lunes, 18 de mayo de 2009

Hasta luego

Pues se murió Mario Benedetti. El loro y yo nos vamos a tomar unos cubatas brindando por él. Y que le den por saco a la mandarinada de mañana.


EMBARAZOSO PANEGÍRICO DE LA MUERTE


La periodista me preguntó

si yo creía en el más allá

y le dije que no

entonces me preguntó

si eso no me angustiaba

y le dije que sí


pero también es cierto

que a veces la vida

provoca más angustias

que la muerte


porque las vejaciones

o simplemente los caprichos

nos van colocando en compartimientos

estancos


nos separan los odios

las discriminaciones

las cuentas bancarias

el color de la piel

la afirmación o el rechazo

de dios


en cambio la muerte

no hace distingos

nos mete a todos en el mismo saco

ricos y pobres

súbditos y reyes

miserables y poderosos

indios y caras pálidas

ibéricos y sudacas

feligreses y agnósticos


reconozcamos que la muerte hace siempre

una justa distribución de la nada

sin plusvalías ni ofertas ni demandas

igualitaria y ecuánime

atiende a cada gusanito

según sus necesidades


neutra y equitativa

acoge con igual disposición y celo

a los cadáveres suntuosos de extrema derecha

que a los interfectos de extrema necesidad


la muerte es ecléctica pluralista social

distributiva insobornable

y lo seguirá siendo

a menos a alguien

se le ocurra

privatizarla

12 comentarios:

antonio dijo...

no me gusta benedetti pero volvere a bisitar tu blog que si me gusta

Troglo Jones dijo...

Bienvenido, Antonio. Las dos cosas me parecen bien. Aquí ningún gusto es obligatorio.

Salud.

solojazz dijo...

Gracias por todo y que descanse de sus angustias, Mario.

Dr.Krapp dijo...

Puede que la muerte iguale, pero no es igual morir a los 90 en una lujosa mansión en la Costa Azul, como Picasso por ejemplo, que de desnutrición en el Chad con tres meses convertido en un esqueleto con la barriga hinchada y los ojos devorados pro las moscas.

ESTHER dijo...

Caray Krapp, qué dureza. Los ricos viven más y con mejor calidad de vida. La muerte es igual para todos. De repente desapareces de la tierra para siempre y jamás vuelves.

Me da pena que Benedetti no pueda escribir nunca más textos tan bellos.

Abrazo.

Dr.Krapp dijo...

El acto de morir es el mismo pero no la forma, el modo y las oportunidades. En un mundo injusto hasta la muerte es injusta, Esther.

ESTHER dijo...

Tienes toda la razón.

Mr Blogger dijo...

Por muy justo o injusto, dulce o espinoso, fácil o duro, rápido o lento que sea el camino que te lleve a ella, da que pensar el que al final todo el mundo acabe de la misma manera. Supongo que al final hay que darle más valor a lo que podemos hacer en la vida que a temer que pueda llegar la muerte.

Troglo Jones dijo...

Saludos a todos:

Antes o después, todos estamos en la lista. A mí me da miedo no dejar nada, no haber hecho nada que realmente valiera la pena. Siempre pienso que gente como Benedetti no tenía ese miedo. Pero a lo mejor sí, tanto o más que yo.

Abrazos, y gracias por venir.

El hombre 335 dijo...

Pues a mí el miedo, el puto miedo me paraliza muchas veces. Pero algunas (pocas, lo reconozco) me tira p´alante. Y si no, miro como se ríe de todo esto una enana que anda por aquí desde hace 1 año y algo, y se me pasa.
Por aquí anda también el inventario de Mario Benedetti. Voy para las páginas que me gustan.
Y yo no sé, Troglojones, pero para mí vale la pena leer tus cosas y como las cuentas: La gente que piensa es un bien muy preciado para este mundo loco.
Así que hala, yo también voy a pasar de los agobios de mis laburos y a vivir.
Un abrazo, hombre

Mamen dijo...

Otro bueno que se va, vaya semanitas.

Tiene mucha razón el texto, somos diferentes en vida, hasta en la forma de morir como dice Dr., pero ante la muerte todos somos iguales. Me recuerda esto a algo que me dijo mi padre una vez...tú cuando te creas que alguien es superior a tí te lo imaginas en el WC (por decirlo fisssnamente) y verás que es igual que tú, pues eso, ante el WC que ante la muerte, es lo mismo. Sabios consejos los de mi padre.

A mí también me da miedo pensar en ese momento, sobre todo porque es algo desconocido y porque me daría miedo que me sorprendiese sin haber hecho todo lo que quiero en esta vida. No quiero terminar diciendo..."¿¿Yaa??"

Pues eso.

Troglo Jones dijo...

Buenas:

Hola, Hombre. Ojalá lo enfocáramos todo con la facilidad de los niños. Gracias por tus palabras, para mí vale mucho que haya gente que lea lo que escribo y que le pueda servir para algo. Eso es lo importante. Pensar, pienso, pero sólo maldades, je, je.

Mamen, un poco escatológico el consejo, je, je. No, es broma, es muy real. Ojalá podamos decir, "Oye, hice un montón de cosas y me lo pasé bien".

Abrazotes.