorciaron a los cinco minutos, que también podría ser.

Salud.

Mr Blogger dijo...

Cierto. No sé por qué me da que el loro tiene en cada puerto una mujer y miles de hijos desperdigados por ahí... encaja más en su perfil.