lunes, 21 de abril de 2008

Jaco y yo

- ¡Puto Bocazas! – le dije a mi loro, que por cierto se llama Puto Bocazas – He visto una entrada en Buen Jazz, el blog de tu amigo Solojazz que me ha recordado a nuestro buen amigote, Jaco Pastorius.
- ¡Hombreee! ¡El amigo Jaco! ¿Qué será de su vida?
- Será de su otra vida, macho, porque murió hace mogollón de tiempo. ¿Por qué no le invocas un rato, tú que eres un maestro de las artes oscuras? Venga, métele un par de meneos a la ouija y traételo pacá.
- ¡Allá voy! ¡Quita, deja sitio! – ahora se pone a hacer una especie de danza de la lluvia rarísima - ¡Oh, Chtlu, mándanos a Jaco, porque si no te daré por saco!
- ¡Vaya invocación irreverente, Puto Bocazas!
- ¿Qué sabrás tú de los arcanos mayores? Mira, llaman a la puerta, ahí le tienes.
- ¿Un espíritu llamando a la puerta? ¿No será el del gas? A ver…
- Buenas. Soy John Francis Pastorius III, el mejor bajista del mundo.
- ¡Hombre, Jaco, tú por aquí! Pasa, pasa. ¿Te acuerdas de Puto Bocazas?
- ¡Hombreeee!, ¿Quepa, quepa, qué pasa, Puto Bocazas? ¡Venga un abrazo!
- ¿Quepa, qué pasa, Jacooo? ¡Ven a mis alas!

Y ahora se pegan unos palmetazos tremendos en las espaldas, como buenos camaradas.

- Anda, Jaco – le digo – Siéntate y cuéntanos cómo te va la otra vida.
- Oye, Troglo, ¿y por qué me habéis hecho venir del Más Allá? ¡Cómo sea para una chorrada, te vas a enterar!
- ¿Qué pasa, tío? ¿No podemos invocar a un viejo amigo de vez en cuando? Anda, que tengo whisky de garrafa del que te gusta.
- ¡Eso es otra cosa! Ponme diez cubatas, que tengo prisa.
- Oye, tronco, ¿y cómo es eso de llamarse uno Jaco Pastorius? Ese nombre no se me ocurre ni a mi.
- Además, llamándose uno Jaco casi se tiene que drogar obligao, jo, jo, jo – tercia el Puto Bocazas.
- ¡Mira qué gracioso el puto loro! Ya sabes que lo de Jaco era un nombre familiar y cariñoso, degenerados.
- Venga, no te chines – le digo yo – Bueno, ¿qué tal por allí? ¿Ha llegado ya Joe Zawinul, no?
- Sí, anda por allí. Hombre, la eternidad no está mal. Se te cura el trastorno maniaco-depresivo, los cubatas no te hacen daño, y te puedes hacer un solo de 32 años, como somos eternos y eso.
- ¡Joder, un solo de 32 años tiene que ser la hostia!
- Está bien, pero llega un momento que te repites, tronco. Ponme otros diez cubatas.
- ¡Marchando! Y ya que estás aquí y eso, ¿por qué no nos cuentas a Puto Bocazas y a mí el secreto que se esconde tras la muerte?
- ¡Paso! Siempre que me invocan, me preguntan esa chorrada. ¡A ver, que ya me estoy calentando con los cubatas! ¿Tocamos algo o qué pasa?
- ¡Di que sí! ¡Puto Bocazas, ponte al piano! ¡Trompeta para mí! ¡Venga, Jaco, invoca tu bajo extraterrenal!
- ¡Vamos allá, par de capullos! “Donna Lee”. Y uno,…

Y todavía estamos en eso. Si alguno os queréis pasar a saludar al fantasma de Jaco Pastorius, estáis invitados.


PD: Hace ya más de 20 años que Jaco Pastorius, el hombre que no se tomaba la medicación para el trastorno maniaco-depresivo que padecía porque se le dormían los dedos y no podía tocar bien, murió a consecuencia de los golpes que le propinó un animal de dos patas encargado de la ¿seguridad? de un garito. Tenía 35 años. Mucho se ha escrito sobre él, y mucha es su leyenda negra. A mí, sin embargo, me gusta recordarle como en esta foto: sonriente, relajado, cercano (¡qué manos más grandes!). Quizá era ese el auténtico Jaco.

18 comentarios:

Hominicaco dijo...

A mi el jaco me gusta más por la vena xDD.

Erradizo dijo...

Vaya, me ha quitado una de esas muertes de las que me hubiera gustado hablar (perdón por el morbo). Ya se que lo siguiente que voy a decir va a merecer su azote pero, no conozco mucho al señor Jaco, por no decir que no he escuchado prácticamente nada.

