domingo, 1 de junio de 2008

¡Dios mío!


- ¡Puto Bocazas, ya estoy en casa! – dije mientras trataba de localizar a mi degenerado loro, Puto Bocazas - ¿Dónde te has metido? ¡Ah, ahí estás! ¿Qué haces, por qué llevas un embudo en la cabeza?
- Esto no es un simple embudo, Troglo. Es mi último invento maléfico, y lo llamo el Embudiós.
- ¿Embudiós?
- Resulta que si conecto este embudo a un amplificador de potencias celestiales, como éste de aquí, puedo convertirme en Dios.
- ¿Cómo en Dios? ¿En qué Dios?
- En Dios-Dios, nada de dioses de segunda división, el pez gordo en persona.
- No sé yo si “en persona” está bien dicho. Será en deidad.
- Lo que sea. El caso es que ahora sí que voy a dominar el cotarro a mi antojo.
- ¿Y no se mosqueará Dios de que un loro trate de quitarle el puesto, Puto Bocazas?
- ¿De quitarle el puesto? ¿Es que hay que hacer una oposición para ser Dios, o qué?
- Hombre, digo yo que algo habrá que hacer, crear el universo o algo, tener un poco de currículum.
- Yo creo que con tener un morro ilimitado, vale. Además, como seré igual de superpoderoso que Él, que se rasque.
- Hablas de Dios como si fuera Spiderman, Puto Bocazas, A mí eso me suena a blasfemia.
- No te preocupes, a partir de ahora voy a ser yo quien decida lo que es blasfemia y lo que no. Y no me distraigas, que estoy ajustando los controles. A ver, nivel de omnipotencias, al máximo,...
- No sé yo si esto será buena idea, Puto Bocazas. A ver si cuando seas Dios te vas a olvidar de los amigos, que ya sabes que la fama y eso cambian a las personas, y a los loros.
- ¡No digas idioteces! Voy a ser Dios, no a presentarme a Gran Hermano. Además, ya te nombraré San Troglo, o algo. A ver, aparta, que lo voy a probar. Como esto me salga, va a ser la hostia.
- Nunca mejor dicho, Puto Bocazas.

Así que ahora enchufa el amplificador, y por el cable que va al embudo fluyen las potencias celestiales. De repente, hay un fogonazo de luz y ¡zas!, Puto Bocazas ha desaparecido.

- ¡Puto Bocazas! ¿Dónde estás?

Y en estas se abre el techo, suena una música celestial, aunque no es jazz, y veo al Puto Bocazas entre nubes y serafines, y todavía con el embudo en la cabeza.

- ¡Je, je, je! ¿Qué te dije, Troglo? ¡Ha funcionado! Ahora soy Dios, y he decidido manifestarme a ti, aunque seas un capullo.
- Vaya, Puto Bocazas. Un detalle por tu parte el venir a verme a mí antes de avisar al Papa ni nada. Lo tuyo sí que ha sido un carrerón. Espero que me busques un enchufillo en el Paraíso. ¿Qué te pasa? Tienes mala cara, estás más verde que de costumbre.
- ¡Uf, es que ahora soy omnipresente, estoy en todas partes a la vez, arriba, abajo, al Este y al Oeste, y me estoy pillando un mareo de la hostia!
- ¡Vaya, no habíamos contado con eso! ¿Y por qué oigo tu voz como en estéreo, y diciendo varias cosas distintas al mismo tiempo?
- ¡No es que la oigas en estéreo, borrico, es que ahora soy Uno y Trino! Tengo tres personalidades distintas que se unen en una sola, y además, hablan todas al mismo tiempo. ¡Me estoy volviendo tarumba!
- Sí, eso de ser una Santísima Trinidad debe ser incómodo. Bueno, por lo menos, ahora tocarás jazz como Dios, je, je, je.
- Pues tampoco, porque toco con perfección absoluta, y puedo imaginarme todas las variaciones posibles antes de tocarlas, así que ¿para qué voy a tocarlas? ¡Qué coñazo!
- Me da que eso de ser Dios es más aburrido de lo que tú creías.
- Además, como estoy en todas partes a la vez, veo todas las burradas que hacen los humanos, y estoy permanentemente de mala hostia. Y encima, toda la peña me da la brasa y me pide disparates.
- Hombre, a ti lo de la Ira de Dios se te tiene que dar bien, porque eres muy iracundo. ¿Por qué no les mandas un par de Diluvios, o cuarto y mitad de plagas de Egipto?
- ¿Qué te crees que estoy intentando? Pero lo más que he conseguido ha sido mandarle unas almorranas a Julio Iglesias. Resulta que, como soy infinitamente bueno, no puedo hacer maldades, ¡grrrrr!
- ¿No eras omnipotente?
- Sí, pero...
- Sí pero nada, Puto Bocazas. ¿Cómo vas a ser omnipotente y a la vez no poder hacer algo?
- ¡Troglo, no empieces con tus paradojas gilipollescas, que la vamos a liar!
- A ver, Puto Bocazas, es que no lo entiendo. Si eres omnipotente podrás hacer tanto infinito bien como infinito mal, ¿o no? ¿Resulta que Dios es limitado? Entonces,...
- ¡Qué te calles, coño, que me estoy empezando a notar raro...!

