martes, 30 de diciembre de 2008

In Memoriam: Freddie Hubbard


Ayer se nos fue uno de los grandes, Freddie Hubbard. Trompetista en la tradición Clifford Brown-Lee Morgan, para mí ha sido uno de los gigantes del jazz. Siempre me gustó especialmente.


Creo que no exagero si digo que Freddie ha tocado con todo el mundo. Y su trompeta, además de en sus propios discos, está en algunas de las grabaciones más importantes que se han hecho en el jazz, como “The blues and the abstract truth”, de Oliver Nelson, “Out to lunch” de Dolphy, “Maiden Voyage” de Herbie Hancock, “Speak no evil”, de Wayne Shorter...y tantos otros.


Freddie compuso este “Lament for Booker” en memoria de su amigo el también trompetista Booker Little, fallecido a los 23 años. Que nos sirva hoy como un “Lament for Freddie”, y como un homenaje a toda su música. Le acompañan James Spaulding, flauta, Herbie Hancock al piano, Reginald Workman al bajo y Clifford Jarvis, batería. La foto es de Francis Wolff.



10 comentarios:

ESTHER dijo...

Ya decía que la foto era buena, claro, es del gran fotógrafo Francis Wolff. Qué suerte tuvo de poder fotografiar a los grandes del jazz y además en estudios de grabación. Relajado, tranquilo y entre músicos. Eso es justo lo que me gustaría a mi.

Qué bien suena, Lament for Booker. Un Lament for Freddie, muy bonito. Por suerte para todos nos quedan sus discos y su música y sus fotos. Ah! Todos los discos que has nombrado los tengo. Todos muy buenos.

Despedida romántica para despedir el año, el tema es genial. ¿De qué disco es?

ABRAZO.

Troglo Jones dijo...

Hola, amiga. Bonita foto, sí, me gustó en cuanto la vi en su día.

Una pena que cerremos el año con uno menos, pero así es la cosa. Disfruta de Freddie en todos esos discos. Este "Lament for Booker" está en "Hub-Tones", una de sus muchas grabaciones con Blue Note.

Otro abrazo, de los grandes.

Mr Blogger dijo...

Se ha ido, pero queda su trompeta. Que no es poco.

Troglo Jones dijo...

Sí, Mister, conservamos su trompeta, su música. No es poco, es cierto.

Un abrazo.

solojazz dijo...

“Todos le escuchábamos; tenía un gran sonido y un extraordinario sentido del ritmo. La principal característica de su estilo era la exuberancia”. Wynton Marsalis.

Afortunadamente, para quienes no lo hallan escuchado queda para la posteridad su extensa discografía y este emotivo post, donde, como Dexter Gordon en la película Round Midnight, parece interpretarse a sí mismo, Freddie en la foto, parece contemplarse (desde el otro lado de la medianoche) tocando su propio lamento.

Pienso, Troglo, que tampoco sería exagerado decir que toco en todo el mundo. Por aquí tuvimos el placer de escucharlo hace unos 20 años.

Descanse en paz.

Troglo Jones dijo...

Hola, amigo Armando:

Wynton es otro perfeccionista, como lo fue Freddie. Sí, ya lo creo que tenía un gran sonido.

Siempre es un privilegio escuchar a Freddie. Y leerte a ti, amigo. Preciosa esa imagen de que Freddie se ve a si mismo desde el otro lado de la medianoche.

Un abrazo, y muchas gracias por tu visita.

Félix dijo...

Por cierto, acabo de enterarme por tu blog de lo de Freddie Hubbard. qué mal termina el año.

Un saludo.

Que sea mejor el que viene. Y a ver si me pongo al día con todos los blogs.

Troglo Jones dijo...

Pues sí, Félix, acabamos con una pérdida grande. Esperamos lo mejor del año que empieza. Eso, eso, ponte al día, que nos tienes abandonaos.

Un abrazo.

T. Amengual dijo...

Descanse en paz Freddie Hubbard.

Creo que llevaba 20 años desaparecido de la escena jazzística. Ni falta que le hacía. Ya lo había dicho todo, ya había llegado al olimpo, con Lee Morgan, con Clifford Brown, con Louis Armstrong, Miles Davis y alguno que me dejo.

Un MONSTRUO a la trompeta. Con mayúsculas. Yo no sé como no rompió una a soplidos. Qué bestia, cómo tocaba.

Pues nada, la vida sigue. Como se dice en estos casos, por lo menos nos quedan los discos.

Troglo Jones dijo...

Cierto, Toni, un verdadero monstruo. Los últimos años, problemas de salud, algunos discos un poco alejados del jazz, no fue lo mismo. Pero ha sido un trompetista, un músico mayúsculo. Seguiremos escuchándole siempre.

Salud.