lunes, 5 de octubre de 2009

Portadas que me gustan


Otra estupenda y divertida portada del amigo David Stone Martin, en esta ocasión para dos músicos que, a primera vista, parecían poco compatibles: el preciosista Stan Getz al saxo y el vitamínico Lionel Hampton al vibráfono. Pues resulta que son como los dátiles con bacon, aunque parezca raro, la mezcla funciona. Para sazonar la cosa, Hamp & Getz se acompañan de Lou Levy al piano, Leroy Vinnegar al bajo y Shelly Manne a la batería. Y el tema es un clasicazo de Ray Noble, “Cherokee”. Y qué hambre me está dando.



11 comentarios:

artal dijo...

nos sorprendemos que musicos a primera vista diferentes luego funcionen y bien. no se porque. creo que es mas facil que dos muy afines terminen cayendo en topicos, tics o la autocomplacencia a que terminen sorprendiendo. cuando de choques como este la cosa funciona, porque se lo han tenido que currar y esforzarse, pues saltan chispas. me acuerdo ahora de un buddy de franco tatum que me gusta tambien mucho.

solojazz dijo...

Que portada más simpática, Troglo. Y por lo leído y escuchado, de sustancioso contenido. Funciona también como aperitivo y con los que me gusta el bacon con diferentes combinaciones (Vinnegard y todo).

Buen provecho

ESTHER dijo...

Qué curiosa es la portada y qué tipo más imaginativo Stone Martin.

Era de Chicago y muy pronto se interesó por el dibujo. En 1944, su amiga, la pianista Mary Lou Williams le encargó una portada para el sello de Moses Asch. A partir de ahí empezó a trabajar en el mundo del jazz realizando cientos de portadas en diferentes sellos discográficos... (continuará).


Aquí junto a mi tengo la portada diseñada por Stone Martin, de Lester Young with The Oscar Peterson Trio. Sello Verve. Y es que este ilustrador, diseñador y director de Arte trabajó mucho para Verve.


Besitos. El tema excelente!!!!

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Cierto, Artal. De hecho, dos músicos diferentes pueden crear algo distinto. Sin embargo, en ocasiones, cuando los músicos son muy parecidos, el unirse aporta poco. A veces no eres capaz de diferenciar cual de los dos está tocando.

Armando, sustanciosa portada y contenido, si. Aquí nos gustan los pepinillos en vinnegar, je, je.

Saludos, Esther. No sabía que David fuera amigo de la gran Mary Lou. Cuéntanos más, je, je. Estas historias son divertidas y apasionantes.

Con estos músicos y este tema, es muy difícil fallar.

Abrazos a todos.

Mamen dijo...

Muy divertida la portada (me ha recordado a los payasos de Micolor, jajajaja) Perdón perdón, ya me pongo seria no sea que Esther se me enfade.
Será que las combinaciones raras también funcionan. Los dátiles con bacon no deben de estar nada malos.

Bonito tema y divertido también.

Troglo Jones dijo...

Menos cachondeo, Mamen, je, je. ¿No has probado los dátiles con bacon? ¿En Estambul hay dátiles pero no bacon? Pues es una oportunidad de negocio, je, ,je.

Saludos.

Dr.Krapp dijo...

Dos tipos, uno rojo con sartén y otro saludando con sombrero. Las dos épocas de color de Picasso. Apuesto a que muchos dirán que Hamp es el primero, por ardiente y Getz el segundo, por frío y decoroso.
Menos mal que los estereotipos no funcionan bien en el jazz y antes de que se pusiera de moda con el auge de la cocina china ya existían sabores agridulces como el que se origina con la combinación musical de estos dos monstruos.

César dijo...

Interesante blog de jazz Troglo. Me lo apunto!

Saludos.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Sí, Doc, el jazz ha roto muchos estereotipos. Con Coleman Hawkins podían hacerse muchos cócteles, o con Pee Wee Russell, o con tantos otros. Creo que se tiene la imagen de un Getz siempre muy cool, pero Stan tenía capacidad para hacer lo que le diera la gana.

César, muchas gracias, y bienvenido. Esperamos verte por aquí. Aunque yo no tengo tan claro que esto sea un blog de jazz, je, je.

Abrazos a los dos.

Sebastián dijo...

Muy artística, como todo lo que hacía este hombre. Tenía un gusto exquisito. Era un maestro del dibujo y de la ilustración. Y, como se aprecia en esta espléndida portada, un magnífico tipógrafo y calígrafo. Puro genio, puro jazz, pura poesía...

Troglo Jones dijo...

Pues sí, Sebastián. A mí me parece que le gustaba lo que hacía, y eso se nota en tu trabajo. Una portada muy jazzera, calidad sin acartonamientos.

Salud.