viernes, 10 de abril de 2009

Alastrar

Aunque no haya nadie para leerlo (es lo que tiene la Semana Santa) me resulta imposible resistir la tentación de publicar alguna chorrada importante de las mías. El problema es que, a veces, no se sabe muy bien qué decir. ¿Será que ya se ha dicho todo? No, no, seguro que aún quedan palabras por decir. Voy a buscar un momento en el diccionario, a ver si encuentro algo que todavía no haya dicho, a ver...¡mira, qué buena esta, alastrar! Eso significa “echar hacia atrás las orejas una bestia en señal de querer morder o embestir”. ¡Magnífico, surrealismo puro! Esa palabra no la había dicho nunca, así que la voy a decir ahora mismo, ejem, ejem: ¡alastrar! ¡Y suena bastante bien! Ya sabéis, esa sensación que tenéis en las orejas cuando veis por la tele a los del G-20 es que estáis alastrando. No es de extrañar. Fíjaros, un síntoma que yo tenía y no sabía cómo se llamaba. Bueno, voy a sacar en procesión al loro.

8 comentarios:

Dani dijo...

El loro a procesiones? uy que raro. creia que iba a aprovechar para hartarse de "güisky" toda la semana.

Saludos

Mr Blogger dijo...

¡alastrar! pues si pues si, es como esquizofrenia hipocondrialina galopante pero en elegante...

Ralph dijo...

Si Troglo los del G-20 nos van a "alastrar" de clisis en clisis, je je je, un saludo.

Troglo Jones dijo...

Santos saludos:

Dani, es que la famosa "procesión del loro" consiste en un vía crucis por todos los bares y tabernas del barrio. Cuando llevamos 300, ascendemos a los cielos directamente.

MrBlogger, no digas cosas raras, que pareces un político. Je, je, no es coña, que sale en el diccionario.

Je, je, sí, Ralph, en el más "pulo" estilo Ku Ñao. Siempre me he preguntado de que es la G, lo sospecho. No me voy a pasar, creo que, como están todo el día riéndose de la peña, le queda mejor llamarse JEJE-20.

Abrazos a todos.

Hector Aguilera S. dijo...

Troglo, hay que andar con mucho cuidado, ya que el mundo hoy día está lleno de "alastreros", que al menor descuido se lanzan impulsados por la envidia, la codicia y otras menudeces.
Un abrazo y si no encuentras wisky, en estos tiempos vino de misa.
Saludos,

Troglo Jones dijo...

Saludos, Héctor:

A falta de güiski, bueno es el vino, sea de misa o no. Los alastreros que tú dices, esos nunca escasean.

Abrazos.

ESTHER dijo...

A mi se me esta poniendo cara de Alastrar!! desde hace mucho tiempo. Y no creo que la pueda cambiar con todo lo que esta pasando continuamente.

Cuidado que las procesiones son muy aburridas, y el ritmo del tambor no te quiero ni contar. Ay! Si estuviera Blakey por ahí podría hacer una de las suyas y revolucionar el ritmo aburrido de las procesiones. Me estoy imaginando a Ornette Coleman tocando en una procesión su saxo de plástico y a Anthony Braxton dando caña.... ja ja ja Qué haría la gente?

besotes.

Troglo Jones dijo...

Yo creo que lo de alastrar es bueno para el cutis, Esther, je, je. Es el consuelo que nos queda.

¿Una procesión jazzera? Pues habría que inventarla. Se lo decimos a Sebastián, que seguro que se apunta.

Abrazos.