Me lo apunto para deberes. Por cierto, me tiene que decir quien es su profesor de trompeta, increible la rapidez con la que ha aprendido... :)

un abrazo

Mr Blogger dijo...

estooo si un ser, aunque sea retornado del más allá, bebe una cantidad tal de cubatas... ¿no debería transportarse en el tiempo?

Mr Blogger dijo...

PD: Ejemejem... :D

Troglo Jones dijo...

Buenas:

Drenas, mi amigo Jaco también le pegaba al jaco, no te creas. Le detuvieron una vez por conducir una moto por Tokio en pelotas. Y otra por conducir un coche por una pista de atletismo, ¡y eso que no tenía carnet! En fin, es un poco triste, aunque lo tomemos con humor. Como otros, fue la clásica persona brillantísima a quien la cabeza no le funcionaba bien.

Sr.Erradizo, cuánto honor. Ya veo que se ha puesto la foto de su primo el guapo. Puede ver algo de Jaco en internet, hay por ahí un vídeo con John Scofield. El tipo era asombroso. Y lo de "Dona Lee" tiene su aquel, en uno de los discos que tengo toca "Dona Lee" acompañado sólo de congas. Bueno, dele una revisada. Y yo soy autodidacta en casi todo, que lo sepa.

Mr.Blogger, pero hombre, ¿a estas alturas me preguntas eso? Ya sabes que la masa crítica de garrafón se alcanza con 60 ó 70 cubatas, y Jaco sólo se ha privado 20 en esta historia. Eso sí, en tiempo record.

Abrazos a todos.

Sebastián dijo...

Ése "Donna Lee" con Don Alias, de su ópera prima 'Jaco Pastorius' es sencillamente sublime. Como todo el disco.

Sr. Erradizo, no puede usted dejar de escucharlo, le acompañará eternamente.

Y, si no la han leído, les aconsejo encarecidamente la biografía de Jaco escrita por Bill Milkowski y publicada recientemente por Ediciones Alba. ¡Imprescindible!

Sin lugar a dudas, "el mejor bajista del mundo", como él mismo se autoproclamaba; y, para mí, el mejor compositor de la historia del jazz fusión. Y si no que se lo pregunten a Puto Bocazas.

Como dice Milkowski, "la vida y la música de Jaco Pastorius son legendarias". Nadie que ame el jazz debería irse de este mundo sin conocerlas, Sr. Erradizo.

Gracias por invocarlo, Sr. Troglo.

Kimono dijo...

Hola, que gran bajista que era Pastorius. Muy buen post. Te añadimos a nuestra lista de blogs con un enlace. Nos leemos.

Mamen dijo...

Qué personaje. Pues yo como siempre no tenía el gusto. No me imaginaba que fuera tan joven según leía la historia de la invocación (es que como estoy en la ofi y tengo sólo una ventanita milimétrica abierta, hasta que he llegado a la foto he tardado un rato, así es más misterioso todo).
Me he quedado un poco impresionada con su historia. Los genios a veces son así.

Troglo Jones dijo...

Saludos a todos:

Sebastián, ahí le has dao. Es EL DISCO. Ahora tengo puesto "Portrait of Tracy", composición también del amigo Jaco, y solo bajo. Flipo. Y ahora vendrá "Opus Pocus". Como le comenté a Solojazz, no he leído el libro, pero me dijeron que se ceba un poco en el lado oscuro (bien es verdad que tenía un lado oscuro muy grande), y resulta un poco sensacionalista, que incluso la familia se había quejado. Seguiremos invocando, gracias por pasar por aquí.

Hola, Kimono. Muchas gracias por el enlace. Voy a pasarme a haceros una visita, que a mí me pirra el cine clásico. Os recomiendo a los demás que paséis a dar una vuelta.

Mamen, me alegro de recuperarte. El jazz está lleno de personajes, pero lo de éste era tremendo. En fin, quedémonos con su maravillosa música. Ahora escucho "Okonkole y Trompa".

Abrazos a todos.

ESTHER dijo...

Troglito, siempre me haces reír incluso con tus comentarios, son siempre graciosísimos. Eres estupendo.

No me mates, ni tu ni Sebastián, pero no me gusta Jaco Pastorius y lo digo sinceramente. Por lo menos sé que no está entre mis favoritos. Acabo de estar en You Tube viéndolo en vídeo y no es mi tipo de jazz preferido, ni mi tipo de músico. Pero voy a intentarlo, soy positiva, voy a escucharlo más, a tratar de informarme. Ni siquiera me atrae su estética de guaperas... pero me callo que este es un post muy bonito sobre Jaco...

Personalmente os prefiero a tu loro pianista y a ti! je je

Un abrazo.

