martes, 12 de octubre de 2010

Propiedad intelectual

El señor Plastasio Partos me ha preguntado hoy, por vigésima vez:

- ¿Has leído MI artículo?

Porque el señor Plastasio Partos pronuncia MI con mayúscula, con acento, con inflexión. Por lo visto, es un letrateniente, un propietario de bienes raíces del pensamiento. Muestra su artículo con el orgullo del que enseña un purasangre, y como si lo hubiera engendrado él mismo. Disculpadme que tome aire, porque me estoy imaginando al señor Plastasio Partos en el momento y acción de engendrar un purasangre con “Hechicera”, campeona del derby de Ascot, y me ha dado como un vahído.

Ya. Prosigo. Sin embargo, encontrar traza del señor Plastasio Partos en ese artículo es como intentar sacar peras de un botijo. En casi todas las obras, es cierto, hay más de cosecha ajena que de propia. Pero, en este artículo, son copiadas las ideas, copiados los estilos, copiados los ejemplos, copiadas las conclusiones y hasta copiado el título. Eso sí, copiado de varios, que es lo que llaman investigación. ¿TU artículo? Será NUESTRO artículo. Lo que tú has aportado es la firma.

Así que le he respondido lo que me decía a mí el profesor de dibujo cuando le presentaba alguna de mis obras en perspectiva caballera:

- Chaval, dile a tu hermana que se compre un compás.

3 comentarios:

ESTHER dijo...

El ser original cada vez es más raro, parece que nos cortan a todos por el mismo patrón. Incluso si eres diferente parece que quieras a propósito llamar la atención y eres castigado por la gente de tu alrededor. Sí, sí. Parece que eres pedante a ojos de los demás.

Ahora mismo se copia todo, todo, todo. Es un aburrimiento, hasta la forma de hablar, de hacer y de decir.

De investigar nada. Coges cuatro artículos de aquí y de allá y ála escribes otro. Sin profundizar ni dedicarle el tiempo suficiente.

Oye, me gusta esa frase de la hermana y el compás. je je je je Con eso está dicho todo. O casi.

Lo que más me gusta del artículo por encima es la foto del chimpancé escribiendo a máquina. ja ja ja ja Es buenísima!


Mil besos!!!!

Dr.Krapp dijo...

Has hecho una formidable descripción del personaje, esos tipos que viven de la lisonja ajena a base de robos y refritos.
Creo que este mundo bloguero que tiene muchos defectos está poniendo en su sitio a tanto letrateniente que se creía con la sartén por el mango. Ahora ya no tienen el monopolio de la cátedra y se sienten confundidos ante esta democratización de la escritura que les quita protagonismo.

Troglo Jones dijo...

Saludetes:

Esther, ese chimpancé me recuerda unos cuantos articulistas, je, je. La gente tiene demasiada prisa para inventar nada o para tener un rigor mínimo. Así que, o no suelta más que humo, o copia. Bueno, transitar caminos menos trillados nunca ha sido fácil, pero es mucho más divertido.

Doc, menudo puente que te has pegado. Sí, parece que la escritura se democratiza con esto de los blogs (aunque también se copia tela). Y es cierto que encuentras muchas veces cosas de más interés en blogs que en artículos de santones de la cosa. Eso sí, ahora tenemos sobreabundancia, pero para eso está el criterio.

Abrazos.