domingo, 6 de septiembre de 2009

Cuentos de los mandarines: el futuro de la estirpe

El mandarín Ku Ñao, dragón de los negocios, contaba tranquilamente monedas de oro en su imperial despacho, cuando fue interrumpido por su discípulo, Par Di Yo:


- ¡Albricias, Maestro! – dijo Par Di Yo – La Pren-Sa trae una noticia que creo regocijará a vuestra mandarinez.

- Par Di Yo, mulo del desierto, sabes que yo, de la Pren-Sa, sólo leo los deportes y la Te-Le. ¿De qué noticia hablas, mosca de los lotos?

- Aquí está, Maestro. ¿Es o no es una noticia de impacto?

- A ver. Par Di Yo, ¡acércame mis celestiales Ga-Fás, tortuga somnolienta! ¡Hum, veamos! “Un 20% de los estudiantes que van a terminar su máster en Administración de Empresas en la Universidad de Harvard han prestado un juramento por el que se comprometen a ejercer su carrera de manera ética”. ¡Pero, pero,...pero esto es magnífico, Par Di Yo! ¡Jo, jo, jo! ¡Qué notición!

- Maestro, ya sabía yo que os gustaría.

- ¡Jo, jo, jo, jo! ¡Qué bueno! ¡Ja, ja, ja! ¡Jua, jua, jua! ¡Argf! ¡Aaarghf! – el mandarín Ku Ñao, poco acostumbrado a las carcajadas y otras expansiones del humor, se atragantó gravemente - ¡Aaaargf! ¡Qué me ahogo, Ko-Ño!


Par Di Yo, consciente de su deber, reaccionó con agilidad de ardilla, auxiliando a su maestro con la aplicación de contundentes golpes en la espalda (algunos con el puño cerrado).


- ¡Aaaargf! ¡Aaayy! ¡Par Di Yo, no me des tan fuerte, serpiente traicionera! ¡Grrr! ¿Aprovechando la situación, eh?

- Maestro, mi única preocupación es vuestra salud.

- Ya te ajustaré las cuentas, simio taimado. En fin, mi buen humor no puede ser perturbado, je, je, je. ¿Te das cuenta del significado de esta noticia, Par Di Yo, jumento de dos patas? ¡El futuro de la estirpe mandarínica está asegurado!

- Así es, Maestro.

- Ya que hay un 80% que no han firmado ese juramento, esto significa que no van a ejercer su carrera de manera ética, je, je. ¡Como debe ser!

- Maestro, y no olvidemos que muchos de los que lo han firmado será de mentirijillas, o luego se lo pasarán por el forro de los mandarines.

- ¡Exacto, Par Di Yo, je, je! Veo que mis enseñanzas dan resultado y se extienden por el mundo. Todo va según lo previsto, y el mal seguirá dominando la tierra por muchos siglos. Esto hay que celebrarlo. ¡Par Di Yo, caracol aletargado, traeme un Pu-Ro de los gordos, que me lo voy a encender con las enseñanzas de Confucio!

- Oigo y obedezco, Maestro.


Y así fue como el mandarín Ku Ñao observó que sus enseñanzas y ejemplos eran eficaces y se extendían por la tierra. Y los escribas lo recogieron en sus históricos versos:


En este mismo momento

que tu cartera he mangado

te digo: ¡menos lamentos!

No tengo que ser honrado

pues no firmé juramentos.


P.D: Juro que la noticia es real, salió en julio, en El País. Aquí la tienes.


9 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

¿Acaso crees que vamos a dudar de un Director de Operaciones? A no ser que además tengas un master en Administración de empresas ¿Entonces como podríamos fiarnos de ti?
En la duda, me alegro de que exista esa juramento, aunque visto el caso que se le hace al de Hipócrates, no Hipócritas, da mucho que pensar.

Mamen dijo...

Vaya chorrada (con perdón). No la historia de los mandarines, que es muy buena como siempre, sino la noticia. Te hace desconfiar desde este mismo momento, jeje.

Dios nos pille confesados.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Doc, de los directores de operaciones hay que dudar por sistema. A mí me parece una noticia surrealista. El juramento debería darse por obvio, en cualquier profesión. Sin embargo, ¿el 80% no lo firman? Alucino.

Mamen, la noticia es de las que me gustan, kafkiana a tope. Lo que me asombra es que viene firmada por un tal Peter Singer, que curiosamente es el nombre de un muy conocido profesor de Ética. Supongo que será casualidad. Lo que me alucina es que se trata como algo positivo, y a los que preguntamos por el otro 80, nos llama "cínicos". Más bien realistas.

Abrazos.

ESTHER dijo...

Ética en general en el mundo queda bien poca. Además parece que la gente está acostumbrándose a ello. Sólo mira a los politicastros.

Y es una pena porque si la ética se pierde nos vamos todos por la borda. Bueno, ya nos hemos ido.

ggg muy buena tu historia como siempre.

Besos de tortuga somnolienta.

artal dijo...

la realidad siempre supera a la ficcion

Mr Blogger dijo...

Cachorrillos... un par de untadas y juramento olvidado

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Esther, es que ya no guardan ni las apariencias. Antes, por lo menos, disimulaban. Va a haber que dar dos puñetazos en la mesa.

Artal, es cierto, aunque a veces pensemos que es una frase hecha. La realidad es completamente alucinante. Ser consultor, por ejemplo, es como un sueño de borrachera de anís del mono (aunque yo sólo bebo anís del loro), pero real.

Mister, eres un cínico, je, je, como dice el del periódico. Lo cierto es que, en determinados ambiente, es difícil mantener ciertos principios. Te miran como a un extraterrestre.

Abrazos a todos.

Ralph dijo...

Se podría leer el titular de otra forma, hay un 80% de los que sabes a que a tenerte, en el resto está el peligro ;)

Troglo Jones dijo...

Je, je, pues sí, Ralph. Por lo menos, sabes por dónde vienen y te puedes proteger. Tenían que llevar un pin en la solapa: yo no firmé el juramento.

Abrazos.