miércoles, 23 de diciembre de 2009

Feliz Navidad. Feliz Navidad. Feliz Navidad

Posiblemente vosotros no tenéis en casa un loro chiflado que se llame Puto Bocazas, pero yo sí.


¡POM! ¡POM! ¡CATAPOM!


Y esos porrazos sólo pueden ser cosa suya. Voy a ver qué trama:


- ¡Puto Bocazas! ¿A qué vienen esos martillazos? ¿No ves que estoy echando la siesta de las 11 de la mañana?

- Pues mira, Troglo, como nuestros planes de dominación mundial no avanzan debido en gran parte a que eres un vago del copón, me he puesto manos a la obra y le estoy haciendo unas chapucillas a la máquina del tiempo.

- ¿Qué le has puesto que parece un altavoz?

- Es un dispersador de ondas temporales, ingeniero. Sirve para que los efluvios de la máquina lleguen a toda la población.

- Eso tiene pinta de caro, Puto Bocazas. Dime cómo has financiado este proyecto antes de que te asesine cordialmente.

- Tranqui, me han dado el dinero los del banco.

- ¡Ja, ja, ja! Esa sí que es buena, Puto Bocazas.

- Pues sí, les he convencido de que era Bill Gates y me lo han dado.

- ¿Me estás diciendo que un loro entra en el banco, dice que es Bill Gates, y los tíos se lo creen y le dan dinero?

- Pues claro, Troglo. Y es que todo es cuestión de convicción y seguridad en ti mismo. Nunca falla, me pongo unas gafas de pringao, me echo las plumas así para delante, como si tuviera flequillo, pongo cara de empollón, y digo, pero eso sí, con mucha convicción, creyéndomelo, digo: “qué pasa, que soy Bill Gates. Oye, que no me acuerdo en que bolsillo llevo el trillón de euros y no me apetece buscarlo, así que darme unos cientos de miles, que mañana mando al perro a que os pague”. Y me lo dan.

- ¿Al perro?

- Troglo, sabido es que los perros de los millonarios son millonarios a su vez, así que el de Bill Gates no veas. Caga diamantes del tamaño de tu cabeza y mea tinta de impresora, el líquido más caro del mundo. Es muy respetado en el mundo de los ricachos.

- ¡Grrr! ¡Qué sarta de burradas! Casi prefiero no saber de dónde has sacado la pasta.

- Eso te pasa por preguntar. Espera, que ya estoy terminando, un martillazo más, ¡CATACROC! y ya está lista la máquina.

- ¿Qué plan maquiavélico te traes entre manos?

- Verás, he conseguido que la máquina cree bucles temporales. Espera que le dé al interruptor y ya verás. ¡Ya está! ¿Lo ves?

- ¿Lo qué?

- ¡Ya está! ¿Lo ves?

- ¿Lo qué?

- ¡Ya está! ¿Lo ves?

- ¿Lo qué?

- ¡Je, je, je! ¿Lo vas pillando?

- ¡Para ya, Puto Bocazas, grrrr! Ya veo. Has conseguido que la máquina fije el tiempo entre dos puntos. Cuando llegas al segundo, la máquina echa el tiempo para atrás y vuelves al primero, y así una vez y otra, de forma que te repites continuamente.

- Exacto. Y puedo mantenerlo indefinidamente. ¿Y sabes lo que voy a hacer?

- Ardo en deseos de saber, Puto Bocazas.

- La noche de Nochebuena sacaré el dispersador por la ventana para afectar a toda la peña y pondré en marcha el bucle. Voy a repetir la Nochebuena eternamente.

- ¿Qué dices? ¿Y con eso vas a conquistar el universo?

- Pues claro, Troglo. Imagina, la cena de Nochebuena. Cuando está a punto de acabar, y la peña ya está pensando: “Por fin, ya voy a poder dejar de aguantar a estos pelmazos hasta el año que viene”, ¡zas!, el bucle temporal entra en acción y todo vuelve a empezar.

- ¡Qué horror!

- Efectivamente, Troglo. Otra vez a besar a la suegra, a soportar a tus sobrinos cantando villancicos y darles aguinaldo encima, y a escuchar de nuevo los chistes de tu cuñao. ¿No es horrible?

- ¡Imagínate tener que escuchar continuamente el mensaje del rey!

- ¡Je, je, je! Ahí le has dao. Y no te digo nada si encima eres de los que la abuela se empeña en que pongas la misa del gallo. Imagina, repetirla una y otra vez.

- ¡Y la cena! Cuando estabas ya empechao de cordero y polvorones, resulta que tienes que empezar otra vez con los langostinos. Es demasiado horrible, Puto Bocazas.

- Así es, Troglo. La repetición perpetua de la cena de Nochebuena es como el infierno en la tierra. Así que la peña, con tal de que acabe con su sufrimiento, accederá a darme el gobierno del universo con mucho gusto. Y, si no han tenido bastante, puedo repetir eternamente el fin de año. Imagina, justo cuando te has comido todas las uvas y tienes la boca llena de pipos, el bucle se activa y vuelven a aparecer. Toda la eternidad comiendote las doce uvas, una y otra vez, je, je.

- Je, je, je, eres maligno, Puto Bocazas. Vamos a darle caña a un villancico jazzero para celebrarlo.

- Venga, que voy a poner voz de Kurt Elling, je, je. Y uno, y dos,...


Feliz Navidad eterna, amiguitos.


12 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

¿Estás seguro de que Puto Bocazas no ha utilizado ese armatoste con anterioridad? Yo tengo la sensación de que las Navidades pasadas andan por aquí cerca e incluso que aún tengo pepitas en la boca del último Fin de Año.
La mayor crueldad no es el contenido de los días de Navidad, si no la sensación de que el tiempo se acelera y por lo tanto llegan antes.
Feliz Navidad sin fin.

