viernes, 28 de noviembre de 2008

Qué cosa es la vida

Estaba yo el otro día tomando un café (irlandés, claro) con mi amigo Mario Benedetti, cuando me dijo:


- ¡Qué cosa es la vida, Troglo!


Fijaros qué frase. Y yo me dije, si esta frase la dice Belén Esteban, todo el mundo llegará a la conclusión de que es una simple y una idiota. Pero si la dice Mario Benedetti, todo el mundo se pone a pensar en los misterios que esconde esa frase, y en todo lo que implica, y en lo profundo que es Mario Benedetti.


Así que, cuando Mario Benedetti fue un momento al servicio, aproveché para irme sin pagar y dejarle el marrón. Creo que era lo justo. Por listo.

13 comentarios:

Dani dijo...

Pobre Mario tio. Pero como se te ocurre hacerle eso despues de la reflexión dicha. Es que no tienes sentimientos Troglo!! Y un poco de cara tambien!

Troglo Jones dijo...

Dani, eso seguro que le dió mogollón sobre lo que reflexionar. Lo hice por él, ja, ja.

¿Y qué paso con el blog de los flamingos?

Salud.

solojazz dijo...

Ahora entiendo. Un día de estos lo encontré a Marito por ahí y rechazo mi invitación a un café. Pero me dijo !Nada como el Universo¡

Troglo Jones dijo...

Pues ten cuidado, amigo, que eso te lo dijo con segunda intención, seguro.

Un abrazo.

Dani dijo...

El blog de los flamingos murió por cuestiones maritales y cuestion de "culos" es una larga historia.

De momento me afianzo en el mundo del septimo arte. saludetes!

Ralph dijo...

Troglo mira que aunque Mario tenga mucha labia si no tiene un euro se va al calabozo, a ver si vas a tener que ir a sacarlo a las tantas de la madrugada

Troglo Jones dijo...

Ralph, pues entonces me lo tendrá que agradecer, fíjate que historia puede sacar de todo esto. Lo menos dos premios Nobel.

Abrazos.

Mr Blogger dijo...

y luego te escribiría un libro lleno de cosas filosófico-profundas y eso. Vamos, lleno de segundas y reproches.

Troglo Jones dijo...

Pues sí, Mister, ¿ves como le he hecho un favor? A mí es que me van las cosas filosóficas y profundas. ¡Qué cosa es la vida!

Abrazos.

Santiago dijo...

En una ocasión escuhé en la barra de un bar a un viejo beodo, mientras se rascaba la barba aturdido por la complejidad de la existencia, decir: "Hay que ver la cantidad de cosas que tienen las cosas".
La sabiduría de los viejos, a veces no es más que un proceso de simplificación que lleva a la esencia de la cuestión. Tal vez tenga algo que ver aquello de "in vino veritas". Yo creo que sí.
Un abrazo

Troglo Jones dijo...

Hola, Santiago:

Je, je, menudo séneca. Aunque a veces la concentración en lo simple te acerca a la verdad.

Lo que no tengo yo muy claro es eso de "in vino veritas", pero esto ya es tema de una tesis.

Un abrazo.

Mamen dijo...

Y aprovechaste también para "robarle" la frase para tu blog.

Fíate tú de los amigos con sombrero.
..
.
.
;-)

Troglo Jones dijo...

Mamen, que de esta frase no tiene copyright, a ver qué pasa.

Nunca se sabe qué se oculta debajo de un sombrero.

Beso.