sábado, 25 de octubre de 2008

Bye Bye William

Mi amiga Esther me avisó hace unos días del fallecimiento de uno de los más míticos fotógrafos de jazz, el amigo William Claxton. Nos dejó tantas imágenes maravillosas que me es imposible destacar una u otra.

Así que me gustaría rendirle un pequeño homenaje, a través, como no, de esa música que tanto él como yo amamos tanto. Para darle ese último adiós he elegido una canción titulada “Bye Bye Blackbird”, creo que muy propia. Coincide además que mi compinche Millass la hizo protagonista de uno de sus últimos posts.

Pensé en cantar yo mismo la canción, pero luego me di cuenta que eso podría hacer que William volviese de la tumba para partirme la cara. Así que, para interpretar el tema he elegido a un cantante a mi entender no suficientemente valorado: Sammy Davis Jr.




Creo que el problema de Sammy fue el ser tan polifacético. Hacia tantas cosas bien que la gente no sabe muy bien a qué se dedicaba: humorista, un imitador increíble, bailarín espectacular, tocaba la guitarra, la batería y era un vocalista extraordinario. Y en esta canción que quiero que sirva como homenaje a William creo que lo demuestra. Fijaros como empieza, arropado sólo por el contrabajo y sus deditos chasqueantes.

La foto de Sammy es, como no, de William Claxton.

Bye bye, William.

13 comentarios:

Mr Blogger dijo...

Ya pensaba que ibas a decir que la foto también era de Sammy ;).

hominicaco dijo...

el tio es asi de negro o es que la foto sale así?

Troglo Jones dijo...

Salud, parejita:

La foto es de Sammy, pero hecha por William, no me lies, Mr.Blogger.

El tío era negro, Drenas, pero la verdad que en algunas fotos sale muy negro y en otras no. En las que son en blanco y negro suele salir bastante negro, ja, ja.

Abrazos.

Tomás dijo...

Precisamente el otro día hojeaba su libro "Jazzlife" en una tienda, indiferente a su desconocido fallecimiento. Ahí queda su legado.

Saludos
Tomás

Troglo Jones dijo...

Saludos, Tomás, bienvenido.

Siempre nos quedará su gran trabajo, sí.

Nos leemos.

millass dijo...

Sí señor Troglo, una versión sencillamente genial, muy equilibrada, in crescendo... Ya te dije que no la conocía. Gracias por ponerla y muy apropiada para el pequeño homenaje que haces al Sr. Claxton.

Saludos

ESTHER dijo...

Qué sorpresaaaaaa!!!!!!!!!!! Genial!!!!!!! Me encanta la versión de Sammy! Estupenda! Sobre Claxton puedo decir que junto a Herman Leonard, son los dos grandes maestros de la fotografía del jazz. Me han influido totalmente. La fotografía clásica me encanta. Añado a Francis Wolff. Qué grandes tres monstruos inigualables. Y, como no, añado también a una mujer fotógrafa, por supuesto a Esther Cidoncha. La conoces? Gracias amigo por tu post estupendo.

Un abrazo.

Mamen dijo...

Pues que descanse en paz.

Qué relajante toda la música que pones. Ideal para tenerla de fondo (al menos para mí).

Yo quiero un vecino como Sammy, que me cante de vez en cuando, mucho mejor que oir a los vecinos discutir.

Bsos!

Troglo Jones dijo...

Hola a todos:

Millass, me alegro que te guste, así ya tienes otra. Espero que a William también le guste, seguro que sí.

Jelou, Esther. Es que Sammy era mucho Sammy, a pesar de ser pequeñito. No es broma, en ese póker de ases ya es una leyenda por derecho propio la gran Esther Cidoncha, je,je. Espero que la disfrutemos hasta los 300 años, por lo menos. Gracias a ti, como siempre.

Hola, Mamen, un placer contribuir a tu relajación, ja, ja. Recuérdame que un día te cuente una anécdota del cornetista Bix Beiderbecke y los vecinos.

Abrazos a todos.

Sebastián dijo...

Magnífico homenaje, Sr. Troglo; una joya digna del orfebre que lleva Vd. en su corazón.

Supe de la muerte de Claxton por Diego A. Manrique en El País. Realmente, como el mismo decía, hizo "jazz para los ojos". ¡Menos mal que aún tenemos a Esther Cidoncha! ¿Se da Vd. cuenta de la suerte que tenemos, Sr. Troglo?

Sammy Davis Junior siempre me cayó bien. Bailaba, cantaba y chasqueaba los dedos como nadie. Y, desde luego, en esta versión de 'Bye Bye Blackbird' está que se sale.

Muchas gracias por esta 'delicatessen' jazzística y un fuerte abrazo.

Troglo Jones dijo...

Hola, Sebastián:

Soy bien consciente de la suerte que tenemos con Esther, no lo dudes.

Muchas gracias por tu comentario, amigo. A ver si te prodigas un poco más.

Un abrazo.

Félix dijo...

Ultimamente tengo la sensación de que no estoy en el mundo. No leo, no veo las noticias, no contacto con nadie.

Lo de William Claxton sería una gran pérdida si el cabrón no se hubiera tomado la molestia de dejarnos tantos tesoros en forma de imágenes.

Su blanco y negro tiene el equilibrio de la pasión y del arte. Encuadraba con una seguridad que hace que te sientas jazzman cuando ves sus fotos. Llevo mucho, mucho tiempo queriendo dedicarle un post al maestro Claxton, pero ya es demasiado tarde.

Troglo Jones dijo...

Hola, Félix:

A mí me pasa un poco igual, me entero de cosas porque me las cuentan, la verdad.

Quizá sea el momento perfecto para ese post, ¿no?

Abrazos.