jueves, 20 de noviembre de 2008

El día que Gene Krupa me salvó el culo, por Benny Goodman


Buenas, soy Benny Goodman. Quería contaros una historia, una historia musical, porque hace 70 años que Gene Krupa me salvó el culo. Os recomiendo seguir la historia escuchando la música. Espero que os guste, porque no es tan fácil escaparse a contar una historia cuando uno lleva más de 20 años muerto, pero bueno, que me lío.


Pues la cosa fue así: el día que Gene Krupa me salvó el culo, mi orquesta iba a dar un concierto en Nueva York, nada menos que en el Carnegie Hall. ¿Entendéis lo que significaba esto, lameluzos? ¡El templo de la música y la cultura! Ninguna orquesta de jazz había puesto jamás sus pies allí. ¡Y nosotros íbamos a actuar, esa noche, 16 de enero del 38! Esto podía encumbrarnos definitivamente, o...mejor no pensarlo.


Así que, con los cojones de corbata (de lazo, que era la moda por entonces), salimos al escenario. Imaginaros todas las señoronas y señorones, abrigazos de visón, joyas,...la hostia en bote. Nunca nos habíamos sentido tan fuera de lugar.


En fin, allá vamos. Arrancamos con “Don’t be that way”. Desde las primeras notas ya noté que algo no funcionaba. Sonábamos como Glen Miller, como Paul Whiteman, pero mucho peor. Sonábamos como una “sweet band” de las malas.


A los 55 segundos, más o menos, empecé mi solo. Y ahí, Gene me da el primer aviso con la batería. Veréis, los músicos entendemos las notas como vosotros las palabras, para nosotros son lenguaje. Y aquel redoble de Gene significaba “¿qué coño pasa?”.


Bueno, allá que fui con mi solo, pero parecía que me habían almidonado el clarinete. Aquello sonaba insípido a más no poder. No tenía swing, no tenía ritmo. Veréis, el jazz es ritmo. Vale, es ritmo y melodía, pero sin ritmo, no es jazz. Y nosotros, aquella noche, no lo teníamos. Por suerte, teníamos a Gene Krupa.


En 1:41, harto, Gene pega otro leñazo, éste significa “¡Cabronazos!”. Los dos siguientes, os traduzco, quieren decir “¿Es que se os ha olvidado tocar swing?”. Y los golpes que da en 1:50 significan “¡Se hace así!”.


Y, a partir de aquí, ¿lo oís?, poquito a poco, empezamos a sonar de otra manera. Y, en 2:30, Gene se echa definitivamente la orquesta a la chepa. ¿Eh? ¡Escuchadnos ahora! ¡Eso es swing!


¡Tuvimos un éxito descomunal! Y ese fue el día en que Gene Krupa me salvó el culo. Si alguna vez os pasa lo mismo, pues ya sabéis lo que hay que hacer.


P.D.: Sí, ya sé que tuvimos algunos problemas de celillos pero, el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. ¡Es que encima era más guapo que yo, coño!



13 comentarios:

Mr Blogger dijo...

Los audiorelatos de Troglo. Ya lo estoy viendo. decenas de fascíCULOS. Para el próximo comienzo de temporada de coleccionables, al lado de las novelas del escritor de turno, del coche con motor de explosión de verdad (el motor, no la explosión), la colección de vestidos de barbie, los dedales de hierro colado del mundo y las obras pictoricas del famoso Drenas.

Troglo Jones dijo...

Anda, Mister, que para publicar cosas por fascículos, tú te pintas sólo, tío, jajaja.

Gracias por venir.

ESTHER dijo...

Muy guapo Gene Krupa! Pero abandonó a Goodman en 1939 para crear su propia orquesta. je je je

Uno de mis temas favoritos es "Sing, Sing, Sing (With a Swing)", siempre me ha gustado. Éste "Don't Be That Way" es uno de sus mayores éxitos.

Benny mola. Y tu también. "Sing, Sing, Sing (With a Swing), Sing, Sing", badabiduuu, badabidaaaa Kiss Kiss Kissssssss

Troglo Jones dijo...

Hola, Esther. Sí, y tuvo un gran éxito. Más adelante, cuando tuvo problemas por posesión de marihuana y eso, Benny le echó un capote. Grande, Gene, le sacaré alguna vez más.

¿Le has visto tocar una caja de cerillas y dos fósforos en "Ball of fire"?

S"ing, sing, sing", otro de sus grandes éxitos. Tú sí que molas, Esther. Un beso de los gordos.

Mamen dijo...

Bueno pues yo no digo nada...sólo escucho ;-)

Troglo Jones dijo...

Mamen, tampoco es eso, je, je.

Abrazos.

millass dijo...

Efessstivamente, iban cada uno a su bola comiendo bocatas de anchoa hasta que Gene se los cambió por tigres rabiosos. Sí Señor Krupa, hay que espabilar a los colegas.

Troglo Jones dijo...

Si es que se acomodan, Millass, es lo que yo digo. Nada como un director de operaciones para meterles caña.

Salud.

Dr.Krapp dijo...

Es cierto todo lo escrito por Troglo pero a mayores la cosa se volvió un puro frenesí cuando una chica se puso a bailar en medio del patio de butacas y ese gesto puso a bailar al resto del público. También se dice que antes de la función las filas rodeaba toda la manzana del Carnegie Hall y que abundaba la gente joven.
Un blog fenomenal, Troglo.

Troglo Jones dijo...

Thank you, Dr., y gracias por la visita. A mí también me gusta mucho tu blog, tengo que pasar más a menudo, que me lo recomendó el médico, je, je.

Lo de la chica bailando me ha traido a la cabeza el concierto de Duke Ellington en Newport en el 56, con aquel Paul Gonsalves desatado en "Diminuendo and crescendo in blue". Qué tiempos aquellos.

Salud.

Dr.Krapp dijo...

Para mi que la rubia del concierto de Newport era una gogó (una pregogó dada la época)contratada por Duke que no pasaba por sus mejores momentos. Estaba de vicio que diría el otro.
Enlazo tu página en la mía.
Salud

Troglo Jones dijo...

Sí que era una moza de buen ver. Si fue una estrategia de marketing, a Duke le salió de fábula.

Gracias por el enlace, yo también pongo el tuyo por aquí, para tenerlo a mano.

Salud.

Toni Amengual dijo...

Hola sr. Goodman, debo aclarar que no fue Gene Krupa quien le salvó el culo, sino su propio oído. Creo que muy pocos músicos hubieran sido capaces de oir el estallido de una bomba nuclear mientras estuviesen enfrascados en su solo en un primer concierto en el Carnegie Hall...
Reciba un saludo en el cielo.