martes, 10 de febrero de 2009

Don Ellis


No hace demasiado tiempo, me acordé de Don Ellis visitando el blog del amigo Millass. Es cierto que hace ya tiempo que murió, más de 30 años, como tantos, demasiado joven, pero creo que ha sido muy rápidamente olvidado. El “Stan Kenton de los 70” (y vaya foto setentera que le he puesto) fue un músico innovador, que lideró bandas con instrumentaciones chocantes (llevaba tres bajistas y tres baterías), o inventó instrumentos, como la trompeta de cuatro pistones, que le permitía tocar cuartos de tono. Ahora preguntaréis que qué leches es un cuarto de tono, ejem, digamos, simplificando, que son, por ejemplo, las teclas que hay entre las teclas del piano. Bueno, las teclas que no hay, pero que podría haber. ¿A que queda claro, je, je? Y si no, hala, que lo explique otro.


Tuvo sus frikadas, pero fue un músico arriesgado, y un excelente trompetista (y un batería más que competente). Este empollón de la música también tocó en el maravilloso sexteto de George Russell, otra perla perdida y olvidada, y que os recomiendo buscar.


Pese a que su fama se debe sobre todo a aquellas inefables big bands que lideró, a mí me gusta recordarle así, solo ante el peligro. Don Ellis, trompeta solo, toca “Just One Of Those Things”.



8 comentarios:

Dani dijo...

El que arriesga acierta.
Lástima de su "prematura" muerte.
De seguro, un innovador en el género.

Saludos!

ESTHER dijo...

Vaya con Donald Johnson Ellis, un excelente músico que debo escuchar más. El Just One es un tema que me encanta. Quizá Ellis no ha sido tan olvidado como te imaginas, seguro que a los entendidos no se os ha escapado.

Me gustan tus entradas sobre músicos de jazz "distintos" o menos nombrados. Sigue por esa línea.

Un besote.

artal dijo...

creo que por siempre jamas su disco preferido para mi será "how time passes" de candid (con un jovencillo ron carter). quiza sea por cosas de la nostalgia pues es su primer vinilo que compre, pero tambien me gustaron mucho algunas cosas de la bb, aunque llego a ser pelin excesiva (riete de churriguera). y no olvides que toco con esa montaña de la mala leche embotellada que fue (y siempre sera) carlitos mingus.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Dani, y qué importante es que haya gente que no tenga miedo a equivocarse. Eso vale un tesoro.

Esther, son tantos músicos buenos y tan poco tiempo, je, je. No sé por qué, a casi todos los jazzeros nos tira mucho la "novedad" o vías menos transitadas, aunque nos gusten también los popes del asunto.

Eso es un vinilazo, artal. Yo tengo ese disco en una edición rarísima, con los cortes en otro orden, incluso. Je, je, sí, con la bb se pasó un poquito a veces. Y lo que dices es cierto, siempre decimos que tenía mal carácter Miles, pero Charles Mingus se las traía. ¿No le rompió la mandíbula a Jimmy Knepper en un arranque de mala leche?

Abrazos a todos.

solojazz dijo...

Pues, aunque ya casi no se aparece el amigo millass, se encuentran buenas notas en su blog. Si no me equivoco, la pista que pones pertenece al "Out of No Where" repleto de estándares y según dicen nombrado en honor a Jhonny Green que la compuso el mismo día que Don nació (a mi no me creas). Muy didactica tu explicación de los tonos entre teclas, ojalá encuentre algunos en el teclado de mi ordenador.

Saludos

Félix dijo...

No sólo innovador. Daba a la trompeta un color personal que ahora hace que esté deseando desempolvar algo que tengo de él y que hace tanto que no pongo que se me ha olvidado el título.

Dr.Krapp dijo...

Muy amigo de los sonidos agudos siempre en tonos altísimos Don Ellis.
Los cuarto de tono serían algo así como si entre las teclas negras del piano se intercalasen otras teclas que ofreciese una variación entre el tono de éstas.

Troglo Jones dijo...

Salud:

Armando, al amigo Millas hay que tirarle de las orejas para que se prodigue más. No te equivocas, es del disco "Out of Nowhere", que grabó con Paul Bley y un debutante Steve Swallow, aunque aquí toque solo. Seguimos buscando los cuartos de tono.

Felix, tienes que hacerte una base de datos, je, je, no puedes tener a Don por ahí arrumbado. Sí, uno de los trompetistas más personales de su generación.

Doctor, eso, lo que yo decía de las teclas, je, je. Sí que le gustaban esos registros.

Abrazos múltiples.