miércoles, 2 de abril de 2008

Asuntos varios

¡Vaya, desde que no voy a la oficina a tocarme los huevos, no me da tiempo a nada! Es un grave stress este tema.

Pues nada, ya hemos dejado nuestra amada compañía, menos mal que todavía me dio tiempo a ver la última decisión delirante y reírme un rato. Si pensáis que mis posts son delirantes, tendríais que ver alguna decisión estratégica de alguno que yo me sé. Pero no la voy a contar, al menos por el momento, que luego me demandan. La convertiré en un cuento mandarín.

Y aquí estamos, sin internet gracias a los ……..de ONO. Y ahora me estoy acordando de Esther Cidoncha, no porque sea de ONO, sino porque mientras escribo estas líneas estoy oyendo el disco doble del trío de Myra Melford, “Alive in the house of saints”. Recomendable. ¿No os da envidia?

Por cierto, y hablando de discos, si a alguien le interesa, tengo repetidos el “Meditations”, de John Coltrane, el “Portrait in Jazz”, del trío de Bill Evans (sí, sale Scott LaFaro), “The secret museum”, de Ellery Eskelin, Andrea Parking y Jim Black, y el “Recado Bossa Nova” de Zoot Sims con una banda bastante nutrida.

También tengo el doble de los “Onyx Recordings”, de Charlie Parker, por si os interesa. Este no es que lo tenga repetido, es que me pone malo como suena. Es una grabación de esas que hace un fanático en un club, pero lo debió grabar con un zapato. Además, debió dejar el zapato al lado de la batería, porque hay que joderse. Luego llegó a casa, sacó las notas recogidas en el zapato e hizo este disco. Y esta es la historia de “Complete Onyx Recordings”. Onyx era una marca de zapatos famosa en aquel tiempo, como los “Gorila” aquí. Luego, el fanático en cuestión, que se llamaba Dean Benedetti, intentó registrar su invento del zapatófono, pero Mortadelo y Filemón le robaron la idea. Luego, Mario Benedetti se puso el mismo apellido de Dean y no le pagó derechos de autor ni nada. Luego se quejará. Oye, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

Comprenderéis que la calidad de sonido que se consigue con un zapato no es muy allá, ahora bien, si uno es muy fan de Parker, pues está bien. La banda es la hostia: Charlie Parker, Miles Davis, Duke Jordan, Tommy Potter y Max Roach. Ya sabéis, si queréis cambiármelos o que os los regale por el morro, mandadme vuestra dirección en un billete de 50 euros. No, en serio.
Yo iba a hacer un post medio normal por una vez y no sé por qué he metido la historia esta del zapato.

9 comentarios:

Mr Blogger dijo...

Creo que en realidad todo depende del tipo de zapato. Está claro que el zapato del tipo ese no servía para nada. Tendría las suelas gastadas y medio despegadas por algún sitio, y el tacón estaría para el arrastre. Esas grabaciones hay que hacerlas con un zapato de mujer, de tacón, de color rojo o negro, de esos que usan las grandes para sus actuaciones...

Mamen dijo...

Osea que aun sin internés, y yo que estaba venerando a los de ONO por hacerte volver.

Una cuestión filosófica:
¿Pero quién inventó el zapatófono? Ibáñez o el Super Agente 86?

Yo lo de los dicos, como soy inculta pues...conozco a Miles Davis y nada más.

Mamen dijo...

diScos! con S de Serpiente, de Seriedad, de Suavidad, de...¡tantas palabras y tan bonitasSSSSSS!

Erradizo dijo...

Tranquilo señor Troglo, no piense que los de Ono son los únicos inútiles, ya pasé mi calvario con Telefónica y Jazztel, menuda bazofia de gentuza...

Y sí, ya escribo algo, no me achuche que ya voy...

Troglo Jones dijo...

Hola de nuevo:

Mr.Blogger, eres un obseso y un fetichista. Tenía que decirlo.

Mamen, más que venerarles, envenénales. Y no te hagas la despistada, que a Scott LaFaro también le conoces.

Sr.Erradizo, me consta que esto es universal. No se me estrese con los posts, usted tranquilo.

Abrazos a todos.

Félix dijo...

No lo entiendo, no. ¿Cómo puede ser que ahora que no tienes horario laboral tampoco tengas tiempo para nada?

Lo del zapato lo entiendo. Tengo un montón de bootlegs grabados de tapadillo, de esos que te haces con ellos por curiosidad o por el momento histórico intrínseco del acontecimiento en cuestión, digamos, y después de la primera escucha te entran ganas de archivarlo en el cubo de la basura.

Estoy leyendo la biografía de Bill Evans y he descubierto que tengo muchos agujeros en mi discoteca. ¿Por qué me cambias el Portrait in jazz?

Troglo Jones dijo...

Hola, Félix:

Lo que pasa es que cuando iba a currar no daba chapa, y por eso tenía tiempo para el blog y otras capulladas.

Te lo cambio por lo que quieras, yo soy muy flexible. ¿Tienes algún disco repe? Que sea jazz, me vale también bossa nova o similares. ¿Algún libro interesante que ya hayas leído? Si no tienes nada para cambiar, te lo regalo si me cantas "Mi cocodrilo verde" estilo Caetano Veloso.

Un abrazo.

Mr Blogger dijo...

¡Nada de fetichista!, pero me tendrás que reconocer que con cualquier zapato más o menos cuidado se grabará mejor que con el que lo hicieron. ¿Y quién cuida mejor de los zapatos?

ESTHER dijo...

Troglo, me has hecho reír con lo de "Mi cocodrilo verde". Yo te iba a proponer un canje pero veo que lo has puesto muy difícil con eso de cantar al estilo Caetano Veloso. Yo te puedo cantar al estilo Peggy Lee, una de mis cantantes favoritas. Por ejemplo, My Man. La has oído? Qué pasada. En mi próxima vida me reencarnaré en Peggy Lee. Y en la siguiente en Herman Leonard.

Pero, bueno, de qué iba este post? De zapatos?????

Me parece muy bien que te acuerdes de mi y que me nombres, ya sabes que me pirran tus relatos.

bss