miércoles, 6 de octubre de 2010

Portadas que me gustan


Escultórica portada, con críptico careto de George Russell fisgando por el agujero, para un disco de los buenos, grabado en 1961. La foto es de Donald Silverstein (lleva la firma, a ver si la veis), pero no me consta quien diseñó la portada. Experimentador y empollón del jazz de los gordos, siempre buscando y encontrando, el amigo George y su piano se rodean en este disco de otros de su cuerda: Don Ellis a la trompeta, Eric Dolphy al saxo (dobla en clarinete bajo en algún tema), Dave Baker al trombón (otro empollón cuántico), Steve Swallow al bajo y Joe Hunt a la batería. Y esto es “Ezz-thetic”, original de Don George. Pues nada más.

4 comentarios:

jesus dijo...

ya no hay fulanos como el russell. ahora nos conformamos con tipos que tocan muy, pero que muy, bien. las ideas cotizan a la baja.

ESTHER dijo...

Sí que veo la firma está dentro del hexágono, arriba parte derecha. La portada me encanta, es magnífica. Conceptual, moderna, en la línea de arte contemporáneo vanguardista. Y especifica muy bien el tipo de música que hace George Russell. La idea de introducirlo a él a través de un 'roto' es atrevida y está conseguida.

El disco es 5 estrellas.

Como tu, Troglo.

Armando dijo...

Ya me estas tentando a cambiar la cabecera de blog, otra vez, Troglo. Je je. Sueño con hacerle un recordatorio (y entenderlo) en su centenario a este precursor del Jazz modal. K.Galbraith en su libro "Dinero: De donde viene adónde va" afirmó que los lidios acuñaron la primera moneda; Russel acuño la escala lidia en el Jazz.

Saludos

Troglo Jones dijo...

Saludetes:

Pues sí, Jesús. Y es que tener ideas no es fácil. Se corre el riesgo de fallar, y eso asusta. Pero quedarse siempre en el mismo sitio también debería asustar.

Esther, la has vuelto a pillar, je, je. Eres especialista en firmas disimuladas. Justo, muy en la línea ezz-thetica y de arte del monstruo de George. Tú sí que eres cinco estrellas.

Armando, otra vez no, espera un poco, je, je. George siempre merecerá homenajes, sean lidios, jónicos, tróglicos o armándicos.

Abrazos varios.