jueves, 23 de octubre de 2008

La puta crisis

Pues iba yo caminando

camino del cafetín

y en la esquina, mendigando

estaba Emilio Botín.


“Caballero, mil perdones”

dijo el famoso banquero

“déme usted unos millones,

que estoy fatal de dinero”


Y en vez de darle socorro

al listo santanderino

le metí un piño en los morros

y seguí por mi camino.


P.D.: ¡Qué no me entere yo que le dais nada a ningún banquero! ¡Qué se lo gastan todo en vicios, coño!

14 comentarios:

Mr Blogger dijo...

Poderoso caballero es don dinero. El no presta a los demás, y todos tenemos que prestarle a él...

Ralph dijo...

Eso de que él no presta a los demás, si es banquero ¿Entonces a qué se dedica?

ESTHER dijo...

Estás, troglo, con la crisis que no paras. Hombre! Le deberías haber prestado unos milloncetes, piensa en todo lo que tiene que pagar y sé más caritativo. je je Por cierto troglo, me puedes prestar unos miles? je je te invito a cava brut nature, tostadas de pan calentitas y jamón con tomate.

Beso.

ESTHER dijo...

Nos hemos acostumbrado a que escribes muy bien pero hay que felicitarte: eres un gran poeta!

Troglo Jones dijo...

Salud:

Sí que vive de prestar, Ralph, entre otros negocietes, pero Mr.Blogger tiene razón en una cosa: si estás jodido, entonces si que no te presta.

Esther, es que esto de la crisis me ataca al higado. Voy a tener que hacer otro blog para desahogarme, y que cierren ese por blasfemo. Lo pondré a nombre del loro, je, je.

Y de poeta, nada. Ya os dije que soy poetastro, a mucha honra.

Abrazos per tutti.

elquelee dijo...

no me pegue
caballero
que lo dice
zapatero

soybecaria dijo...

Jajajaja. Muy buena la poesía, me he reído mucho. De todas formas, no creo yo que Botín precisamente vaya a quebrar. Si ha llegado hasta donde ha llegado sin saber inglés es porque es un tío apañao.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Ja, ja, bienvenido, elquelee. El tuyo es casi un nombre de personaje de Lovecraft, como Zapatero y Botín, aunque estos más terroríficos. Te debo visita, que yo también leo, además del Marca.

Becaria, ¿qué horas son estas? No, si quebrar no hay cuidado, no te preocupes, para eso estamos. A Botín no le asusta la cuesta de enero.

Saludos a todos.

La Ana Obregón de los blogs dijo...

Estoy harta de que los peces gordos,
a los pobres nos hagan oidos sordos.

Ahora mucho rollo con la crisis,
ojalá les entrase a todos la tisis.

Por mi que se pudran en el infierno
que se estará caliente ya que viene el invierno.


He dicho.

Troglo Jones dijo...

Caray, Mamen, se te da la poesía como a Ana Obregón el baile. Bien, quiero decir, je,je.

Eso, al infierno a currar de teleoperadores, o vendiendo bonsais.

Salud.

Sebastián dijo...

"Botín"... ¡Hasta con su nombre se recochinea de nosotros! Muy buena esta copla de ciego, Sr. Troglo.

Y gracias por ese 'Lullaby of Birdland de doña Sarah Vaughan. Lo necesitaba esta mañana. Y por las carcajadas que ha conseguido arrancarme con "La sociedad es la culpable". Me iré poniendo poco a poco al día con Vd.

Por lo pronto, voy a darle un trago al abrillantador de muebles.

Un abrazo.

Troglo Jones dijo...

Hola, Sebastián, me alegro que estés por aquí otra vez.

Sí, el nombre le viene que ni pintado al gachó. Y, como ves, tenemos la fabrica de paridas a pleno rendimiento.

Ten cuidao con el abrillantador,que es muy cabezón.

Abrazos.

nemesis dijo...

ja, ja, ja... muy bueno... jo,jo,jo...SI YO DE LOS BANCOS OPINO LO MISMO. El día que acabe la hipoteca, te juro que voy a llevar un benjamín y brindar en sus narices.

Troglo Jones dijo...

Aló, Nemesis, encantado de tenerte por aquí. ¿Sólo un benjamín? Debes tener una hipoteca pequeña, je, je. El loro y yo nos hincharemos de whisky de garrafa y la liaremos. Bueno, como siempre.

Un abrazo.