Troglo Jones dijo...

Doc, nunca se sabe, pero yo tengo muchas veces la sensación de que la historia se repite. Eso sí, la aceleración del tiempo ya no es culpa de Puto Bocazas, sino de que cada vez tenemos más años, me parece a mí, je, je. Aunque este año yo no tengo la sensación de que las navidades han llegado rápido. Será porque han pasado muchas cosas en medio.

Salud, y Feliz Navidad acelerada.

ESTHER dijo...

ja ja ja ja Estupendo, estupendo, estupendo, estupendo, ... ey ey ey qué pasa, son esos bucles malignos de puto Bocazas que hace que me repita, g g g, ese Kurt Elling siempre con tanto swing del bueno, menuda parejita estáis hecha tu y Bocazas, no sé quién es peor g g g g Ya me dejarás este disco, mola un montón.

Por mi la navidad eterna no está tan mal, no tengo suegra ni cuñado pesado, ni sobrino que me saque las perras, ja ja ja, que vaaaaa sí tengo, pero qué vamos a hacer? Troglo, no mientas, que ayer os vi a los dos con gorro de Navidad tomando unas ricas y frescas cervecitas en Kloster y pasándolo de lo lindo! g g g

FELIZ NAVIDAD, BESOS, ABRAZOS CON LLUVIA, CON LIBROS, CON MÚSICA, CON AMOR, CON FELICIDAD, CON ALEGRÍA DE VIVIR!

Miazuldemar dijo...

Ahora no tengo tiempo de leerte (sí de escucharte mientras escribo), pero no se me escapa P.Bocazas, no creas. ;-) Sólo entré a desearos FELIZ NAVIDAD!!! , Disfrutad y pasadlo muy bien!! Un beso a todos!

Troglo Jones dijo...

Esther, no disimules que tú también estabas con tu cerveza, tu pintxo y tu libro, ¿cómo era? ¿"El loro entre el centeno"? Debe referirse al güisqui de centeno, supongo.

Cuando quieras te presto ese disco, amiga. Dale un buen pescozón a tus sobrinos de mi parte, quita el volumen cuando salga el rey, y pasa una muy Feliz Navidad. Feliz Navidad. Feliz Navidad.

Mamen, qué ocupada te veo, pareces una directora de operaciones. Muy Feliz Navidad para ti también, pásalo muy bien, y cuando el cartero pase a pedirte el aguinaldo, fíjate bien no sea un loro disfrazado.

Besos navideños.

Ralph dijo...

No sé yo si podré pegar ojo estos días sabiendo que Puto Bocazas anda suelto por ahí maquinando un nuevo plan para dominar el mundo. Si al menos fuera fin de año ya podría dar alguna que otra cabezadita porque seguro que con el whisky de garrafón lograba olvidarse por un rato de sus planes maléficos. Saludos y que te sea leve.

Armando dijo...

Uhhh, me ha puesto en que pensar el loro, Troglo. El año entrante voy a considerar el calendario Maya. Mientras tanto :

¡Feliz Navidad y mucho Jazz y humor¡

artal dijo...

en noches tan especiales como la de hoy, puto bocazas debería dejar de pensar en dominar al mundo. y utilizar su maquinita del bucle temporal para hacer el bien. no se, a si, a voz de pronto se me ocurre por ejemplo que volviera a estar llena la botella de malta (hoy nada de garrrafon, la casa por la ventana), tras apurar la última copa....
feliz noche, año nuevo y demas

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Ralph, a ver si te crees que aquí sólo se bebe güisqui de garrafón en fin de año, je, je. Si empiezas a ver que el montón de gambas no disminuye por muchas que te comas, empieza a sospechar. Feliz Navidad para la comarca.

Armando, haces bien en tomar precauciones, pero te va a dar igual, ya se le ocurrirá otra cosa. Puedes adoptar el calendario chino, pero imagina que te toca el año del loro, o que Ku Ñao se te presenta a cenar. Felices Navidades, cálidas en tu caso.

Artal, tranquilo, que cuando empiece a darle al vidrio y a trasegar langostinos a dos alas, seguro que se le olvida. No sé si funcionará con el güisqui, porque aquí las botellas se acaban casi antes de haberlas abierto. Felices Fiestas, pásalo bien.

Feliz Navidad para todos.

Sebastián dijo...

Ja, ja, ja... Desde luego, no se puede ser más perverso. ¡Bien pudo haber fraguado su plan antes de quedarme calvo!

Me ha hecho recordar una cándida frase de mi hija de cuando tenía ocho años (y han pasado once desde entonces): "¡Ojalá se pudiera rebobinar la vida para que fuera otra vez sábado y domingo!".

En fin, y en todo caso..., ¡mejor que el bucle no nos pille trabajando!

¡Felices Fiestas!

Troglo Jones dijo...

Sebastián, dice que por un módico precio te puede retornar a tu época pre-calvo, y poner un bucle que actue en cuanto se te caiga el primer pelo. Pero te sale más económica la gorra, je, je. Tu hija sabe lo que se dice. Cuando uno tiene suficiente pasta, puede conseguir que todos los días sean sábado y domingo. Ese es el objetivo final, je, je.

Abrazos, y felices fiestas.

Mr Blogger dijo...

atentooosss, los cuartosss...

venga, que ahora empiezan las campanadas, uuuuna... dooos, treees... cuaatroooo... cincc??? ah no, que estos eran los cuartos. Venga que ahroa empiezan las campan... ¿otra vez los cuartos??? ¿qué locura es esta? bueno, allá va... no, más cuartos...

Y todo eso narrado por ana obregón y ramón garcía... suicidios en masa oiga.