¡POF! Una especie de explosión, y el Puto Bocazas aparece de nuevo en casa, como un ángel caído con un embudo en la cabeza.

- ¡Grrrrr! ¿Es que siempre la tienes que joder, Troglo? Esa lógica tuya de chiflado ha hecho que el Embudiós se cortocircuitara al no poder asimilar las contradicciones. En fin, por lo menos he sido Dios cinco minutos.
- Me lo tenías que agradecer, Puto Bocazas, porque veo que era un coñazo.
- Pues sí, yo quería soltar Sodomas y Gomorras a tuti plen, y nada. ¡Y todo el mundo contándote sus penas, que si me pasa esto, que si Dios dame fuerzas, que dame no sé qué! ¡Y mogollón de parentela, de santos y demás! ¡Qué coñazo, tío! En fin, ya se me ocurrirá alguna otra cosa para hacerme el amo y señor de todo. Hay que reconocer que esto no ha sido buena idea.
- Hombre, si es que fíjate el stress de ser Director de Operaciones, imagínate siendo Dios. Ahora, que ganarías un pastón.
- ¡Qué va! Como no necesitas nada y eres dueño de todo, pues no te pagan. ¡Un cachondeo!
- Pues vaya. ¿Y cómo es que pudiste mandarle unas almorranas a Julio Iglesias?
- Se conoce que eso era una buena acción, ¡je, je, je! Bueno, agarra el saxo y vamos a tocar algo.
- Ya que estamos con el tema celestial, Puto Bocazas, mejor agarro el clarinete y nos vamos con “When the Saints Go Marchin` in”, ¡je,j e, je!
- ¡Jo, jo, jo! A por ello.

La verdad es que cada día estamos peor de la cabeza. Rezad un poquillo por nosotros.

22 comentarios:

Mr Blogger dijo...

Eso le pasa por no convertirse en el Dios de la religión de Drenas... aunque bien pensado, tampoco se le ven muchas ventajas.

Troglo Jones dijo...

No me seas irreverente, Mr.Blogger, ¿quieres que se convierta en un culo?

Mañana a ver si puedo leer lo del detective, que tengo curiosidad pero voy como siempre, de culo, je, je.

Un abrazo.

Sebastián dijo...

¡Pues sí que apunta alto Puto Bocazas...!

Bien pudo haberse conformado, Sr. Troglo, con intentar quitarle el puesto al Espíritu Santo, que al fin y al cabo es de la familia... Ahora tendríamos a un Dios más distraído en vez de un Dios que está siempre montando la de Dios.

¿Habéis probado a tocar “When the Saints Go Marchin' in” con el embudo?

Bueno, vale: esta noche rezaré medio padrenuestro por vosotros.

Mamen dijo...

Jajajaja. Ayyy! Me ha hecho mucha gracia la caída del loro como "un angel caído", total ya llevaba las alas incorporadas...

Pues yo no rezaré porque soy atea. Aparte que no quiero, ¡porque me gustáis así!

Abrazos Troglo.

Félix dijo...

Bocazas es un amigo: se convierte en Dios y al primero que se aparece es a ti, que ya podría haber pensado en otro, pero es un amigo. Un detallazo.

De todas formas, para ser Dios, es más contradictorio que un profeta barato de telemadrugada. ¡Cuantas contradicciones! Puedo pero no puedo, soy pero no soy. Ay, que me lo veo más como ángel caído, que le va al pelo si vuela como un loro que tenía un amigo mío.

Lo que sois capaces de hacer por el poder. El pentágono debería saber algo de esto. Ya se verá. Peligro tenéis.

Rezando...

Troglo Jones dijo...

Saludos a todos:

Sebastián, estamos en las mismas. Dios es Espíritu Santo a la vez que Dios, y a la viceversa, ¿o no? Qué lío.

Déjate de embudos, que los carga el diablo. O Dios, quizá. Mejor así, fíjate que hubiera quedado ridículo rezar el "Loronuestro".

Mamen, yo no sé si a él le ha hecho tanta gracia, je, je. Pues si no rezas por nosotros, por lo menos haznos una tortilla o algo.

Félix, yo creo que se apareció a mí para humillarme. Claro que, como es omnipotente y omnipresente, se podía estar apareciendo al mismo tiempo a Luis Aragonés. Te pone los cuernos y ni te enteras.

No sé si un loro está preparado para ser Dios, la verdad. Para eso hay que nacer. O no se nace, porque uno está ahí desde siempre, ¿o no?

Nosotros sólo usaremos el poder para hacer el bien...a nosotros.

Abrazos a todos.

ESTHER dijo...

Genial! Como siempre, magnífica historia. Divino blog! Me apunto a la tortilla de Mamen, si es de patatas mejor que mejor. Yo pongo las cervezas.

