sábado, 9 de mayo de 2009

Culebrón

¡Por fin en casa! Pero, ¿qué pasa aquí, que hace un frío espantoso? En esta casa siempre hace un frío espantoso y se debe principalmente a que el maniaco de mi loro, Puto Bocazas, abre las ventanas de par en par y se pone a cantar a grito pelado. Mírale, ahí está, paseándose por el alfeizar, con esos andares que tiene.


- ¡NEGRA, NEGRA, NEGRAA, ES MI BANDERAAA!


Y encima, siempre canta este tipo de despropósitos. Así los vecinos creen que aquí hay una célula terrorista. ¿Una célula? ¡Un hígado entero!


-¡TÚ DICES QUE NO ME QUIEREES

PORQUE SOY UN ANARQUISTAA!

¿POR QUÉ, SI YO A TI TE QUIEROO,

AUNQUE MARXISTAAA?


¡Grrr! Este pajarraco provocador me va a buscar la ruina. ¡Seguro que ahora asoma la del primero!


- ¡Sinvergüenzas! ¡Delincuentes! ¡Antisistema! ¡O se callan o llamo a los antidistubios!


Ya sabía yo. Ahora, el maquiavélico del Puto Bocazas se echa para atrás, para que no se le vea la barriga y suelta, imitando a la perfección mi melodiosa voz:


- ¡Usté a fregar, tía bruja!


¡Grrr! ¡Grrr! ¡Ya me tiene harto! Pero con todo este follón todavía no se ha dado cuenta de que estoy aquí. Es mi oportunidad, me acercaré sigilosamente por detrás y le retorceré el pescuezo, je, je, por fin. Así, despacito,...ya casi le tengo a tiro,...ahora,...


CONTINUARÁ...


¡Ja, ja, ja! ¡Mira que me jodía a mí que me hicieran esto!


Bueno, celebrando que GoEar ya funciona, os dejo al loro cantando "Hijo del Pueblo", que es una de sus favoritas. Hay que reconocer que al Jorge Negrete lo clava.



9 comentarios:

solojazz dijo...

Yo le cortaba las dos puntas, Troglo, y lo usaba de pita colgadora interior de ropa ahora que llueve casi a diario. La figura me la sugieren los tendederos entre calles cercanas a la escuela de opera italiana donde audicionó sin éxito el inolvidable Jorge, para regocijo, como tu bien insinúas, de su pueblo. Eso de apuntarle, cual franco tirador con la trompeta de Miles. No hombre.

Saludos

Troglo Jones dijo...

Hola, Armando. Aquí también están cayendo algunos chaparrones de vez en cuando. Hay que tender la ropa en casa y soplar la trompeta para secarla. Salúdame a don Jorge si le ves.

Abrazos.

Ralph dijo...

Los loros son igual que los menores, pueden hacer lo que les plazca porque la justicia no los castiga. Así está el mundo je je je. Saludos.

Troglo Jones dijo...

Pero la justicia divina sí, Ralph. Y la troglesca también, je, je.

Saludos.

Mr Blogger dijo...

No se puede dejar al loro solo, que va y te la arma...

Troglo Jones dijo...

Lo que hay que dejarle es atado, Mister, pero es como Houdini.

Salud.

Mr Blogger dijo...

cuestión de probabilidades, algún día no será capaz de desatarse, como le pasó a Oudini... ¿o era que estaba cansado y fingió su propia muerte para robar la recaudación y largarse a vivir la buena vida a un apartamento en torrevieja?

Troglo Jones dijo...

¿Houdini en Torrevieja? Podría ser el título de una novela.

Abrazos.

Mr Blogger dijo...

o de una película de ozores, pajares, esteso y compañía...