domingo, 6 de diciembre de 2009

Piezas de poéticometría surreal

Ramiro Segundo, director adjunto del Departamento de Necedades con Corbata de una empresa que no se sabía muy bien si era una multinacional pequeña o una uninacional grande, pero por ahí andaba, Ramiro Segundo decía, se metió la mano por la oreja intentando localizar su autoestima. Una vez ubicada por el tacto, tiró de ella y la extrajo por el conducto auditivo. Ramiro Segundo le atizó a la autoestima con un diccionario para que dejara de moverse y se la guardó para hacerse un llavero para las llaves del coche. Como veía que la cabeza se le inclinaba peligrosamente debido al hueco dejado por la autoestima, corrigió el desequilibrio giroscópico rellenando el susodicho hueco con un teléfono móvil de última generación y un reloj de oro falso. Y así prosiguió Ramiro Segundo su meteórica carrera, hasta que le despidieron al día siguiente porque sí. Y ya está.

12 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Bravo, Troglo, siempre me resulta gratificante tu poderosa capacidad para el sarcasmo.
Solo puedo decirte: amén.

solojazz dijo...

Me gusta ese título blogóesdrújulo del encabezamiento. Acideces y reflujos que se atoran ¿Atorrantes?en la gargantúa y deben -como pudo haber dicho Ramiro primero-, escupirse, Troglo. Te lo dice un petitmetre.

Saludos

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Doc, eso del sarcasmo suena como una enfermedad de la piel, je, je. Me abruma que me catalogue como más mordaz de lo que soy, aunque se hace lo que se puede. Amén entonces.

Armando, ya sabes que existen las palabras churrodrújulas, que se acentúan dos veces. Pero hay que usarlas con precaución, no están al alcance de cualquiera. A Ramiro Segundo, al que sus amigos llamaban II antes de que lo despidieran (después ya no tuvo amigos) le hubiera ido mejor de imitar a su ancestro Ramiro Menosuno, que nunca dió ni golpe. Y es que la petitmetría también es un arte, aunque arte menor.

Abrazos.

ESTHER dijo...

je je je Lo mejor es eso que dices "(después ya no tuvo amigos)". Qué razón tienes, eso es verdad verdadera.

Menuda entradita más rara. Me hace gracia el título y la foto. Como ves no estoy muy lúcida hoy, tendrás que perdonarme. Y es que ayer me fui de juerga con puto bocazas y nos bebimos varias garrafas de güiski de la peor calidad. Yo estoy destrozada pero tu loro es inagotable. ¿Qué le das para comer? Por si me copio.

Pues un saludo puentescópico.

Troglo Jones dijo...

Jelou, Esther. A veces nos sale la vena rara, je, je. Y algunos "amigos" están a la que salta, aunque afortunadamente otros no.

Ves demasiado a Puto Bocazas, y es una mala influencia garrafuda. Come de todo, pero sólo Cinco Jotas, je, je. Sigamos haciendo puenting.

Besos.

Ralph dijo...

No me puedo creer que eso pase en el mundo laboral, la ultima vez que oí algo parecido lo llamaban "común acuerdo" je je je

Troglo Jones dijo...

Ralph, en el mundo laboral no pasa nada, todo es producto de nuestra imaginación, je, je.

Salud.

Miazuldemar dijo...

Jajajajaja. ¡¡¡Me encantó!!! Muy ocurrente.

Troglo Jones dijo...

Mamen, llegas tarde, en este post ya te había puesto falta, je, je.

Abrazos.

Miazuldemar dijo...

Ya, es que ando algo pillada de tiempo. Pero más vale tarde que nunca ¿eh? ;-)

Sorry!!!

Mr Blogger dijo...

Lo de la autoestima normalemte suele sobrar si quieres trabajar en una empresa de negreros

Troglo Jones dijo...

Eso son los problemas que conlleva trabajar, Mister. Ya os tengo dicho que es malísimo para la salud.

Abrazos.