jueves, 12 de marzo de 2009

Puerto Rico

“Puertoo Ricoo, my heart’s devotion...”


¿Cómo? ¿Nunca habéis estado en Puerto Rico? Pues no sé a qué esperáis, la verdad. Sois una panda de baldaos, coño, sólo vais al Carrefur. Mi loro Puto Bocazas y yo, tras una más que generosa ración de whisky de garrafa nos hemos trasladado mágicamente allí. Y aquí estamos, sorbiendo unos cubatitas para que nos quite el efecto del whisky, je, je.


Calorcito casi de noche tropical en los madriles (ya sé que exagero, pero estoy trompa, ¿qué pasa?). Para ambientar, vamos con el saxofonista boricua David Sánchez, que tocó en su día con la United Nations Orchestra de Dizzy Gillespie, y luego ha grabado bastante. Así como hay latin jazz con más latin que jazz, la mezcla del tío Sánchez es bastante equilibrada, con una tendencia muy jazzy. A mí me mola.


Y el tema, nada menos que el “Lamento borincano”, superclásico de la tierra. Como no váis a Puerto Rico ni nada, pues no sabéis que los ritmos típicos son la “bomba” y la “plena”, y este “Lamento” es una plena, canción del pueblo y sus desdichas. Pero no suena como cuando la canta Caetano Veloso, no.


Acompañan a David su pianista de cabecera, Edsel Gómez, John Benitez al bajo, Adam Cruz a la batería, y los percusionistas Pernell Saturnino, Richie Flores, Juan Gutiérrez y Tito Matos.


Por cierto, ¿a qué no sabéis dónde me compré yo este disco? Pues sí, en San Juan de Puerto Rico. Porque yo lo valgo, ja, ja. "Boorinquéen, la tierra del edén,..."





8 comentarios:

solojazz dijo...

Vaya joyas las que le llevó el viento inclemente al viejo San Juan. Muy buenos David y compañeros músicos (¿De dónde te caen tantas perlas musicales, amigo troglo, si a mi una de vez en cuando. Y lo culinario? Me relamo al pensarlo. Debe tener un ligero toque canario que a ti te resultará familiar.

Saludos

ESTHER dijo...

Pues es verdad que no suena a lamento sino todo lo contrario, a mucha marcha.

A mi también me mola!

Beso.

Troglo Jones dijo...

Hola:

Armando, tanto como joyas...serán en bruto. La verdad que tengo un poco de mono de viajes, amigo Armando. A ver si puedo pasar a mandarinizaros. Me alegro que te guste.

Esther, David no da tregua en este tema, que en origen y en algunas versiones, es una canción tristísima. Tengo varios discos suyos, además de que colabora con mucha gente.

Abrazos borincanos.

Mamen dijo...

oye! Me ha gustado mucho. Me he movido aqui en la silla que da gusto.

Habrá que ir a Puerto Rico. Véte reservándome un pasaje.

Troglo Jones dijo...

Mamen, pide que te manden a la sucursal de Puerto Rico una temporadita. Cuando llegues, pregunta por un loro bastante macarra, que él se encarga de todo, je, je.

Abrazos.

Mr Blogger dijo...

Hay que ver con qué facilidad se mezcla y se asimila la música latina con el resto...

Dr.Krapp dijo...

Troglo ¿Los directores de Operaciones tiene tan buenas dietas como para hacer esos viajes o solo te conformas con mover el bullarengue?

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Es verdad, Mr.Blogger, la música latina mezcla muy bien, como el ron, pero no te creas que es fácil. Para fusionar hay que tener arte, que te puede salir un churro muy fácil. Como esos cubatas de Licor 43 con chocolate. Me pongo malo sólo de pensarlo.

Doctor, date cuenta que yo he estado por esos mundos de dios en calidad de director de operaciones, de gran visir, o de capullo mayor del reino, nunca de vacaciones. Así que claro que me pagaban esos viajes. Eso sí, respecto al bullarengue, procuraba moverlo todo lo posible, je, je.

Abrazos.