martes, 23 de marzo de 2010

Portadas que me gustan


Curiosa y graciosa esta portada, aunque tiene demasiadas letras para mi gusto. El disco está basado en un musical de Broadway, que a su vez se basó en una tira cómica del dibujante Al Capp, “Li’l Abner”, famosísima en Estados Unidos durante décadas y totalmente desconocida aquí, quizá porque los personajes que representa son genuinamente locales.


No diréis que no está currada. Ahí teneis a Shelly Manne disfrazado de Li’l Abner, ¡je, je!, y perseguido por otro de los personajes fundamentales de la tira, su eterna enamorada , obsesionada con el matrimonio, la exuberante Daisy Mae. Sé que la imagen de la mujer es un poco de otros tiempos, pero no lo veáis solamente desde lo que parece. “L’il Abner” tenía un punto muy fuerte de crítica social y de los estereotipos, precisamente por el método de coger estos estereotipos y exagerarlos hasta un grado delirante.


No me enrollo más. El diseño de la portada es de Robert Guidi, y la foto del gran William Claxton. El disco no es que sea la leche, pero tiene su aquel. La alineación la tenéis en la portada. Y este curioso tema se llama “Jubilation T. Cornpone”, dedicado al estrafalario fundador de Dogpatch, el pueblo de L’il Abner and company.Por cierto, parece que GoEar se ha rendido, je, je.



17 comentarios:

Ralph dijo...

Tienes razón, muchas letras y poco presupuesto para el traje de la protagonista de la misma je je je. Saludos.

jesus dijo...

no conozco este disco, pero desde luego por lo poco escuchado parece muy a años luz de esos fantásticos de shelly manne "y sus hombres". igual es que aqui la chica les despistaba un poco :-)

ESTHER dijo...

jelou Troglete,

tiene mucha gracia la portada y esta conseguida. Todavía se entiende mejor con tu explicación sobre el comic en el que se basa. El caso es que me suena muchísimo. ¿Hace unos años no se estrenó una película basada en la vida de Al Capp? Mezclaban comic con realidad.

No creas que tiene demasiadas letras, para mi gusto están las justas. La fotografía por supuesto magnífica.

Y que gran batería es Shelly Manne! Me gusta!

Beso.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Ralph, ¿tú dónde miras, je, je? Siempre pensando en lo mismo.

Jesús, ciertamente tiene discos mucho mejores. Quizá sea por lo peculiar del material. Es difícil que se convierta en un standard algo que se llama "Jubilation T. Cornpone". ¿Qué chica dices? No me había fijado, je, je.

Abrazos.

Troglo Jones dijo...

Esther, te has colado por la retaguardia. La verdad es que no sé si hay una película sobre Capp, lo investigaré. De L'il Abner seguro que hay alguna versión peliculera, pero habrá que ver cómo es, je, je.

Si a ti te gustan es que las letras están bien, je, je. Shelly fue uno de los buenos. Además, era de los pocos que buscaba gente que le compusiera nuevos temas para sus grupos, y eso se agradece.

Besos.

Armando dijo...

Ja Ja. Me parece divertida la portada, Troglo. Quién le manda a Shelly salir de su "hoyo". No sé si tiene que ver, pero el título me recordó una de mis favoritas "Hi Lili, Hi Lo" de Kapper y la versión que escuché primero de un actor y cantante de apellido Chamberlain, protagonista de una serie de TV llamada el Doctor Kildare, que pasaban por aquí en los 70´s.

Salud

Dr. Krapp dijo...

¿Qué tiene de malo algo de ligereza a tono con el tono cómico de la serie? He visto alguna de esas tiras hace mucho y creo que hay un excelente sentido del humor ahí.
Estas piezas de Shelly Manne hay que entenderlas en el contexto de aquellos contactos entre jazz y Hollywood a través de una larga serie de bandas sonoras.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Je, je, sí, Armando, en el agujero estaba a salvo, pero se arriesgó. Esa canción era de una película, "Lili". ¡Uf, qué grima me ha dado siempre Richard Chamberlain, ja, ja!

Doc, es claro que "L'il Abner" no es algo para tomar en serio, saliendo personajes con nombres como "Apasionata Van Climax", je, je. Creo que quisieron repetir el éxito de su disco de "My fair lady", pero les salió regular. Y es que eran cosas muy diferentes.

Abrazos varios.

Miazuldemar dijo...

Pero ¿tú limpias el polvo de todos los discos que tienes? Me veo al loro con el delantal y el plumero.

En fin, yo sí que tengo que jubilarme, ayyy Dios.

Divertido tema y portada. Ya echábamos de menos a San Goear.

Buen fin de semana tengan ustedes!

Félix Amador Gálvez dijo...

El temita hace justicia a la portada.

Te dejo una frase de uno de mis amigos: "Ande laj bujcaaaaa?" (¿Dónde las buscas?)

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Mamen, ¿limpiar el polvo? Pensé que se limpiaba sólo. Yo ya me jubilé de eso, je, je. Pásalo bien estos días.

Caramba, Félix, cuando pones el nombre completo como que impresiona más. Normalmente las portadas aparecen cuando el loro y yo batallamos lanzándonos discos a la cresta. Invariablemente, suele acertarme con una portada interesante.

Abrazos varios.

Mr Blogger dijo...

Estaría bien que colgaras una de esas tiras si encuentras pa echarles un ojo

Troglo Jones dijo...

Saludos, Mister:

Pues la verdad que tampoco hay mucho. Aquí te dejo un enlace a un blog donde puedes leer la surrealista historia de L'il Abner y los Shmus. El amigo Capp tenía verdadera retranca kafkiana.

http://tangenciasuno.blogspot.com/2009/08/lil-abner-y-el-valle-de-los-shmuuuuu.html

Pásalo bien.

Mr Blogger dijo...

¿comida gratis para todos? ¡pero si eso es horrible! XDXD

no solo me has descubierto un gran autor que no conocía sino también un gran blog que tampoco concía... ¡graciaaas!

Troglo Jones dijo...

Je, je, sí, sería una catástrofe para las empresas de alimentación. Asín es el mundo.

Me alegro que te gusten ambos. "Tangenciasuno" es un blog muy interesante para amantes del cómic. A mandar.

Abrazos.

Hector Aguilera S. dijo...

Troglo, divertida portada, Shelly Manne huyendo de una agraciada mujer que lo persigue, ¿Para qué? ¿Querrá toca la batería con él?
Independiente del propósito que se tengan entremanos, el era un gran baterista, muy fino y muy cool en su ejecución.
Un cordial saludo,

Troglo Jones dijo...

Saludos, Héctor:

Shelly hace bien en huir de semejante muchachota, je, je. Creo que tiene intenciones deshonestas, y él era muy decente. Sí, como dices, un batería de los finos.

Un abrazo.