sábado, 19 de febrero de 2011

George Shearing

Me enteré hace un par de días de la muerte de George Shearing. Tenía 91 añazos, por lo que tampoco es una sorpresa, pero siempre es una pena que nos deje un histórico del jazz. George fue un pianista de los finos y elegantes, y tremendamente popular en sus años. Tan popular que yo creo que eso le perjudicó, ya sabéis como es el mundo del jazz a veces, si vendes es que no eres bueno. Inventó un concepto de quinteto peculiar, con piano, guitarra, vibráfono, bajo y batería, que le dio un sonido muy característico. Esta es una de las últimas grabaciones que tengo suyas, para Telarc en el 94, y recoge perfectamente ese sonido. Le acompañan Louis Stewart a la guitarra, Steve Nelson al vibráfono, Neil Swainson al bajo y Dennis Mackrell a la batería. El tema es, como no, “Lullaby of Birdland”, la más conocida de las muchas composiciones de Shearing. Un abrazo, George.

12 comentarios:

jesus dijo...

antes del concierto de mopdtk estaba con mi amigo paco-noize y carlos-club de jazz en un bar dando cuenta de unas cosillas (que si una ensaladita para desengrasar, que si unas migas, que si unas tostadas de quesos con mermeladas) y salio el tema de su muerte (yo no me habia enterado). como consideramos (por unanimidad) que fue un magnifico representante del denominado piano jazz de bar, de postre nos pedimos unos taponcitos de guisky. que la noche se anunciaba larga. y asi fue.

Troglo Jones dijo...

Jesús, algo de toque piano bar sí que tenía. Pero no creo que necesitarais muchas excusas para unos chupitos de güisqui, je, je. Pásalo bien por tus conciertos.

Salud.

Esther dijo...

George Shearing es un gigante, con una exquisita sensibilidad para el jazz.

Sí, se le puede escuchar en un bar, y también ponerte su música en casa y tomarte una copa. Ahora mismo en un domingo de invierno en una hermosa mañana madrileña da gusto escuchar a Shearing, dejarse llevar suavemente a través de las emociones que producen sus notas enlazadas. Muy buen disco George Shearing Quintet At Newport. Magistral. Lo acabo de poner a través de Spotify.

Dr.Krapp dijo...

No sabía lo de su muerte. Es lo malo de morirse viejo y retirado ya nadie se acuerda de ti. Estoy con Esther: era un gigante. Uno de los grandes pianistas del jazz postbop. Se necesitan músicos que te abran la cabeza a realidades desconocidas pero también necesitamos otros como Shearing o Jamal, que nos dejen relajarnos un poco y huir de esta mierda de mundo que nos ha tocado vivir.

Esther dijo...

Doc, sólo decirte que yo tb estoy de acuerdo contigo en tu último párrafo, me parece muy acertado. Saludos.

kuto dijo...

.... Bueno, yo voy a acotar algo que no se ha dicho y que considero muy importante, y es que este gran músico era ciego.
Esto podria parecer una anécdota; pero no lo es (o si no lo creen, ponganse una venda en los ojos y salgan a comprar el pan...)
Todos los que comentan en esta pagina, sabemos que la puta naturaleza hace sabias compensaciones cuando le quita algún sentido a alguien . A Shearing, como a Tristano, Tatum o Ray Charles, la puta nature les conformó un oído de lince, les desarrolló un asombroso lóbulo derecho del cerebro, regalándoles un sentido especial para tocar el piano a nivel superior .... y dicho esto, amigo Troglo, te digo que no me funciona tu reproductor de Goear....

Mr Blogger dijo...

Mucha sensibilidad tocando el piano, leyendo lo que ha puesto kuto me explica muchas cosas

Troglo Jones dijo...

Saludetes:

Esther, George es un pianista para ciertos momentos. Elegante, por algo era Sir, je, je. Un tipo relajante.

Doc, es cierto, como ya no haces ruido, no se acuerdan. No creas que se retiró hace mucho, en 2004 ó 2005 todavía andaba por ahí. De acuerdo contigo, no puede uno tirarse al abismo todos los días, muchas veces necesita algo "más fácil", y ahí está George, como tantos otros.

Kuto, cierto es. George era ciego de nacimiento. Parece que donde la naturaleza cierra una puerta, abre una ventana. Es curioso la cantidad de pianistas ciegos que ha habido, muchos más que en otros instrumentos, aunque también hubo varios guitarristas (Jeff Healey entre los fallecidos recientemente, por ejemplo) y el caso de Rashaan Roland Kirk, que ciego y todo tocaba tres saxofones al tiempo. Y ya sabes, Kuto, que Goear funciona como los intermitentes: ahora sí, ahora no. Como es gratis, no puedo reclamar, je, je.

Mister, parece que los pianistas ciegos tienen un modo especial de tocar. Un ejemplo brutal era Tatum, aquel tío era prodigioso. A ver si un día pongo algo.

Abrazos per tutti.

Armando dijo...

Entre los grandes pianistas George, una pena su partida pero nos deja buena música para paliar malos ratos cada vez más frecuentes, Troglo.

Saludos

Troglo Jones dijo...

Pues sí, Armando, George ha dejado mucha música. Como dices, un bálsamo necesario en determinados momentos, que cada vez son más. Por suerte, en algunas partes, ves que las cosas no están paradas del todo. Aún hay quien se mueve.

Salud.

Esther dijo...

Hola , jelou, os quiero.

Troglo Jones dijo...

¿Que pasa, Esther, je, je? Nosotros también.

Besotes.