martes, 25 de agosto de 2009

Grandes fichajes

El mundo del fútbol creía que lo había visto todo en cuanto a fichajes megamillonarios, galácticos y demás, hasta que Especulacio Gómez, presidente y propietario a la sazón del Rácing Gómez, pagó la clausula de rescisión y fichó a Dios para el centro del campo. ¡Quién mejor para la Creación de juego! ¿Jugar como los ángeles? ¡Ja! ¡Eso no era nada en comparación! ¡Jugaba como Dios! Trompetas celestiales sonaban cada vez que tocaba el balón. Y nada de vicios y vida disoluta. Seriedad total.


El problema vino cuando se dieron cuenta de que los domingos no trabajaba.

10 comentarios:

Ralph dijo...

Algún pero tenía que tener, de todas formas con lo forrado que está el club podría pagar un sobornillo para jugar toda la temporada los sábados y asunto resuelto je je je. Saludos.

Troglo Jones dijo...

Ralph, te he quitado un comentario, que había salido dos veces. Se agradece tu generosidad, je, je. O también pueden ficharle en su manifestación de Yahvé, y así descansa los sábados. Es que esto de Dios, como tú dices, tiene sus dificultades.

Abrazos.

ESTHER dijo...

je je je je qué nombre más divertido. El deporte verdaderamente apasionante es el tenis. Dejad el fútbol de lado que no vale nada y pasad al tenis! Un galáctico como Federer hace maravillas y es Dios de verdad, te lo juro!

Besos y abrazos tenistas!

PD. Federer aún siendo Dios trabaja en domingos.

Por cierto han abierto una pollería de pollos asados por encargo cerca de casa.

Troglo Jones dijo...

Jelou, Esther. En el tenis hay diosecillos también, y diosecillas, je, je. Federer no sé como sigue currando, con la pasta que tiene.

¡Ya puedes encargar pollos! Yo soy muy aficionado, aquí hay un sitio que los hacen buenos, pero yo voy a por ellos, no vaya a ser que me den loro por pollo, je, je. Federer viene mucho, pero sólo encarga faisanes y aves del paraiso.

Besos.

solojazz dijo...

Una crónica deportiva para "Marca" o "Don Balón", incluso para una revista de Jazz (por lo de las trompetas celestiales),Troglo. Vaya problema para el señor (del nombre divertido). La salida del embrollo contratándolo como lo manifiestas, parece viable.

Mejor ver los juegos femeninos(o masculinos, segun el caso) de billar.

Saludos

Troglo Jones dijo...

Saludos, amigo Armando. Lo que tenía que haber hecho era fichar al demonio, que ese nunca descansa.

Esperemos que el billar no se vuelva nunca tan absurdo como ya es el fútbol, o nos tendremos que apuntar al levantamiento de piedras, femeninas o masculinas (osea, piedros), je, je.

Un abrazo.

Dr.Krapp dijo...

Tengo un problema filosófico con tu entrada que desafía mi comprensión.
Si Dios es un jugador, como tal tendrá que someterse a instancias superiores. Es decir, tendrá que obedecer a suentrenador que tiene que tener más poder que Dios; pero es que el árbitro también tiene que tener más poder que el Hacedor para poder dirigir el match y finalmente no digamos Especulacio Gómez en su condición de presidente del club de marras.
¿Estamos realmente preparados para que esos señores sean dioses sustitutos?

Troglo Jones dijo...

Qué preguntas, Doc. No sé si estaremos preparados, pero dioses sustitutos ya lo son, al menos Especulacio. Y eso de que los entrenadores tienen más poder que algunos jugadores, no sé yo. Con respecto al arbitro, no hay problema, porque Dios, al ser infinitamente bueno, nunca jamás podría cometer irregularidad alguna. Y si el arbitro se equivoca y le pita falta, le perdonaría porque no sabe lo que hace.

Abrazos.

Mr Blogger dijo...

Bah, tienen champions, jugarán en sábado siempre...

Troglo Jones dijo...

Pero, Mister, para jugar en sábado, ¿no tienen que ponerse de acuerdo los dos equipos? Yo creí que era así. Eso sí, le puede joder algún partido de Champions, imagínate que cae en miércoles de ceniza,o el Corpus. Grave problema.

Salud.