jueves, 21 de agosto de 2008

Delirio X

Hoy tenía muchas ganas de escribir, pero tampoco sé qué decir. Lo cierto es que me he levantado con unas ganas tremendas de asesinar a alguien, un fontanero, por ejemplo. Así que, en vez de tomarme un tranquilizante, como soy muy tacaño, me subo al blog y escribo paridas. Ah, ya parece que se me va pasando, por suerte para el gremio de los fontaneros. Pero que no se descuiden, por si acaso.

Por cierto, una cosa que ayer tardé un rato en dormirme dándole vueltas: si nueve de cada diez dentistas entrevistados recomiendan un chicle sin azúcar, entonces uno de cada diez dentistas entrevistados recomienda un chicle con azúcar. Pero, dado el nivel de incompetencia de la peña, ¿qué pasa si ese dentista es el que sabe? ¿Eh? ¿A que soy profundo?

P.D:: Un abrazo virtual a todos los afectados por el accidente de ayer. Sé que no vale de mucho en un momento como este, pero ahí va.

14 comentarios:

soybecaria dijo...

Con lo que cobran los fontaneros, a veces te entran ganas de asesinarlos. Al fontanero de mi barrio especialmente, porque se ponía a sacar trastos de la caja de herramientas y te invadía media casa para apretar un radiador. Luego desaparecía porque le faltaba nosequé cosa y te tirabas media tarde esquivando llaves para poder pasar de una habitación a otra.

Troglo Jones dijo...

Sí, se han convertido en los amos del mundo. Habrá que tomar medidas. ¿No cogen becarios? Date cuenta que eso es el futuro.

Abrazos.

Mr Blogger dijo...

Nueve de cada diez recomiendan... ¿no es mosqueante que esa peña, que vive de las caries, recomiende clicles sin azucar? Pa mi que es como lo de las cervezas sin alcohol, que en lugar de no tener lo que pasa es que tienen menos. O sea, tu vas comiéndote tus chicles tranquilamente, después de comer y todas esas cosas y lo que estás haciendo es firmando el próximo cheque al dentista de turno...

Troglo Jones dijo...

Qué mal pensao que eres, Mr.Blogger. A lo mejor lo recomiendan porque les pagan, como el Ronaldinho con las natillas. Yo vería más lógico si me dijeran que nueve de cada diez recomiendan no comer chicle. Lo que pasa que no sé si es ese el objetivo del anuncio, je, je.

Mr Blogger dijo...

¿Pero a quienes? ¿existe gremio de dentistas? ¿los dentistas reciben pasta como derechos de autor o algo así?

Santiago dijo...

Veo que las vacaciones te han sentado estupendamente y le han dado un brillo inox a tu sagacidad. Tus arrebatos asesinos no son de preocupar siempre que tengas las pastillas y/o el blog a mano.
A veces me pasa algo parecido...pero ya estoy mucho mejor. O no.

Troglo Jones dijo...

Mr.Blogger, fíjate en la sagacidad de la frase, "nueve de cada diez dentistas entrevistados". No dice "el 90% de los dentistas". Eso me da que pensar que sólo entrevistaron a diez, y a nueve les sobornaron, y el décimo se lo ahorraron, así que no les recomendó. Así se escribe la historia.

Hola, Santiago. Debo reconocer que tras el mes de junio asesino, me estoy metiendo unas vacaciones como las del cole. Yo creo que tampoco pasa nada si alguna vez asesino a alguien, ¿no?, mientras se lo merezca, se puede considerar defensa propia.

Abrazos.

Mr Blogger dijo...

Lo peor de todo es que ni siquiera tienen que pagarles a los otros nueve. Tu les preguntas, e igual te lo recomiendan y toddo, y no necesitas sobornarlos...

Ralph dijo...

Y digo yo si un producto es tan bueno ¿Por qué no hay 99 de cada 100 que lo recomienden? ¿Sale muy caro?

Troglo Jones dijo...

O haces como Ku Ñao, Mr.Blogger, les dices que les vas a pagar y luego pasas.

Ralph, fijate que 99 dentistas son muchos, tío. Creo que no los hay en todo el universo. No sé por qué, me suena a novela de Perry Mason, "El caso de los 99 dentistas entrevistados". En fin, cada día estoy peor.

Abrazos.

Hominicaco dijo...

me dejais sin palabras chicos

Troglo Jones dijo...

Bueno, Drenas, tampoco es para tanto. No te asustes.

Un abrazo.

ESTHER dijo...

Lo que yo le pediría a los dentistas es que recomendasen que la gente "No tire los chicles al suelo." Porque las calles dan asco de tanto chicle pegado en el suelo entre otras cosas. Es muy desagradable. Una vez masticados se envuelven en un papelito y se guardan. Y al llegar a tu casa los tiras a la basura, por ejemplo.

Troglo, sigues genial como siempre. Un abrazo.

Troglo Jones dijo...

Di que sí, Esther. Pero al llegar a sus casas, que los tiren al suelo. Ahí no me importa.

Abrazos.