viernes, 23 de mayo de 2008

Cita a ciegas

- Salud, Puto Bocazas – le dije a mi loro, Puto Bocazas, según entraba por la puerta de casa – Espero que no hayas hecho ningún disparate durante mi ausencia.
- Muy contento te veo, Troglo. ¿A qué se debe la sonrisa en tu mandarínica faz?
- Pues verás, Puto Bocazas, resulta que he estado tomando unas cañas con Esther.
- ¿Con Esther Cidoncha?
- La misma que viste y calza.
- ¡Serás cabrón! ¡Me dijiste que ibas a hacer la declaración de la renta!
- Era la única forma de darte esquinazo, Puto Bocazas.
- ¡Grrr! ¡Grrr! ¿Y cómo ha sido eso?
- Pues resulta que nos apetecía quedar, y hemos quedado. Como somos personas muy cultivadas, hemos quedado en la puerta de una librería.
- ¿Y cómo la has conocido?
- Fácil, Puto Bocazas. Primero, me dijo que iba vestida de negro. Esto no es tan fácil, ya que la calle estaba llena de ninjas, no sé por qué. Pero también me dijo que vendría en camello, y esto fue definitivo. Cuando he visto una mujer de negro montada en camello, me he dicho: es Esther.
- ¿En camello?
- Así es. A ella no le ha sido tan fácil reconocerme, porque como sabes yo tengo más pinta de descargador de muelles que de director de operaciones. Aparte de que no llevaba loro, je, je, je. Así que me ha preguntado: ¿Es usted el legendario Troglo Jones? Y yo he dicho: Oui, cest moi.
- ¿Y por qué venía montada en camello?
- ¡Qué plasta eres! Resulta que es hija de un jeque árabe, y está acostumbrada a ir en camello. Creo que tiene pozos petrolíferos, ya te dije que estaba forrada. Por cierto, Esther está en forma, ¡oh, la lá!, no como tú, Puto Bocazas, que estás rollizo de tantas patatas fritas.
- ¡Déjate de sandeces! ¿Y cómo es la misteriosa Esther?
- Pues la verdad es que es un encanto, Puto Bocazas. Es muy simpática, y tenemos un montón de cosas en común. Justo al revés que tú y yo. Te iba a contar que estuvimos tomando una caña, pero soy un caballero, así que me voy a callar.
- ¡Tú que vas a ser un caballero!
- Está bien, pues estuvimos tomando una caña, y charlando mucho, y mirando unos discos de jazz. La verdad que ha sido una tarde muy bien aprovechada, me he alegrado un montón de conocerla. ¡Vamos a tocar algo para celebrarlo!
- ¡No debería dirigirte la palabra, por no haberme llevado!
- No seas rencoroso, coño. Ya verás como quedamos más veces, y también te daré esquinazo.
- ¿Qué dices?
- Nada, nada. Hala, ponte al piano. Yo me cojo el saxo, y voy a tocar a la manera de Coleman Hawkins, como homenaje a nuestra amiga. ¿Qué te parece “Have you met miss Jones”?
- Muy propio. ¿No le vas a dedicar una de tus poesías?
- Hombre, así de repente...A ver:

El otro día vi a Esther
que iba montada en camello
Y me dijo: apártate,
que por poco te atropello.

¿Qué te parece, Puto Bocazas?
- Anda, mejor será que toquemos. Pero esta te la guardo. Un, dos,...

PD: Oye, estoy encantado de haber conocido a Esther, que es verdad que quedé con ella. En persona es todavía mejor que virtualmente, aunque parezca difícil. Una maravilla de mujer. Si os da envidia, pues os aguantáis.

20 comentarios:

ESTHER dijo...

Hombre amigo, encantada de haberte conocido. Ha sido un placer enorme ver en persona al mismísimo Troglo Jones. Has descrito con mucha fidelidad nuestro encuentro. Veo que te sorprendió el camello! Por qué? Si es muy normal viajar en camello. Ya ves que tiene mala leche el animalito. je je

Pues eso. A ver si nos volvemos a ver y nos compramos unos cuantos discos de esos que encuentras tan bien de precio. ¿Sabes que te pareces mucho a Indiana Jones? Jo! Qué dolor de cabeza. La culpa la tiene las no sé cuántas cervezas que nos tomamos ayer. ¿Le diste el whisky al loro que te regale para él?

BESITOS

Mr Blogger dijo...

Vaya que envídia, poder conocer a alguno de los que siempre leemos por este mundo virtual :D. Me alegro por ustedes.

PD: ¿y el camello donde lo aparcaron? ¿se puede meter un camello en el bar o hay que dejarlo en zona azul o cómo?

Troglo Jones dijo...

Esther, no me revoluciones al loro, como se entere de que le he escamoteado el whisky, verás.

¿Lo de Indiana Jones lo dices porque hago arqueología disquera? Je, je, vamos preparando una expedición. No corras mucho con el camello.

Mr.Blogger, es lo que tiene vivir en un paraiso tropical como tú, tío, que luego te pilla lejos para quedar. En Madrid hay guardarropa para camellos en todas partes, porque son muy comunes.

