martes, 9 de diciembre de 2008

Flip

Recuperamos hoy a un saxofonista que, a pesar de pasarse 50 años dando guerra, la mayoría de la gente no recuerda, o recuerda muy poco, Flip Phillips. El bueno de Flip, Joseph Edward Filipelli de nacimiento, trabajó en bandas como la de Benny Goodman, Red Norvo, o incluso con la de uno de los músicos de jazz más peculiares que en el mundo han sido, el trompetista Wingy Manone, al que faltaba el brazo derecho (llamándose Manone, parece cachondeo). El más importante de todos, sin embargo, fue su trabajo con Woody Hermann, donde formó parte del famoso First Herd, o “primera manada” del amigo Woody.


Flip fue un músico activisimo en el famoso “Jazz at the Philarmonic”, aquellos conciertos organizados por el empresario Norman Granz, que unían a músicos swing con músicos bop en una especie de grandes jam sessions. Aquí traemos uno de estos, el de septiembre del 47, en el Carnegie Hall de Nueva York. Siempre se asocia a Flip Phillips con este tema, “Perdido”, de Juan Tizol. A Flip le encantaban esas “batallas”, en las que los músicos se medían entre sí, y aquí está especialmente eléctrico, haciendo quizá la interpretación más recordada de toda su carrera. Os recordará un poco a su gran influencia, “Big” Ben Webster. Con 80 años, Flip todavía hacia estas cosas, pegándose con saxofonistas decadas más jóvenes.


Para que no os volváis tarumba, os dejo el orden de los solos: empieza Flip, como no podía ser menos; sigue la trompeta de Howard McGhee, el eslabón perdido entre Roy Eldridge y Fats Navarro, otro olvidado de campanillas; después, otro saxo feroz, el de Illinois Jacquet (y no es un apodo, se llamaba así), definidor de esa escuela “texas tenor”, y que más adelante se atrevió también con...¡el fagot!; solo de piano a cargo del gran Hank Jones, más información sobre este monstruo en el blog de nuestra amiga Esther; y cierra la cosa el trombón de Bill Harris, otro de los buenos del rebaño de Hermann. Aunque no tengan solo, no me olvido del bajista, Ray Brown, y el batería, Jo Jones. Casi nadie al aparato.


16 minutos de puro espectáculo. Escuchar a la gente dar gritos. Da gusto.



11 comentarios:

ESTHER dijo...

Ya me gustaría poder estar allí dando gritos, palmadas o simplemente calladita y alucinando y disfrutando. OhohohoooooooooH! Estoy oyendo ya a Illinois Jacquet.... para páaaaaaa pa ra páaaaaa pá pá pá pá páaa parapaparapara..... qué bueeeennnnoooooo... uhmmmm silencio llega el sólo de hank jones... qué elegante... plash plash plash... bill harris... qué? que bill harris hace su sólo de trombón... chistttttt... oyes a Ray?... platillos sutiles de jo jones.... qué te ha parecido el sólo de Flip?... muy bueno.


GENIAL. BESOTE.

ESTHER dijo...

la la la la la perdidooooo, perdido perdiiiiidoo, la la la , perdido, perdido tu tu tu...

Troglo Jones dijo...

Ja, ja, contigo da gusto, Esther. Cómo lo vives.

De parte de Flip, el resto de la banda y mía, gracias por disfrutarlo tanto. Para ti lo hacemos.

Un beso.

T. Amengual dijo...

Genial.
Qué Swing (con mayúscula).

Saludo.

Félix dijo...

Eres una enciclopedia, jefe.

Vaya temazo.

Dr.Krapp dijo...

Se ve que los músicos siempre se esmeraban cuando tocaban en el Carnegie.
Habría que hacer un monumento a Woody Hermann por la cantidad de maravillosos músicos que le rodeaban y a los que les sacaba toda la música que llevaban dentro. De su orquesta salieron grandes figuras posteriores del cool y del hard bop.
La interpretación de Flip Philips me recuerda a Paul Gonzalves con Duke. La trompeta de McGhee es un ejercicio de auténtico virtuoso con un talento fantástico para las notas altas. El solo de Illinois Jacquet se vuelve casi sublime cuando desde un tono suave va subiendo y subiendo hasta alcanzar una textura de capas de sonido que se suceden de una forma muy dinámica. El trombón de Bill Harris, del que ya había oído hablar, es sencillamente excepcional.
Extarordinario todo.

Troglo Jones dijo...

Muy buenas:

Gracias, Toni, de vez en vez, un poco de marchuki.

Gracias, Félix, tú tampoco estás mal, je, je. Me alegro que te guste.

Gracias, Dr.Krapp. Eres un sibarita de la música, voluptuoso y pecaminoso en tus descripciones, je, je. Sí, volveremos con colegas de Woody.

Un abrazo a todos.

Mr Blogger dijo...

¿el rebaño de Hermann? animalitos :P

Mr Blogger dijo...

Juer, me dio tiempo de leerme y comentar todas las entradas (menos una, y por que también tiene música y estaba esperando que terminara la de ésta :P)...

Troglo Jones dijo...

Mister, tampoco es necesario, si se te han pasado algunos, que me comentes todos los posts de una vez, hombre, ja, ja. Pero se agradece mucho el trabajo, tío.

No es coña que los llamaban "rebaños". Y sí, este interludio musical es un poco largo, pero merecía la pena.

¡Tú si que eres un comentarista cumplidor! Un abrazo.

Mr Blogger dijo...

Si no hubiera tenido que comentar no hubiera comentao en todos (aunque algún comentario me podía haber ahorrao :P)...