lunes, 1 de diciembre de 2008

Bix

Bix. Palabra corta, contundente, que suena a jazz. Como Monk. Como Bud. Como Bird. No hace falta añadir más.


Una palabra que llega desde la noche de los tiempos. Bix. El fantasma de un cornetista muerto hace más de tres cuartos de siglo. Recuerdo algunas entrevistas, conversaciones con músicos de jazz en las que, de repente, alguno, muy mayor ya, decía:


- Yo llegué a tocar una vez con Bix Beiderbecke.


Y lo decían con un tono como de estar en misa, casi de susto, como si dijeran:


- Un respeto, que yo he comido con la reina de Inglaterra.


¿Qué tenía este hombre, que pasó como un meteoro por el mundo del jazz, para que se le siga recordando con ese respeto? Bix, la gran esperanza blanca. Como tantos otros, una personalidad compleja con una amiga peligrosa: la botella. Los locos años veinte. La Ley Seca. Y Bix bebía, bebía y bebía. No sólo fue un músico legendario. Fue un bebedor legendario.


Bix. Siempre me gusta recordar esta anécdota. Cuentan que, en una de sus “malas rachas”, sin un duro, acosado por la depresión, se refugió en casa de un amigo. Cuando este amigo regresó a su casa después de un corto viaje, se encontró a un vecino en el portal. Éste le dijo: “Su amigo lleva varios días tocando hasta las cinco de la mañana”. El amigo de Bix, horrorizado, contestó: “¡No sabe cuánto lo siento! Está pasando un momento difícil, pero ahora mismo voy a hablar con él seriamente, no volverá a ocurrir, se lo aseguro”. El vecino, sorprendido, exclamó: “¡No, no, no me ha entendido! Por favor, no le diga nada. Deje que siga tocando”.


Y es que, fijaros, Bix era tan bueno que los vecinos preferían oirle tocar en vez de dormir. El flautista de Hamelin del Chicago, años 20. ¿Será verdad esta hermosísima leyenda urbana? Ojalá. Ojalá lo sea.


1927 fue el gran año de Bix. Aquí os lo dejamos, con el grupo de su amigo Frankie Trumbauer. La banda es buena, aunque me parece que Bix, aún contenido, va por delante años. Decadas. Siglos. O así me lo parece a mí. Esto es “I’m coming Virginia”, y el breve toque mágico de Bix comienza en 1:28, más o menos.


Leon Bismarck “Bix” Beiderbecke murió en agosto de 1931. La causa oficial de la muerte fue neumonía y edema cerebral. Lo que le mató fue la bebida, especialmente el alcohol ilegal trasegado durante la Prohibición. Tenía 28 años.



17 comentarios:

Mr Blogger dijo...

Cuanta gente mataría por no dormir gracias a este hombre. Lamentablemente, no dormimos gracias al chunda chunda de turno...

Troglo Jones dijo...

Toda la razón, Mr.Blogger, ese chunda chunda va a causar más de un edema cerebral. Ya sabes, aplícate el cuento y ten cuidao con el botellón.

Gracias por venir.

ESTHER dijo...

Bix amaba el jazz por sobre todas las cosas; en la única entrevista periodística que quizás le hayan hecho, le dijo a un periodista de Davenport, Iowa, su ciudad natal: "El humor del jazz es rico y está lleno de esfumaturas. Hay un tipo de jazz que es tan banal que hasta hace reír a los pollos. El otro jazz, en cambio, es sutil, irónico y amargo. Algunas veces puede ser grotesco y estar lleno de angustia. Incluso en manos de algunos compositores blancos refleja los casi olvidados sufrimientos del negro. El jazz tiene elementos negros y elementos blancos, y cada uno de ellos ha influido sobre los otros. En sus formas más recientes parece que la satisfacción de la raza blanca haya arrojado un poco de luz sobre la angustia del negro."....

Bix fue el primer músico blanco de jazz de gran categoría. Objeto de culto y nostalgia, su figura, que trasciende los límites de la obra y genera leyenda, se ha difundido a lo largo de la historia del jazz como paradigma de creatividad, independencia, inventiva y pureza artística.

Todo está escrito por tu amigo Carlos Sampayo en "Los 100 mejores discos de jazz". Y el disco elegido es Bix Beiderbecke Complete Edition, Vol.3.

Un fuerte abrazo y muy bonito post. Decirte que a Bix lo descubrí hace muchos años y me gusta mucho. Besitos.

Troglo Jones dijo...

Hola, Esther:

Gracias por tu fantástico comentario. Nuestro amigo Bix sigue teniendo una inmensa sombra, a pesar de su corta carrera. Al tocar con Paul Whiteman, esa inventiva quizá se vió bastante limitada. Por otra parte, era la orquesta más famosa de entonces, y Whiteman se portó muy bien con él.

Mi amigo Carlos Sampayo es un grandísimo conocedor del jazz y un excelente guionista de cómic. Quien no le conozca, es urgente que busque algo suyo ya, de jazz o de cómic. O de los dos.

Besotes.

ESTHER dijo...

No sólo lo mató la bebida... "murió de desilusión y equivocaciones." En una ocasión, Bix, definió como insignificantes los resultados obtenidos como músico de jazz. No era una pose, era uno de los síntomas de una desazón interior que lo conduciría a la autodestrucción y a la muerte prematura.