Troglo Jones dijo...

Hola, Esther, me alegra leerte por aquí. Gracias por venir.

Ya sabes que aquí se te perdona todo, hasta que no te guste Jaco. Es un tipo de jazz que no gusta a todos, eso está claro. Todos tenemos nuestras preferencias. No te preocupes si no te gusta la estética guaperas, porque hay montones de fotos y vídeos donde tiene una pinta que da miedo el tío, je, je.

Abrazote.

Troglo Jones dijo...

Y querrás decir que me prefieres a mí y, muy, muy lejos, al loro, ¿no?

¡Grrr!

ESTHER dijo...

Of course! Te prefiero mil veces a ti con tu trompeta mágica tocando Donna Lee... aunque he visto en otro blog que tu prefieres a Anita O'day antes que a Peggy Lee! ja ja ja ja ja Tengo que decirte que Anita O'day también me gusta mucho, muchísimo, pero entre las dos Reinas Blancas me quedo en primer lugar con Peggy Lee. Cuando murió, hace unos pocos años, lloré.

Sigo escuchando a Jaco bidubidubiduuuu dabadibu bidu bidu dubidubaaaa

Troglo Jones dijo...

¡Menos mal que me prefieres al loro, porque es un seductor, je, je! No te digo que se está poniendo verde de envidia porque ya es verde, pero tú me entiendes.

La verdad que, fíjate, mucha gente no entiende que Peggy Lee sea una cantante de jazz, es una especie de curiosidad, y es raro que se la mencione entre mitos del jazz. De todos modos, tenemos mucha gente olvidada. Yo no sabía quien era, por ejemplo, Lee Wiley, hasta que la oí, y me enamoré. Algún día le haré un post.

Un beso, y recuerdos a Jaco.

ESTHER dijo...

Precisamente en Lee Wiley se inspiró Peggy Lee, fue su mayor influencia. Los grandes expertos de jazz conocen y admiran a Peggy Lee, te lo aseguro. De hecho yo la escuché y conocí a través de gente muy entendida. A ella se la admira tanto como a Anita O'day, ni más ni menos. Si te informas y profundizas (aunque sea una vista rápida por internet) te darás cuenta de lo que te digo.

Dices "Fíjate, mucha gente no entiende que Peggy Lee sea una cantante de jazz": rotundamente eso no es cierto entre expertos, entendidos y críticos todos conocen y admiran a Peggy. Está considerada como una de las mejores cantantes blancas de JAZZ con mayúsculas (junto a Anita).

Lo que ocurre es que se hizo muy famosa dentro de la música popular (como Crosby o Sinatra), pero esto no debe oscurecer que su canto no tiene explicación sin el jazz.

No quiero seguir extendiéndome por respeto a tu blog. ¿Tienes el libro "Ellos y Ellas. Las grandes voces del jazz"? Te ayudará a conocerla mejor. Y a muchas cantantes blancas como Lee Wiley.

Lo más curioso de todo esto es que yo, en cambio, a Jaco Pastorius no lo había oído apenas.

ESTHER dijo...

Te pongo un extracto de texto encontrado por internet en biografías de jazz de Apolo y Baco sobre Peggy:

El modelo mas depurado de sofisticación en el cante jazzistico, se encuentra en la obra madura de la extraordinaria cantante, Peggy Lee (1920-2002) en los años cincuenta y principios de los sesenta...

...Los medios de comunicación y la critica la bautizaron como La gran dama blanca del jazz, o la Billie Holiday blanca, pero Peggy Lee, tenía un estilo propio y una voz personalísima e insinuante. No necesitaba que la compararan con nadie...

Tengo muchos discos de ella y son impresionantes. Siempre estamos hablando de cantantes blancas.

Troglo Jones dijo...

¡Vaya, vaya! Como me fustigas, Esther. Si no he dicho que no me guste, ni que no sea cantante de jazz, es que me explico mal, como el Sr. Erradizo, porque el loro me distrae con sus fechorias. Lo que quería decir era exactamente eso que tú explicas, que a veces se la encasilla en cantante pop, tipo Bing Crosby o similar. Por eso, a mí me parece que no se la menciona tanto como mito del jazz (no porque fuera peor), aunque la gente que entiende más o escucha más sí la tenga muy en cuenta.

Un abrazo.

ESTHER dijo...

troglo, tu sabes que me encantas.

Es ese loro pillín tuyo quien te fustiga, que no quiere tender la ropa! ja ja ja ja

pd. Todavía no has dicho que te gusta Peggy. Dime una pregunta: ¿te gusta Peggy Lee? No me voy a molestar si no te gusta. No pasa nada, aparte de mandarle a tu loro una caja de garrafa de whisky para él solito.