domingo, 12 de octubre de 2008

Simply Sassy


Sarah Vaughan. ¡Uau, uau! Iba a llamar a esta cosa “La noche que conocí a Sarah Vaughan”, pero me suena que eso ya lo he hecho alguna vez. Así que no.

¡Qué voz, criaturas, qué voz! Cuando Sarah Vaughan era un bebé y lloraba a grito pelado, los vecinos abrían las ventanas para poder oírla. ¡Qué voz, criaturas, qué voz! Era capaz de cantar la sintonía de Mazinger Z y hacerte saltar los lagrimones de felicidad. Además de cantar, interpretaba. Una actriz de la voz.

¿Cómo lo hacía? Sin ningún esfuerzo aparente, era capaz de pasar de lo más alto a lo más bajo. Era ultrasónica, supersónica, subsónica. Emitía notas que todavía no podemos oír. Cuando la raza humana evolucione y nos convirtamos en enormes orejas con gafas, es posible que lleguemos a captar todo lo que cantó.

Para los que no sepan lo que es el “scat”, escúchenmela improvisar. Para los que no sepan lo que es el “swing”, ¿quien tenía más swing que Sassy?

- ¡Ella Fitzgerald!

Ya salió el listo. Esperar un momento que tape con un edredón insonorizado la jaula de este loro bocazas que tengo. Está bien, de acuerdo, Ella es la definición del swing, ¡pero nadie más swingeaba mejor que Sarah!

Y ya vale de rollos, vamos a lo que importa. En la foto podéis ver a Sassy con parte del grupo que la acompaña en esta grabación: el flautista Herbie Mann, ese trompeta escondidillo que ya deberíais haber identificado como Clifford Brown, y el saxofonista Paul Quinichette, el hombre que tocaba más parecido a Lester Young que el mismo Lester Young, y al que Lester Young le puso el cariñoso apodo de “Miss Q”. Bueno, cariñoso, no, se lo puso con bastante mala hostia. El resto del grupo, que se movió y no salió en la foto, son Jimmy Jones al piano, Joe Benjamín al bajo y Roy Haynes en la batería.

Este tema se llama “Lullaby of Birdland”. Flipad con sus improvisaciones a partir del 2:14, más o menos. Creo que Herbie se tragó la flauta, y hubo que sacársela con un imán. Salud.

8 comentarios:

Mr Blogger dijo...

Es cierto, se oye como se traga la flauta. Eso si, es un artista fenomenal y no estropea el resto de la canción con quejidos y lamentos y cosas nimias de esas.

ESTHER dijo...

Sassy era maravillosa, divina e inigualable. je je je Es verdad. Tengo muchos discos de ella, y está muy bien que le hayas dedicado un post. No me lo esperaba. Su “Lullaby of Birdland” es sensacional. Me ha emocionado.

Un abrazo amigo. Te veo muy trabajador. Ella Fitzgerald era una diosa, pero por qué compararlas? Están ahí las dos, están sus discos, no? Pues disfrutémoslos.

Troglo Jones dijo...

Saludos, amigos:

Mr.Blogger, ¿qué sería de los bloggers del mundo sin ti? Te voy a hacer un acceso VIP al blog, je, je.

Esther, a ti también, cuidado, ja, ja. Pues sí, ahí está Sarah, siempre divina, como Ella. Un detalle: Sarah murió con muy poca diferencia de tiempo con otro fenómeno no suficientemente apreciado: Sammy Davis Jr. Le debo un post.

Y hablando de fotos, que es lo tuyo: ¿sabes que Willie "The Lion" Smith estaba presente el día de la foto de "A great day in Harlem", pero que no sale porque el tío estaba cansado y se sentó por ahí y se la perdió? Eso sí que es no moverse y no salir en la foto, je, je.

Y, mil perdones, me autofustigo. La foto de Sassy & Co. es de William Claxton.

Abrazos.

Mamen dijo...

Me ha gustado mucho.

Una apreciación, que bueno, no viene a cuento. No me matéis, ni me odiéis, ni me peguéis, ni nada de eso. No sé ni siquiera si decirlo, no sea que no me dejéis escribir más en este blog...ejem...bueno, ¿No pensáis que la Rosa de España tiene una voz perfecta para cantar música negra? A mí me parece que esas voz bien aprovechada, dejándose de cantar gilipolleces y entonando cosas que merecieran la pena, daría mucho juego, ¿que no? Lo que pasa que no sería comercial(aunque ahora tampoco lo es, pero bueno). Hale, ya lo he soltado.

PD: No me mandéis unos matones a casa por haber hecho la comparación, que he cambiado de domicilio.

Mr Blogger dijo...

Bah, yo creo que los rizos de Bisbal podrían servir para rellenar almohadas y aún no me han linchao por eso...

Troglo Jones dijo...

Mamen, me alegro que te haya gustado. Eso sí, tengo que sujetar al loro para que no vaya volando a currarte.

Fuera de coña, ¿por qué? Claro que hay grandes voces, en todos los estilos. Marta Sánchez es una gran voz, por ejemplo. Otra cosa es lo que hagan con ella. Y es posible que, si optaran por el jazz, pudieran dar mucho juego.

Aunque hemos de reconocer que no es sólo cosa de voz. Billie Holiday no era una gran voz, pero era una gran intérprete, vivía la canción. El sentimiento hace mucho.

Mr.Blogger, no digas porquerias. ¿Una almohada llena de pelos de Bisbal? ¡Argh!

Saludos.

Mr Blogger dijo...

y los pinceles son de pelo de cerda y nadie se queja... y los artistas los prefieren a los sintéticos y pintan cosas cojonudas. ¿Sabes los hermosos sueños que podrías tener con una almohada bisbal bajo tu cabeza?

Troglo Jones dijo...

Los cerdos son animales muy limpios. Imagina un sueño que saliera Bisbal cantando: BULERIAA, BULERIAAA, pero sólo esa palabra, una y otra vez, toda la noche, a grito pelado, ocho horas, catorce en tu caso, Mr.Blogger.

Imagínate soñar eso todas las noches. ¡Brrr! Terrorífico.

Salud.