miércoles, 1 de diciembre de 2010

Despierta

Hematocrito Vargas, vendedor de seguros, despertó por la mañana al sonido del despertador, ¡bzzzzzz! Con los ojos llenitos de sueño, se levantó, se rascó el culo, se dirigió con pasos vacilantes a la cocina y se preparó una infusión. Mientras la sorbía perezosamente y se iba despertando, un pensamiento empezó a tomar forma en su sesera:

- Son las siete de la mañana. ¿Cómo puede uno levantarse a las siete de la mañana para ir a vender seguros? ¿Hay algo más absurdo? No tiene sentido. ¿Para eso tenemos alma, si es que la tenemos, para levantarnos a las siete a vender seguros? ¿Para eso nos creo Dios, si lo hizo? Lo que el hombre ha creado es esperpento. Vivimos en un sistema tan incoherente, tan abracadabrante, que es imposible no morirse de risa, o de pena, o de absurdo. ¿Por qué tenemos la capacidad de hacernos preguntas si hemos de vivir en un mundo así de loco?

Entonces, Hematocrito se dio cuenta de que estaba teniendo un ataque de amarga lucidez. Alarmado, miró el paquete y se dio cuenta que, por error, se había tomado una infusión de plumas de loro. Tiró el líquido que quedaba y, con un enorme esfuerzo de voluntad, fue rápidamente a tomarse el único antidoto conocido en estos casos: media horita de televisión. Por suerte, llegó a tiempo, la enfermedad no había avanzado mucho, y volvió a ser un hombre de provecho.

10 comentarios:

ESTHER dijo...

ja ja ja ja Eres un genio, Troglete, me animas, me río, tu blog, tu y tu loro me encantáis. Desde luego pensar no es muy bueno ni muy sano. ja ja ja ja. Además no te lleva a nada! ja ja ja. Es mejor quedarse en casa viendo la tele, no lo dudes. No, horror!!!!!! Odio la tele con todas mis fuerzas, de siempre desde bien joven. Es totalmente absurdo estar delante de la caja boba. Por el contrario, me seduce pensar, vivir, amar, descubrir, aprender, hacer, crear. He debido de beber muchas infusiones de pluma de loro en mi vida. La vida está hecha para vivirla y no para perder el tiempo con la caja tonta. La vida es corta, demasiado. Animo a Hematocrito Vargas a dejar de ver la tele y en su lugar escuchar un buen disco de jazz, a amar la vida por encima de todas las cosas, a ser feliz cueste lo que cueste.

Besitos, millones de besitos.

Troglo Jones dijo...

Saludos, Esther. Me alegro de que te diviertas, je, je. Pensar es un vicio que no se puede evitar, me temo. Infusiones lorunas y cervecitas agravan el mal. ¿Pensar y ser feliz es posible? Pues igual sí.

Besos.

Armando dijo...

Va bien Varguitas, Troglo y como dice Esther, hay que animarlo a pensar, a la autocrítica; ya vas a ver como esa pregunta de la levantada a las 7 para vender seguros la resume y paradojicamente la amplía a un simple ¿Levantarse a las 7 de la mañana?. Y más con esos fríos que veo en la tele empiezan a pegar poray (ojo con las plumas del PB en los consejos a hematocrito). La bendita tele que ya casi solo para enterarme del tiempo (poray) veo a las 7 de la mañana y así justificar una media hora más, enchamarrado (otro ojo con los consejos) y de paso confirmar, si como dicen, está mejorando sus segmentos seriados. je je.

Salud

Miazuldemar dijo...

Cierto, cierto muy cierto. En casa desde que no tenemos tele en la cocina, que es el único sitio donde la solíamos ver, y pasamos las cenas hablando de los problemas del mundo, estamos mucho más amargados. De verdad, hasta la he llegado a echar de menos a veces para tener menos preocupaciones en la cabeza! Qué horror!

Dr.Krapp dijo...

Envidio a Hematocrito que se levanta a las 7, yo lo tengo que hacer a las seis y veinticinco. Espero que no me estén envenenando con esa terrible infusión sin yo saberlo, porque esa clase de pensamientos me vienen a menudo. No veo la tele a esas horas, pensaba que ese era el tiempo de los malos desayunos con la radio: SER, Losantos and company.
Me encanta el entusiasmo por la vida de Esther, si mucha gente le hiciese caso los fabricantes de Prozac lo tendrían crudo.

Hector Aguilera S. dijo...

Troglo, no me digas que estás desplumando a Puto Bocazas, ¿tan mal está la cosa por allá, que ya no hay yerbitas para infusiones?. Puto Bocazas sin plumas y con el frío que hay por allá, pobre loro se va a pescar un catarro de proporciones.
Saludos.

ESTHER dijo...

Mi atontamiento es natural no necesito a la caja tonta que me atonte. je je je je

Ralph dijo...

Es lo que tiene, la tele tan vilipendiada tuene su parte positiva, aunque sea muy difícil de encontrar

Troglo Jones dijo...

Saludetes:

Armando, levantarse a las siete es grave, aunque según para qué, je, je. Por aquí me he levantado a las cinco y media y he hecho un viaje de 400 kms. por carretera tras ser secuestrado por los controladores aereos. Y todito el camino estaba nevado, así que ya ves cómo viene la cosa invernosa. Hemos tenido que quemar la tele para calentarnos.

Mamen, la tele es una droga de las duras. Idiotiza a una velocidad de espanto, está hecha para eso, y cada vez más. ¿De qué si no te iban a dar algo gratis?

Doc, con mucha radio de ese estilo, es casi mejor la tele. Las 6:25 es una hora muy sana, sobre todo si uno se va a correr, o a coger setas. Si se va a trabajar, es una hora malísima, como todas. Esther se droga consigo misma, je, je.

Héctor, tranquilo, los loros mudan las plumas y las venden en el mercado negro. Esas plumas, en lugar de alucinógenas son realucinógenas, es decir, que te hacen ver la realidad más alucinante. Las recomiendo sin abusar.

Esther, la caja, más que tonta, se pasa de lista, je, je. El atontamiento de una dosis de cervezotas es sano.

Ralph, claro que tiene su parte positiva...para algunos. Es una herramienta de control mental tremebunda. Y lo digo en serio.

Abrazotes a todos.

Mr Blogger dijo...

¿El loro pierde pluma?

Pues si, la lucidez es lo peor que hay, el problema que tiene es que te hace darte cuenta de lo incómodo que estás con las cosas que te rodean y que no podrás cambiar aunque quieras (la lucidez es muy lúcida), lo que te hace amargarte de mala manera.