domingo, 27 de abril de 2008

Delirio 8: ¡Qué sexi está usted hoy, capitán Kirk!

El espacio, la última frontera. Éstos son los viajes de la nave estelar “Zurragamurdi”, que continúa su misión de exploración de mundos desconocidos, descubrimiento de nuevas vidas y de nuevas civilizaciones; hasta alcanzar lugares donde ni hombre ni loro alguno han podido llegar.

Cuaderno de bitácora: fecha estelar, seis mil gromecientos. Soy el capitán Troglo Jones, y estoy al mando de esta nave. Al mando es un decir, porque sólo vamos yo y un loro cibernético de última generación llamado Puto Bocazas-X5, que no me hace ni caso.

Bueno, rebobino un momento. ¿Cómo he llegado yo hasta aquí, os preguntaréis? No, no ha sido como siempre. Resulta que me bebí un cubalitro con tanta ansía que me tragué los hielos, y tenía un puñao. Esto ocasionó que me criogenizará de dentro afuera. Como además los hielos estaban bañados en alcohol, duraron mogollón de tiempo, así que he tardado un taco de gigasiglos en descongelarme. Una vez aquí, me hice piloto de transporte interestelar, porque de algo hay que vivir, y me pusieron de copiloto al loro éste. ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

En fin, la misión en la que estamos metidos ahora tiene su miga. Nos han contratado del planeta Erradix-Zo. Resulta que los erradix-zoófilos deben consumir, para el buen funcionamiento de su metabolismo, grandes cantidades de whisky de garrafa. Como son un planeta poco previsor, se han fundido todas sus reservas, y ahora no les queda. Sin whisky de garrafa sufrirán mutaciones genéticas que les convertirían en personas normales, lo que sería desastroso para su civilización. Así que nos han contratado para que busquemos yacimientos de whisky de garrafa por la galaxia, porque están desesperados. Y en eso estamos. Nos dirigimos al planeta Bulisón, que tiene unos yacimientos impresionantes de whisky de garrafa, pero es un sitio muy peligroso. En fin.

- Puto Bocazas X-5, dame la lectura de coordenadas de nuestra posición actual con respecto al planeta Bulisón.
- Pues debe estar al caer.
- ¿A ti te parece esa una manera seria de dar coordenadas?
- Troglo, si te doy las coordenadas no te vas a enterar de nada.
- Pero queda más profesional, hombre, decir “sector H23 con una deflación de cuatro grados y un microparsec” o algo así, como en las películas…
- ¡Frena, frena! ¡Qué te lo pasas! ¿No ves que está ahí el desvío al planeta Bulisón? ¡Tanta coordenada y tanta chorrada!
- ¡Anda, pues no sabía yo que el espacio estaba tan bien señalizado! ¡Ahí vamos!
- Ándate con ojo ahora, Troglo, despacito, que tenemos que atravesar el Cinturón de Salchichoides.

Ya empezamos a joder. Resulta que este planeta está rodeado por un Cinturón de Salchichoides. Son como unos salchichones del tamaño de un campo de fútbol que flotan libremente por el espacio en la órbita del planeta, y te pueden dejar la nave hecha unos zorros. Por suerte, vamos equipados con un rayo descojonador de átomos.

- ¡Puto Bocazas X-5, activa el descojonador de átomos!
- ¡Activado!
- Se nos aproxima un butifarroide. ¡Lo voy a dejar tostadito, je, je! ¿Qué pasa aquí? ¡Puto Bocazas X-5, esto no dispara!
- Eso es que se tiene que calentar.
- ¿Qué se tiene que calentar? ¿Esto es un descojonador de átomos o la plancha de mi abuela? Esta nave tiene menos extras que un SEAT Panda. ¡Uuuuuuy! ¡Hemos esquivado el butifarroide de milagro, Puto Bocazas X-5!
- ¡Atención, que se nos aproxima un chorizopamplonoide!
- ¡Con lo peligrosos que son! ¿En qué coordenadas?
- ¡Qué lo tienes encima, capullo!
- ¡Uuuuy, por qué poco!

………..

En fin, todavía no se cómo, pero conseguimos superar el Cinturón de Salchichoides con sólo un par de abolladuras grado 2, que fijo que los del seguro pretenden escaquearse de pagar. Ahora había que aterrizar en el planeta Bulisón.