Abrazos.

Mamen dijo...

¡¡¡Esther!!! ¡¡¡Has conocido al misterioso Troglo Jones!!! ¿Como Indiana Jones? ¿Lo dices por el apellido? ¿Por el físico? ¿Por la edad? ¿Porque iba con obi Wan Kenobi? ¿Es verdad que tiene el culo tan feo como parece? Hummm todo son preguntas en mi cerebro.

ESTHER dijo...

Mamen, qué cachonda eres! ja ja ja Pues nuestro encuentro es tal como él lo cuenta. Igualito. O muy parecido. je je Físicamente es muy parecido a su foto. Y no, no tiene el culo feo ni mucho menos, todo lo contrario. Aunque me tocó disimular y no se lo puede ver bien. je je En lo único que ha fantaseado es que en realidad sí que se trajo a Puto Bocazas, cosa que fastidió la cosa bastante ya que el lorito nos estuvo dando la tabarra todo el tiempo, además de morder varias veces a mi camello. Mamen, la próxima vez te apuntas, no hay excusas.

Bss

Troglo Jones dijo...

¿Así que por la edad, Mamen? Ya ajustaremos cuentas. No se admiten comentarios de culos en este blog.

Menos mal que Esther me defiende, y sabe ver mi belleza interior. El loro está haciendo abdominales para cuando os lo presente.

Besos.

Hominicaco dijo...

Me alegro Troglo de que al fin quedarais para tomar algo. Lo de Indi lo dirá por el sombrero y por el latigo, dicen las malas lenguas que Troglo tiene un latigo muy muy largo ;)

Saludos de parte del innombrable.

Mr Blogger dijo...

Como no puede nombrar los c... los c... bueno, los que sean, tira del recurso de hablar del látigo :D

Troglo Jones dijo...

Gracias por tus palabras, Drenas. Lo del latigo vamos a dejarlo en el misterio. Un día os contaré una anécdota relacionada con Indiana Jones. Aún conservo un sombrero como el suyo.

Mr.Blogger, ya sabes como es esto. Por algún lado tiene que salir.

Saludos.

Sebastián dijo...

Me alegro por ese encuentro. Ríete tú del Festival de Cine de Cannes. Espero que se repita (en mi presencia). Un abrazo.

Drenas dijo...

Sebastián, a tí te interesaría hacer publicidad a tu blog ganando un enlace?

MrBlogger te tienes que meter siempre conmigo?

Por qué todo junto va separado y separado va todo junto?

Mr Blogger dijo...

Misterios de la vida Drenas misterios de la vida...

Drenas tendrás que aprender jazz y viajar por la jazzesfera para ganar los culos del sebastian, erradizo y compañía :P

Troglo Jones dijo...

Sebastián, se hará lo que se pueda. Confírmanos si vienes y cuál es tu planificación. Yo ese día me iba a reunir con el Papa, pero lo puedo cambiar.

Drenas, Mr.Blogger, no le toquéis el culo a la gente seria.

Abrazos.

Mr Blogger dijo...

Ey, a mi no me mires, que el coleccionista es el otro...

Félix dijo...

¿De verdad has conocido a Esther in person? Y yo que pensaba que realmente era virtual.

Lo del camello me ha impresionado tanto como que hayas tenido que darle un ciento de cervezas para que te vea como Indiana Jones, que ya es fantasear. Lo del culo me lo creo más, y Mamen tiene buen ojo (de fotógrafa).

Troglo Jones dijo...

Pues sí, Félix, podía ser virtual, porque ahora hacen imitaciones muy buenas, pero era de verdad porque se bebió la cerveza.

¿Qué insinuas? Indiana es bastante más caduco que yo. Y me puse el culo de los domingos.

La revolución te quitará los CDs que yo no tenga. El resto, te los puedes quedar.

Abrazos.

ESTHER dijo...

Hola troglo, bueno a ver si trabajas un poquito y cambias el post, no? je je

Ahora tendrás que escribir sobre nuestro segundo encuentro. je je Aunque nuestra segunda cita ya no haya sido tan mágica o misteriosa, pero sí más real. Ha habido hasta intercambio de discos. Vamos avanzando por el buen camino. Mejor, el resto de encuentros que sean secreto nuestro, vale? je je Y la próxima vez tráete al loro Puto Bocazas que tengo una cosa para él.

Escribe algo que tu público te echa de menos.

Besos!

Mamen dijo...

Pues entré a decir lo mismo que Esther. Troglo te echamos de menos. Para que veas que aunque nos metamos contigo es todo en broma.
Vuelvee!. La Troglogosfera está triste sin tí. :-(

Mr Blogger dijo...

El loro, que lo tiene agobiao con tanto currar. Desde que se enteró de que Troglo conoció a Esther y él no lo ha hecho ha cambiado mucho... ni se imaginan hasta que punto. ¡Ya no deja salir a Troglo del trabajo! ¿no es un castigo cruel?

Troglo Jones dijo...

Bueno, pues ya tenemos un disparate nuevo. A ver si vuelvo a coger el ritmo.

Abrazos.