Besos divinos!

ESTHER dijo...

Por cierto, el viernes pasado nos juntamos la Santísima Trinidad, Sebastián, Troglo y yo. Nos estuvimos tomando unas estupendas birritas con papas y aceitunas y ron añejo. Celebramos el super triunfo de Sebastián en la Feria del Libro. Troglo y yo le compramos su libro de poemas La herencia invisible. Ya comentaré el libro. Lo que he hojeado es magnífico, pero ya hablaré. A ver si os animáis y también compráis el libro de la editorial Calambur.

La verdad es que fue un placer muy agradable estar con vosotros dos! Quiero repetir! Vamos avanzando los bloggers en esto de conocernos.

Más Besos Super Divinos

Troglo Jones dijo...

Saludos, Esther. Gracias por tus ánimos, como siempre. Pues va a tener que hacer una tortilla grande Mamen, porque con el saque que tiene el Puto Bocazas, no veas. Y es que siendo omnipotente se gasta mucha energía.

Pues sí, hemos pasado de duo a trinidad. A ver si luego vamos pasando a los Cuatro Fantásticos, el Quinteto de la Muerte, los Seis de Trípoli o incluso el Sèptimo de Caballería. Animarse.

Como estrategia de marketing, Sebastián apareció en la feria completamente desnudo, pero nadie se dió cuenta, porque todo el mundo iba desnudo. Os lo habéis perdido, por no leer.

Comentaremos esos poemas. Yo tengo alguno que me gusta especialmente.

Besos per tutti.

Mamen dijo...

¿Pero qué tortilla ni qué niño muerto? (es que eso lo decía mucho mi madre, se lo he copiado)

¡Que odio cocinar! ¡Troglo no me metas en lios! jajaja. Como mucho tengo en casa pipas para el loro, que no hay que prepararlas. ;-)

Troglo Jones dijo...

Mamen, una tortilla de nada, eso casi ni es cocinar. Eso sí, que sea grande, hazla en paellera.

Has ofendido al loro, que es de morro fino y le quieres dar pipas. Date cuenta que ha sido dios, está mal acostumbrao.

Besos.

Mamen dijo...

Jajaja, pero qué morro que tenéis. Me veo ahí en la cocina haciendo una tortilla gigante. Bueno al loro le daré Chivas, que le tengo en casa para las ocasiones especiales.

¿O mejor se lo doy al dueño? ;-)

ESTHER dijo...

El Chivas es para los amigos, déjate de darle al loro nadaaaaa que está atontadillo! El loro se queda en casa durmiendo y soñando que es Dios. je je Si queréis yo haré la tortilla, no sé cómo me saldrá o mejor quedamos un día por ahí y nos tomamos unas pizzas!

Troglo Jones dijo...

Me apunto a ese asunto de las pizzas. Y ni el loro ni el dueño notan la diferencia entre el Chivas y el garrafón, Mamen, no lo desperdicies. El tomarlo en grandes cantidades, es lo que tiene.

¿Las pizzas qué tal las hacéis?

Besos.

Mamen dijo...

En la pizzería las hacen muy bien.

No estaréis todo el rato hablando de jazz ¿no?, jaja. Uy uy qué yuyu me da quedar con vosotros. Dos personas tan inteligentes, tan entendidas, tan cultas. No sé si voy a estar a la altura. Bueno, me dedicaré a comerme toda la pizza mientras vosotros habláis.

ESTHER dijo...

Ya ves Mamen que han surgido celos y envidias. je je

Pues tengo que decirte que troglo es muy simpático y nada o poco intelectual "en persona". Habla de cualquier tema con cordialidad. je je

Cuando quedé con él tenía el mismo miedo pensando que troglo sólo hablaría de jazz y de su loro, pero no, no fue así. Es una persona con la que se está muy a gusto.

Bueno troglo, después de esto nos invitarás, no? A esas pizzas tan ricas y a buen precio que hacen en la calle dos de mayo.

Troglo Jones dijo...

Así me gusta, que reconozcáis mis virtudes, je, je. Yo soy una persona muy leída y escribida, cuidado. Me prepararé una conferencia para el día que quedemos. ¿Preferís el ritmo ternario o la síncopa?

Estáis invitadas cuando queráis. Todavia no he encontrado ese sitio, Esther, y eso que el otro día pasé por allí.

Abrazos.

ESTHER dijo...

La calle es muy pequeñita. Tu lo que quieres es que "Xo" te acompañe. je je

Mamen dijo...

Jajaja, uy qué miedo me dáis.

Hominicaco dijo...

cuanto mamoneo se respira por aquí. Esto parece al salir de clase pero mas machuchillos.

Besitos

ESTHER dijo...

Oye, oye, eso de machuchilloooosssss, je je, un respeto! eh!

Troglo Jones dijo...

Drenas, en el fondo, es un tierno. Es una pose eso que se trae.

A ver si mañana me animo a uno de los mandarines.

Abrazos.