- ¡Bueno! Conseguido, Puto Bocazas X-5. Dame las coordenadas del yacimiento de güisqui de garrafa para poder aterrizar allí.
- Está pallá, más o menos.
- ¡Grrrr! Oye, ¿y no me dijiste que los bulisones no van a dejar que nos lo llevemos así como así?
- Afirmativo.
- ¿Y cómo son los bulisones? ¿Humanoides, loroides, o algún tipo de asquerosoides?
- Mayormente, son alcachofas.
- ¿Qué me dices?
- Troglo, te falta cultura galáctica. Verás, los bulisones son una especie de alcachofa inteligente. De hecho, tienen un cerebro muy desarrollado. Así que están plantadas en el suelo, no se mueven y se pasan el día meditando sobre el sentido del universo. Así que la única manera de mangarles el whisky es darles un concepto lo suficientemente profundo sobre el que meditar. De esta manera, se quedan absortas y nos podemos llevar el garrafón tranquilamente.
- ¿Y si el concepto no es lo suficientemente profundo?
- Entonces te capturan y te obligan a comerte las hojas esas duras, y sin cocer ni nada.
- ¡Qué brutas! Pero no hay problema.
- Troglo, nadie ha regresado nunca con vida del planeta Bulisón.
- Eso es porque con la educación moderna no sabéis nada filosófico. Pero como yo soy del plan antiguo, les voy a soltar un concepto profundo que se van a caer de culo.
- Técnicamente no tienen culo, son alcachofas.
- ¡Pues de troncho, Puto Bocazas X-5, que siempre tienes que tener la última palabra!
- Atiende, que estamos llegando al lago Resacón, el mayor yacimiento de la galaxia. Aterriza aquí mismo.

El lago Resacón es un lago de whisky de garrafa del tamaño del Mediterraneo. ¡Aquí estaba nuestra recompensa! Lo malo que había un campo de alcachofas del tamaño de Cáceres vigilándolo.

- Bueno, Puto Bocazas X-5, el plan es sencillo. Bajamos, les suelto el concepto, se quedan locas y nos llevamos el lago. ¿Alguna pregunta?
- Yo creo que te voy a esperar en la nave, por no dejarla sola y eso, ya sabes, je, je.
- ¡Grrrr! No me fío un pelo de ti, me llevo la llave de contacto.
- Tú mismo. Tengo siete copias.

En fin, la suerte estaba echada. Así que me baje de la nave y me enfrenté a toda aquella barbaridad de alcachofas, que estaban esperando que dijera algo inteligente y profundo. Así que grité:

- ¡El fútbol es así!

Las alcachofas dudaron un segundo. Luego, se agitaron furiosamente. Se las veía bastante cabreadas. Así que la sabiduría de Luis Aragonés no era suficiente, me lo tenía que currar de verdad. Escuche como el traicionero del loro empezaba a apretar el acelerador un poquito, las alcachofas se aproximaban. Respiré hondo y solté:

Las palabras ciertas no son hermosas,
las palabras hermosas no son ciertas.
La sensatez no persuade,
la persuasión no es sensata.
El sabio no es erudito,
el erudito no es sabio.

Las alcachofas se quedaron completamente alucinadas. No me pidáis que describa el aspecto de una alcachofa alucinada, pero hacerme caso. Se pusieron a meditar furiosamente, y hacían un ruido como “mmmmmm”. Pero, como yo sospechaba, aquel caudal conceptual de sabiduría era excesivo hasta para ellas, así que se desmayaron todas del esfuerzo.

- ¡Puto Bocazas X-5! Corre, saca la manguera y aprovecha para absorber. ¡No dejes una gota!
- Tengo que quitarme el sombrero, Troglo.
- Lao-Tsé nunca falla, compadre. Esto me lo enseñó el mandarín Ku-Ñao. ¿Lo tienes todo? Pues marchando.

Con las bodegas llenitas hasta arriba de whisky de garrafa, despegamos del planeta Bulisón. Quedaba el pequeño detalle que había que pasar otra vez el Cinturón de Salchichoides. Por suerte, ya se había calentado el descojonador de átomos, así que reduje un par de cantimpaloides a rodajas, y aquí paz y después, gloria.

- Bueno, Puto Bocazas X-5, misión cumplida. Por fin tenemos el whisky que necesitan desesperadamente los erradix-zoófilos.
- Sí, pobrecillos, que contentos se pondrán, je, je.
- ¡Con todas esas toneladas de whisky, je, je, je!
- Sí, de la mejor calidad, je, je.
- Je, je
- Jo, jo.
- Puto Bocazas X-5, ¿estás pensando lo mismo que yo?
- ¿Darnos a la fuga con el cargamento y que les cunda a los del planeta Erradix-Zo? ¡Ya te digo! ¡Jo, jo, jo! ¡Pon rumbo a la Estación Espacial Caribe!
- ¡Jo, jo, jo! ¡Eres maligno, Puto Bocazas X-5! ¿Qué es eso de la Estación Espacial Caribe?
- Un sitio donde hace muy buen tiempo, porque la han puesto cerquita del sol 14, y se vive de pánico. Además, desde que se descubrieron las técnicas de clonación de mulatas, todas las mujeres se parecen a Epidonia F-7.
- A mí ponme un ejemplo de mi época, que no me entero.
- Son todas como Halle Berry, pero un poco más altas.
- ¡Dame las coordenadas ahora mismo! – le dije mientras se me salían los ojos de las órbitas.
- Todo tieso y luego a la derecha.

Y apreté el acelerador hasta el tope, largándome con el cargamento como un Dioni del espacio. Y aquí estamos, el loro y yo, a cuerpo de rey. Si veis a alguien del planeta Erradix-Zo, le dais recuerdos. Yo no creo que vuelva.

10 comentarios:

Van Boto dijo...

Buenas¡, me ha gustado tu blog,un saludo.

