miércoles, 25 de marzo de 2009

Post 21

Bueno, creo que este mes debo estar batiendo el récord de entradas. Pero hoy no se me ocurre ninguna de mis chifladuras habituales, así que os contaré cualquier cosa, y listo. Continuo con mis proyectos de mandarinización de la sociedad, así que hoy me he reunido con un mandarín colega con el que suelo asociarme para hacer fechorias, y he tenido una de mis famosas “conference call”. Para los que no sepáis mandarín, una “conference call” son varias personas hablando por teléfono al tiempo, preferiblemente en inglés.


Así que hablábamos este galopín y yo con una posible clienta de empresa gorda que llamaba desde el extranjero, Suiza, o Austria, o Luxemburgo, o algo así. Era un país de pasta, seguro, porque hablaba muy bien y con mucha educación, una señora. Y ha sido uno de esos días donde empiezas a coger carrerilla y a proferir frases consultoriales y gurusescas a toda velocidad, sin respirar, enlazando una con otra, hasta que llega un momento (os juro que es cierto) que uno no sabe de qué coño está hablando. Así que la posible clienta estaba encantada, por supuesto.


- ¿Y me garantizan que con este plan todos mis empleados se volverán idiotas? – nos ha preguntado.

- Sin duda, hermosa doncella – hay que ser bastante pelota en esto – Tras este plan, le pedirán de rodillas que les baje el sueldo.

- Póngame cuarto y mitad.


Y así va el mundo. Luego diréis que no hay temas para hacer entradas. Si es que la vida es una comedia. A veces, de las malas.


Os dejo con una foto de París en primavera.



10 comentarios:

solojazz dijo...

Ala Troglo. Lo muy menos estuvistes en la legión o de consul honorario. ¿No es ese el boulevard que lleva al Quartier D'Orsay? je je.

Saludos

Ralph dijo...

Es lo que tiene una charla de 25 minutos bien concentrada al final le das un contrato en el que te cede todos sus bienes y como sigue ensimismada con tanto concepto mercantil te firma sin más. Es que lo que no hayan inventado je je je

Troglo Jones dijo...

Je, je, ya ves que tengo influencias, Armando. Y es que el ser director de operaciones da para mucho.

Saludos.

Troglo Jones dijo...

Ralph, te has colado cuando no miraba. El secreto es aturdirles diciendo continuamente y a gran velocidad cosas como "paradigma", "desempeño", "matricial" y similares. Y eso imagínate con dos mandarines, uno por cada canal auditivo. Al final, se les cambian los hemisferios cerebrales de sitio y firman lo que sea, je, je.

Abrazos.

ESTHER dijo...

Hola Troglo, una cosa ¿Dónde puedo hacer el curso de Mandarinato? Me han gustado esas palabras que usas como paradigma, matricial... ¿Tu crees que daré el pego?

Besotes paradigmáticos.

Troglo Jones dijo...

Esther, me has dado la idea de crear un máster de mandarinato, para sacarle pasta a la gente. A ti te haré descuento, je, je. Había por ahí una vacilada consultoril, consistente en un tablero de palabrotas de ese estilo, y resulta que podías decirlas en cualquier orden, y nunca significaban nada. Era una rayuela mandarínica, je, je.

Besos.

Mamen dijo...

Ay qué miedo me has dado. A veces envidia, a veces miedo...;-)

Troglo Jones dijo...

Mamen, si yo te aviso de nuestros tejemanejes, para que no te dejes liar, je, je.

Abrazos.

Mr Blogger dijo...

Eso es lo de troglo. A puto bocazas le habrán puesto una avenida con plaza y fuente con estatua incluidos...

Troglo Jones dijo...

No te creas, Mister, como está en la lista de los más buscados, tiene que disimular y pasar de incógnito. En el infierno seguro que tiene una plaza o dos.

Abrazos.