lunes, 30 de marzo de 2009

Portadas que me gustan


Esta portada es puro jazz. Ahora que la veo, me recuerda a una que puse hace poco de los neozelandeses de Twinset. En ese paisaje nevado están Ornette Coleman con gabardina, el bajista David Izenzon, el blanco, y el batería Charles Moffett, que tuvo cuatro o cinco hijos músicos, por cierto. The Ornette Coleman Trio, en directo en el “Golden Circle”, o “Gyllene Cirkeln” de Estocolmo.


Con Ornette siempre hay muchas discusiones. Mucha gente no soporta gran parte de su música. Incluso yo no la soporto a veces. Es angulosa, difícil, estrafalaria,...pero era capaz de hacer música hermosísima. Sí, hermosa es la palabra, aunque suene extraño. Y tiene algo más. En un momento dado, se atrevió. Osó. Se la jugó. Hizo lo que nadie hacía. Y te puede salir mejor o peor, pero sólo el atraverse, para mí, es muy importante. Es la esencia de ser artista.


Y, volviendo a la portada, ¿adivináis de quién es la foto? Pues sí, Francis Wolff, qué raro. ¿Y el diseño de la portada? Reid Miles, ¡qué sorpresa!, je, je.

10 comentarios:

artal dijo...

portada y disco favorito. ¡discazo!. para mi la música de ornette ("papa ornette") no tiene nada de dificil. es/fue la evolucion natural del be bop. saltarina, con algun angulo, pero totalmente apegada a la ortodoxia y a la tradición que dinamitó. no creo que "free jazz", buque insignia de su "revolucion", sea su mejor trabajo pero lo echaria en falta en una isla desierta. sin duda alli (pero mejor que no sea una isla, mejor un pueblecito perdido en las montañas, me llevaria sin duda la caja de atlantic (aquella que hablaba de que la belleza es una cosa mas bien rarita), pero me quedaria cojo. yo es que mas que del clasico cuarteto con cherry, haden, higgins soy de este trio. mas crudito, pero con uan capacidad de enganche....

Troglo Jones dijo...

Je, je, Artal, es que tú estás muy curtido en estas lides, pero hay mucha gente que le tiene miedo a Ornette Coleman. Y muchos, cuando lo oyen, le pierden el miedo, que es lo curioso. Necesitas, quizá, un cierto estado de ánimo para que te llegue.

De acuerdo contigo: es un disco apabullante, magnífico, con un trío que se toma todas las libertades. Y que gana cada vez que lo escuchas.

Saludos, y no me des envidia con lo del pueblecito perdido.

artal dijo...

a cualquier miedoso solo hay que ponerle el "lonely woman". creo que mi pobre "papa" goza de una leyenda negra mucho mas negra que la de felipe two.
lo de la isla desierta no me hace mucha ilu mas que nada por el rollo de arena de la playa, molestisima!!!!! (y luego una playa solitaria sin chicas en top less, ¡que rollo!:-)). asi que al pueblo perdido o incomunicado. bueno, unperro para salira dr un vuelta, unas cabras u ovejas por aquello del queso.... que vale que solitario y perdido, pero con servicios :-)

Troglo Jones dijo...

No hay como la mala fama para que te persiga siempre. No sé dónde la cogió Ornette, pero ahí está. A ver si conseguimos quitársela.

Con queso y vino, hay servicios suficientes, je, je.

Saludos.

solojazz dijo...

Me gusta la portada, Troglo. No he escuchado mucho de Ornette pero sé que desde finales de los 50´s se empecinó en "La forma futura del Jazz"

Saludos

Dr.Krapp dijo...

A mi no me disgusta para nada el Ornette más clásico que es el que conozco. Su célebre "Free Jazz", me parece muy divertido de la misma manera que me parece divertida la manera de tocar el piano de Monk.
El problema de Ornette es la modernez bohemia y chorras que se le pegó como una lapa y que luego le pasó factura. Tanto beatnik del tres al cuarto, con sus pipas, su barba intelectualillas y su impostada trascendencia nos hizo perder de vista al fantástico y cachondo improvisador que había detrás capaz de tocar hasta con un saxo de plástico.

ESTHER dijo...

Debo reconocer mi debilidad absoluta por las cubiertas de Blue Note. En general, todas me gustan. Mira, por ejemplo, ésta. Es fantástica. La fotografía de Wolff es buenísima. Qué foto más austera y qué perfecta. Y el diseño, composición, estudio de la tipografía, estudio de colores, contrastes, tamaños... es perfecta! Es el tipo de cubierta para enmarcar. Me encanta. Es increíble el dominio visual y gráfico de Reid Miles. Es un maestro del cual no paras de aprender diseño gráfico. Esto es Arte con mayúsculas.

Ornette Coleman es uno de los genios musicales del siglo XX.

Abrazote.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Me alegro que te guste la portada, Armando, y debes escuchar más a Ornette, je, je. Ahí ha estado el hombre, buscando la evolución del jazz. Es menos arriesgado repetir fórmulas, pero no quiso.

Doctor, puede ser que el esnobismo que rodea a ciertas personas les perjudique, y puede ser el caso de Ornette. Cierto además que todo eso alrededor te puede hacer perder perspectiva. Recibió también críticas muy duras de algunos compañeros de profesión, como Miles o Mingus.

Tremenda portada, Esther, que parece muy fácil, muy simple, pero de eso nada. Sin barroquismos es casi más difícil. Este podría ser, para mí, "el espíritu de la portada", je, je. Grandes Francis, Reid, y Ornette.

Abrazos a todos.

Mr Blogger dijo...

Parece como si los hubieran plantado allí, en medio del bosque...

Troglo Jones dijo...

Sí, Mister, parece que están ahí disimulando, haciéndose pasar por árboles, je, je. En el interior del disco hay varias fotos más en ese paisaje, estupendas. La portada del volumen 2 es igual, pero el amigo Reid, que era muy detallista, cambió los colores de la tipografía.

Saludos.