martes, 25 de noviembre de 2008

Levadura Johnson


Injustamente olvidado, Levadura Johnson fue al mundo del blues lo que Gandhi al del baloncesto: absolutamente nada. Sin embargo, aún hay más. Levadura es el antecedente de todos los bluesmen, aunque jamás compuso un blues. Su mérito estribó en ser una fuente de inspiración, dado que Levadura Johnson era más quejica que Calimero, y estaba todo el día lamentándose por todo. Así que los bluesmen se inspiraban en él para componer y escribir sus desgarradores temas.


¡Cómo se quejaba Levadura! Era un verdadero virtuoso. Entre sus más famosos lamentos están “Joder, qué frío”, “Puta suerte la mía” o “La madre que parió a la crisis”. Aquí tenéis un fragmento de “Joder, qué frío”, con el que estuvo todo el invierno y parte de la primavera de mil gromecientos treinta y cuatro:


Joooder, qué frío que hace

meeecago en el copoón

joooder qué frío que hace

qué frío más cabroooón


Y seguía así la cosa. Levadura empezó a quejarse precozmente el día de su primera comunión, porque le apretaban los zapatos, y siguió dando la brasa hasta los 90 años, momento en el que murió de un ataque de asco. Él no sé si descansará en paz, pero su familia, joder, qué peso se quitó de encima.


P.D.: Disculpen este disparate, pero es que hoy he estado todo el día con un asunto de los míos de mandarines, y me tenía que desahogar.

13 comentarios:

Mamen dijo...

Yo me identifico mucho con Levadura Johnson en estos momentos. Es que me encanta quejarme oiga.

Nada, tranqui Troglo, que ahora eres EX-director.

Cagüen el frio que haceeeeeeeeee!

Troglo Jones dijo...

Mamen, no seas Levadura, que es un coñazo para los demás. Yo ayer tuve que pasar un rato con uno que era una plañidera que para qué.

Hace un fresquito de lo más saludable para curar jamones.

Besos.

ESTHER dijo...

Muy buena historia de tacos! Y es que te estás envalentonando con ese tema. Antes no decías.

Justo estos días he estado leyendo letras de blues, curiosa coincidencia. Luego te escribo una, vale? Sobre ser negra y estar muy sola.

Menuda fotaza has puesto!

Besos.

Troglo Jones dijo...

Jelou, Esther. ¿Antes no decía tacos? No soy consciente de ello, quizá mi estilo ha evolucionado hacia el palabrotismo, sin darme cuenta. Los críticos de la posteridad tendrán la última palabra.

Aunque, si te fijas, yo no digo ningún taco, todos son cosa de Levadura. No le iba a censurar.

Sí, la foto es de aquel paquetón que te envié una vez, a color de los 40 y 50.

Besos.

Mr Blogger dijo...

Esther, es un efecto secundario de vivir con Puto bocazas, que todo se pega menos la hermosura XDXDXD

Troglo Jones dijo...

¿Qué dices, Mr.Blogger? Si tú en la intimidad sé que eres un mal hablao del copón. Y fíjate que he dicho copón y no hostia, ¿eh? Para que veas.

Abrazos.

ESTHER dijo...

Hola, aquí estoy de nuevo para dar guerra grrrrrrrrrrrrrrrr grrrrrrrrrr je je je:

Un blues de Ethel Waters:
Las parejas se abrazan por la calle/Yo estoy más sola que la una,/ Soy negra, y como negra tengo los blues,/ La gente se ríe, pues las prefieren claritas./ Soy de color y no me dan cancha,/ La cosa pinta sombría.// La cama está fría y los muelles chirrían,/ Me siento como un fiambre./ Lo veo todo negro y tengo los blues.//Ni amigos ni compañía,/ Hasta los ratones escapan de mi casa. / Lo veo todo negro y tengo los blues. // Tengo el alma blanca, pero eso qué más da,/ Lo que cuenta es lo que la gente quiere mirar.// La vida es un tormento, / No sé para qué nací./ Lo veo todo negro y tengo los blues.//Como soy negra me toman el pelo... Y así cantaba Ethel Waters.

En cambio, Louis Armstrong cantaba otros blues: (No soy mala gente ni muerdo,/ Pero quiero una mujer que me trate a lo grande./ Soy de los que gustan de amar,/ Y necesito una mulata.)

Pues sí, amigo, el blues está lleno de tristezas. Te acuerdas de Oh mammy, oh mammy, mammy blue oh mammy bluee!?

¿Luego no digas que no me lo curro?

Abrazos mil, dos mil, tres mil!!!!!!!!!!

Troglo Jones dijo...

¿Cuándo he dicho yo que no te lo curres, Esther? Sí, el blues es necesario, es triste y es hermoso. Y transmite dolor, del de verdad. ¿Qué les quedaba a los negros si no era el blues? Y sigue habiendo demasiado blues en el mundo, del malo.

Más abrazos.

ESTHER dijo...

Veo que has caído en la trampa del blues. je je je

Mira y escucha: un blues de Mamie Smith:

Mi hombre me trabaja y no para un momento,/ El reloj da la una y lo pasamos en grande. / No hay quien apriete como mi hombre.// Mi hombre me trabaja y no para un momento,/ El reloj da las dos y ya no sé qué se propone./ No hay quien me marque como mi hombre.)

Escucha éste otro de Mamie también: Lo veo todo mal,/ Lo veo todo fatal./ Hoy mi amigo me dijo que se iba,/ Y la cosa me hizo llorar./ Y es que al amigo ya no veré más.)

Oye, esto se está empezando a poner tétrico!

Troglo Jones dijo...

¡Caray, ja, ja! ¡Basta, basta, que esto es peligroso, ja, ja!

Vamos a poner un villancico, para compensar.

ESTHER dijo...

Horror, no! Como no lo cante Frank Sinatra....

ESTHER dijo...

El blues de "Ma" Rainey:

"Si no tienes agua y se incendia tu hogar,/Si no tienes agua y se incendia tu hogar,/Tira el baúl por la ventana y deja la casa quemar."

Troglo Jones dijo...

Eso sí que es ser práctico, je, je.

Besos.