Toni Amengual dijo...

Un post maravilloso, Troglo. Y qué decir de los comentarios.

Qué tio Bix. Ojalá mis vecinos dijesen lo mismo de los ratos en que estudio con la trompeta. Bueno... siendo honesto, me conformaré con que no me protesten...

Larga vida al jazz y a ustedes, ilustres aficionados.

Un saludo desde Mallorca.

solojazz dijo...

Hay una longevidad honesta y atrayente en la corta vida y obra de este Hombre del Jazz. Contrapuesta a la de un "Hawk" digamos.

Maravilloso es una buena definición para esta entrada y los comentarios arriba. Gracias amigo Troglo.

Un abrazo

Félix dijo...

Mis vecinos, en cambio, escuchan la tele a toda pastilla hasta la una o las dos de la mañana, salvo los fines de semana.

Para mí, Bix fue la piedra angular sobre la que se construyó todo lo demás.

Dani dijo...

Maravilloso. La verdad es que el Jazz siempre ha sido lo mejor.

Recuerdo una frase de un odioso alejandro sanz donde decía que no entendía a los "Jazzeros". Que no hacían musica porque se ponian a tocar y no paraban. Vaya inculto.

Lo bueno del Jazz siempre ha sido la improvisación y eso siempre ha salido bien en estudio y en directo.

Fabuloso Troglo!

Dr.Krapp dijo...

Es curioso, esta mañana llevaba los cascos puestos cuando iba al trabajo, llevaba un buen rato escuchando en el MP4 grandes big bands cuando de repente, sin que lo esperase, llegó Bix con su Clarinet Marmelade y todo se volvió íntimo y acogedor a pesar del -1º. Entré en el Deezer y me puse a oír temas del maestro hasta hace un rato. Luego veo tu blog y leo tu hermosa entrada, Troglo. Creo que definitivamente hoy, 2 de diciembre, va a ser el Día de Bix. Seguro y además se lo merece.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Sí, Esther, un hombre difícil, torturado. Hubo muchos como él en el jazz, antes y después. Por cierto, otro cornetista legendario, Buddy Bolden murió el mismo año que Bix, tras casi 25 años en un manicomio. Si alguna vez hablo de él será sin grabaciones, porque no hay.

Bienvenido, Toni. Gracias por tus palabras. Confórmate con que no te denuncien. Esperamos poder escuchar tu trompeta. Invítanos a Mallorca, je, je.

Hola, Solojazz, gracias por tu comentario. Sí, quizá son dos opuestos. Recuerdo también a Benny Carter, sólo 4 años menor que Bix, y que murió 70 después, prácticamente sobre un escenario.

Hola, Félix. Los vecinos coñazo son lo peor. Lo bueno es que en esta casa la gente tiene muy mala hostia, entonces en cuanto oyen ruido, llaman a la policia directamente. No funciona mal.

Bix fue una gran influencia, hasta sobre Chet Baker o Miles. Era tremendamente distinto de Armstrong, contemporáneo suyo.

Salud, Dani. Debe ser que el único que hace música es él. La madre que lo parió. En fin, oye, a ver cuando te oimos cantar jazz, que tú tienes facultades.

Resumiendo, como decía Homer Simpson: ¿por qué será que las historias de degradación y fracaso gustan tanto a la gente? No lo sé, así ha sido siempre.

Gracias a todos.

Troglo Jones dijo...

Como decía Bugs Bunny, "what's up, doc?" Nos hemos cruzado, Dr.Krapp. Casualidades, parece que Bix tiene voluntad propia. No es mala idea hacer "el día de Bix". Ponemos su música, nos disfrazamos todos de gangsters de Chicago y nos ponemos ciegos de whisky de garrafa, je, je. ¿Se puede ser más feliz?

Un abrazo.

Dani dijo...

Cuando quieras te paso el "Brother can you Spare a Dime" canturreado por servidor. Saludos!

Troglo Jones dijo...

¿Qué me dices, Dani? Si eso lo cantaba Bing Crosby. Es una canción con posibilidades, je, je. ¿La tienes colgada en algún sitio?

Mamen dijo...

Me ha gustado mucho. Justo entra en el 1.28 sí, que he estado contando para escucharle bien :-).

Ya quisiera yo un vecino como Bix, pero con el fantasma me conformo.

Es que no hay nada peor que tener unos vecinos con un Karaoke recién comprado. Es insoportable, de verdad. Vamos que ya quisiera yo inclusi a Dani como vecino, que al menos canta bien, jajaja.

Troglo Jones dijo...

Hola, Mamen:

No sé, yo no estoy tan seguro de que Bix fuera buen vecino, je, je. Llevaba una vida un poco disoluta.

Hay gente que es la leche, se cree que deseamos escuchar sus berridos. Claro que muchos cantantes suenan igual si no retocas la grabación. Dani hay que reconocer que no lo hace mal, canta casi mejor que el loro, je, je.

Salud.

Dani dijo...

jaja. Bueno bueno. Se agradece lo que leo.jaja No la tengo posteada en ningun sitio. A ver si busco hueco y la subo.