viernes, 15 de febrero de 2008

Delirio nº 51

Bueno. Empieza a pesarme un poquito la semana. Ayer, hasta las diez y pico de la noche dando clase. Que yo sea profesor en algún máster da una idea de la irresponsabilidad que hay en el mundo. ¿Qué podemos esperar después de la juventud? Pero es lo que tiene ser Director de Operaciones, que pareces algo. Normalmente, no tienes ni puta idea de lo que hablas, pero lo dices con una seguridad que la gente hasta toma apuntes.

Realmente, lo que hago cuando doy clase es enviarles mensajes subliminales, les hipnotizo sin que se den cuenta, y les convierto en “durmientes”. Tienen una sugestión posthipnótica, de modo que cuando oigan la palabra “luisaragonés” ejecutarán su misión, arrojando el televisor por la ventana y saliendo a la calle a arrancar los números de los portales. Esto provocará que las cartas no puedan ser entregadas, porque el cartero no sabrá el número del portal, y no se molestará en contarlos, porque es un coñazo. Al no recibir correspondencia, la gente no se enterará de que en Corporación Dermoestética tienen una oferta de 3 tetas por 2, por ejemplo. La industria nacional se hundirá, será el caos, llanto y crujir de dientes. Esto me permitirá ejecutar mis planes de dominación mundial. No puede fallar.

El que avisa no es traidor.

5 comentarios:

Mamen dijo...

A mí después de conocer a un profesor universitario y a uno de instituto, se me ha caído del pedestal la imagen que tenía yo del profesor de mi época de estudiante. Siempre tan respetable, tan "intocable".Y me pregunto cómo serían en realidad los profesores que me dieron a mi clase en la universidad y en el colegio porque seguramente no eran como yo los veía. Y hora leyéndote a tí pues..jaja.
¡Qué bah! (es broma, como siempre). Mientras les mandes mensajes subliminales del tipo tirar la tv por la ventana, ya estás haciendo buena labor. Saludos ;-).

Mamen dijo...

Perdón. "Ahora", no "hora". Mi teclado siempre tiene hambre.

Erradizo dijo...

No podía imaginar que su plan era tan enrevesado señor Troglo, aunque ahora me surje una pregunta ¿para qué los billetes de 200 euros? :P

saludos.

ecidonchajazz dijo...

jaaaaaa ja ja ja ja me río muchísimo contigo troglo jones, eres genial de verdad.

un abrazo.

Troglo Jones dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Da gusto con vosotros.

Mamen, haz el favor de no compararme con un profesor universitario. Esa estirpe es peor que la de los mandarines.

Señor Erradizo, los billetes de 200 euros nunca estorban. Sigo esperando el suyo.

Esther, ¿qué haces levantada tan tarde? Este blog debe ser leído en horas de trabajo.

Abrazos for everybody.