jueves, 1 de abril de 2010

Multidifusión

Estaba yo pensando que si las televisiones ponen veinte veces las mismas películas, por qué no puedo repetir yo los posts. Eso se llamará multidifusión blogueril, ¿no? Hay que tener en cuenta que los costes de producción de algunos posts son muy elevados, y hay que rentabilizarlos. Así que, a partir de mañana, me voy al principio del blog y empiezo a repetir todos los posts otra vez. Si además, ya se os habrán olvidado. Y encima, recordar es volver a vivir. Qué bonito. Pues eso. Cuando los haya puesto tantas veces como los capítulos de los Simpson empezarán a ser rentables. Ahora, unos mensajes de nuestro patrocinador:


Productos Puto Bocazas presentaaa:


Muy buenas, soy el loro Puto Bocazas, director general de Productos Puto Bocazas. Nuestro departamento de desarrollo lo ha hecho otra vez. Cuando parecía imposible, lo hemos conseguido. ¡El producto revolucionario! ¡El producto que todos querrán tener! Hemos inventado...


¡EL DROMEDARIO!


Por supuesto, a usted, sagaz consumidor, no se le escaparán dos detalles: que el dromedario ya estaba inventado y que para qué coño quiere usted un dromedario. Y yo le contesto, ¿y para qué quiere todo el resto de basura que compra diariamente, que le venden como si fuera la rehostia en atomos y es más viejo que una bandada de loros, mejorando lo presente? Además, nuestro dromedario es completamente nuevo, ya que le hemos añadido amplias mejoras en sus prestaciones, consistentes en ¡un lacito en el rabo! Así que, hala, no me joda y a comprar, que esto sólo lo arreglamos entre todos. Y no piense tanto, coño.


12 comentarios:

Hector Aguilera S. dijo...

Troglo, me alegro tanto que reaparezca Puto Bocazas, en un rol de empresario, solo a el se le ocurriría vender un Dromedario. Dile que puede agregar en su campaña publicitaria, que este animal se vende al mismo precio de un camello, pero el dromedario tiene dos jorobas, y el otro solo una.
Saludos,

Dr.Krapp dijo...

Espero que por la misma regla de tres, no quiera vender un ciempiés a un precio centuplicado.
Yo imaginaba a Puto Bocazas en un balcón cantando una canción mientras pasa la procesión. Ese espectáculo tan costoso que se repite igual cada año desde hace siglos, sin que se vislumbre cuando se amortizará la inversión.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Hector, ¿estás seguro? Hay quien dice lo contrario, que el dromedario tiene una y el camello dos. El loro seguro que se aprovecha de la confusión y, sea como sea, te sisará una joroba, je, je.

Doc, yo creo que precisamente las procesiones y afines, están más que amortizadas. Y no dejo salir a Puto Bocazas a cantar al balcón porque no me apetece dormir en comisaría, o excomulgado.

Abrazos.

Ralph dijo...

No sé, no sé, ahora que se tira por la rama ecológica del producto, no sé yo si con las emisiones de Metano del animal en cuestión podrás colarlo en el Plan 2000E ;)

Miazuldemar dijo...

Jui jui jui jui... ¡Qué razón tienes Troglo! Buena crítica.

Bsos.

Félix Amador Gálvez dijo...

Joder con la radiodifusión. Veo que estamos de vacaciones del todo.....

Espero que esta vez consiga vender el dromedario. Yo, si no tiene corel duo, no pienso pujar.

ESTHER dijo...

Te compro 5 dromedarios a mitad de precio. No sé para qué los quiero pero dame cinco!!!! Y de pensar ni hablar que eso es malo.

Beso.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Ralph, para emisiones pestilentes, las de la tele, je, je. No le eches la culpa a nuestros bichos, pobrecillos.

Mamen, menos hacerme la pelota y más comprar, je, je. No te escaquees.

Félix, una vez vendidas las existencias, pasaremos al modelo 2.0. Es exactamente igual, pero con una arandela en la nariz. Nos lo quitarán de las manos, que así funcionan las novedades. Te apunto cuatro.

Esther, el consumismo te rinde homenaje, je, je. Hombre, lo de mitad de precio es un poco pasarse. Eso sí, te regalo el sexto, je, je. No sé cómo has podido vivir hasta ahora sin seis dromedarios. Pensar cansa, mejor comprar.

Abrazos a todos.

la stessa ma altra dijo...

podría hacerse la publicidad con alguien humano sentado arriba del dromedario con Puto Bocazas en la mano (como si fuera paloma de la paz) vociferando la propaganda... en procesión, claro Esther, otros cinco dromedarios atrás moviendo la cola mostrando el gracioso lacito... no estaría nada mal...

Troglo Jones dijo...

Saludos de nuevo, Myriam, veo que se te da bien esto de la publicidad, je, je. Sería un anuncio algo surrealista, pero seguro que vendíamos dromedarios a patadas. Ahora, aunque Esther es la mejor fotógrafa de jazz del mundo, lo de sacarla en procesión me parece ya un poco excesivo.

Abrazos.

Mr Blogger dijo...

Más que a loro, esto huele a mandarín...

Troglo Jones dijo...

MIster, es que igual que patos mandarines, hay loros mandarines, je, je.

Abrazos.