Erradizo dijo...

Al habla el comandante en jefe de el planeta Erradix-Zo. stop. Tiene 48 horas para entregar el cargamento. stop. Al menos devuélvame la pasta que le di para sufragar el viaje. stop. Enviada expedición de rescate comandada por una oveja. stop. Perdón. stop. Por Manolo Garzia. stop. Tiene orden de cantarle al oido una semana si no ceja en su empeño. stop.

Abrazos. stop.

Mamen dijo...

Pero si las alcachofas están plantadas en el suelo, ¿cómo se supone que te iban a atacar? Tú bebes mucho whisqky Troglo. Encima dejas a los erradizos sin él, lo que te faltaba.
Por cierto que me ha llamado mi amiga la oveja, digo, Manolo García, desde la nave espacial de rescate. Dice que como no lo devuelvas te va a cantar el disco nuevo enterito, y que dejeis de hablar de él que le pitan los oidos ya y eso es muy incómodo en el espacio.
Qué chicos estos, de verdad...
Besiñosssss!

Mamen dijo...

Whisky! sin q. Al final la que bebe soy yo.

ESTHER dijo...

jaaaaaaaaaaa ja ja ja ja Buenísimo, buenísimo, buenísimo. Genial como siempre. Me he reído mucho.

Troglo, tu deberías estar publicando semanalmente en alguna columna de un periódico nacional. Eres una pasada, de verdad. Es absolutamente genial.

No sé quién me cae mejor, tu o tu loro, porque los dos sois tal para cual! Por cierto, en la nave os pusisteis algún disco de Jazz-X3? O la música de 2001 Odisea en el... o la Guerra de las Galax....? Es que así se disfruta mejor el espacio. Imagínate escuchar a Jaco entre estrellas, planetas, salchilloides... sería una pasada.

Besos a P. B. X5 y al capitán Jones!

Troglo Jones dijo...

Bueno, ¡pues ya tenemos ADSL! Todavía no me lo creo, que tranquilo se quedará el vecino.

Van Boto, saludos. Me alegro que te guste. Ahora que tengo más capacidad técnica, nos leemos.

Sr.Erradizo, le voy a dar un consejo que me dió un socio que tuvimos: demándeme, pero de devolver nada. Manolo tiene prohibida la entrada en el país, así que no me preocupa.

Mamen, si nos metemos en tecnicismos, no sé. Yo creo que hay una especie de rail bajo tierra, y se desplazan por él. ¿Manolo García no se había jubilado? ¿El último es ese que es igual que el primero? Je, je, es broma.

Esther, a gente como yo no la dejan escribir ahí, tiene que ser gente respetable, no marginales.

La verdad que lo del SpaceJazz es impresionante. Imagina, apagar las luces de la nave, y sólo ver las estrellas según avanzas, y suena la música...Vaya tela.

Abrazos para todos.

Mr Blogger dijo...

¡genial!

el jazz está bien, pero para campos de chorizoides está mejor la cabalgata de las valkyrias de Wagner, le da un toque épico que solo es comparable a un discurso patriótico de Luis Aragonés. Además, qué incultas las alcachofas; si supieran algo de fútbol se hubieran quedado planchadas sin tener que recurrir a proverbios chinos.

Troglo Jones dijo...

Salud, Mr.Blogger:

Cierto, cierto, me estoy imaginando la escena con esa música, y si que es épica, aunque un salchichón, por grande que sea, no tiene mucho de épico.

¿Te imaginas a Luis Aragonés dando una conferencia de las mías, je, je? Bueno, la verdad es que lo hace a menudo.

Pobres alcachofas, su reino no era de este mundo de fúrgol.

Abrazos.

Félix dijo...

Por partes, he hablado con un médico amigo mío y lo primero que me ha dicho es que eran 100 euros la visita. Después, ha estudiado el caso y me ha dicho que lo de la criogenización de dentro pa fuera es un rato chunga. No sé si seguir.

¿Cómo es el espacio? Desde donde yo vivo se ve todo negro y el spacejazz no se escucha, sólo el viento.

Los del planeta ese, Erradix-Zo tienen un problema ecológico, según parece, al haber agotado las reservas. Eso se llama enfriamiento global (porque les falta whisky y les sobra hielo).

De verdad, que no sé lo que tienes en contra del chorra de Luis. Cuando lo elijan presidente del gobierno os vais a enterar tu loro y tú (esto no es una amenaza, que yo soy de la oposición a Villar).

Me voy (a leer otra vez lo del concepto profundo, que me ha dejao echo polvo).

Saludos.

Troglo Jones dijo...

Félix, me vienes por la retaguardia. Ten cuidado que yo soy como Miles, nunca oigo mis discos antiguos, je, je.

Más chungas son las enfermedades esas que pasan en Jaus, y hay lo tienes. El espacio está bien, sobre todo porque hay mucho sitio para hacer adosados.

Lo del enfriamiento te lo copio, ¡voy a ser el segundo Al Gore! ¡Me forro!

Pues te aviso que el concepto lo escribió Luis, por lo menos la parte del sabio...de Hortaleza, je, je.

Un abrazo.